Domingo, 21 de ene de 2018
Valledupar, Colombia.

Ismael CaballeroLa ciudad de Valledupar se abre paulatinamente a nuevas prácticas y conceptos ecológicos. El Primer curso internacional de bioconstrucción, organizado por la Fundación Reserva Natural Los Tananeos y el Instituto SION, hacen parte de esas iniciativas que invitan a replantear una relación totalmente distinta con el entorno.

Invitado para la ocasión, el profesor de arquitectura en la Escuela Técnica de Arquitectura Superior de Madrid, Ismael Caballero, expuso algunas de las problemáticas que conllevan el desarrollo continuo de nuestras sociedades a escala global. Sus comentarios marcaron el inicio oportuno de un curso que sirve para crear consciencia y hábitos de conservación del patrimonio.

Desde un principio, Ismael Caballero explicó que la actividad humana es agresiva con el entorno natural y esa agresividad se incrementa cuando no existe orientación o educación a nivel público.

Todo puede ser factor de contaminación. Nuestro consumo diario, nuestros desplazamientos pero también el lugar donde vivimos o la energía que usamos son susceptibles de contribuir a este fenómeno. “Hemos llegado a un punto en el que no sabemos si los materiales que se emplean en la construcción de las casas afectan la salud de los habitantes”, explica Ismael Caballero.

Sin embargo, esto no debe ser un motivo para la resignación. En cada hogar, y siempre partiendo del individuo, es posible mejorar las condiciones de vida y limitar el impacto de ciertas costumbres consumistas. Para eso es importante cuestionar la composición y la procedencia de los productos que usamos.

“Para que las personas sean sanas necesitamos un entorno sano”, comenta el profesor. La idea parece sencilla, y en realidad lo es. Se trata de abrir los ojos y tratar el entorno como si fuera nuestro: “Es nuestra responsabilidad de entregar un entorno saludable a las próximas generaciones”.

Queda por preguntar cómo se consigue ese objetivo. ¿Cuáles son las vías que tenemos para llegar a un entorno más sano?  Y la pregunta admite una respuesta evidente: la bioconstrucción, aunque Ismael Caballero le pone enseguida algunas condiciones: “Hay que empezar usando materiales locales. Todo lo que se promueve en desarrollo local es positivo”.

Pero eso no es todo. Hemos de cuidar el agua y la energía que usamos. “El agua es la esencia de la vida”, insiste Caballero antes de señalar los cultivos que la rodean, los pesticidas y otros químicos que la contaminan.

El deseo del ponente sería evitar lo que ha ocurrido en España en los últimos treinta años. “La tala de árboles ha causado una desertificación impresionante y eso es lo que hay que evitar en Colombia”. Ismael Caballero trata de sensibilizar acerca de lo que ha acabado con la biodiversidad europea: la crisis del alquitrán y el boom de la construcción.

Su discurso no va dirigido solamente a los arquitectos y ambientalistas, sino al gran público, a las instituciones públicas, y al consumidor en general. “La bioconstrucción representa una forma de mejorar la vida –explica y luego añade un ejemplo significativo–: Una casa bien aislada no requiere aire acondicionado”.

Artículos relacionados

El Agua: un vivo debate en Valledupar y el Cesar
El Agua: un vivo debate en Valledupar y el Cesar
El agua es el sustento de la humanidad. Es una idea conocida. Sin ella, no hay vida...
El Eco-parque Los Besotes, el tesoro natural del Cesar
El Eco-parque Los Besotes, el tesoro natural del Cesar
A diez kilómetros de Valledupar, en dirección de Patillal, se encuentra uno de los...
“Las ciudades sostenibles preservan los recursos naturales”: Rodolfo Quintero
“Las ciudades sostenibles preservan los recursos naturales”: Rodolfo Quintero
Poco más de dos siglos después de la revolución industrial, el ser humano ha logrado...
La mujer que pagó por la libertad de una tortuga
La mujer que pagó por la libertad de una tortuga
Entre los ejemplos de conservación de tortugas marinas que nos reservó el año 2013,...
Lámparas que afectan la salud
Lámparas que afectan la salud
¿Sabía que las lámparas de bajo consumo, que nos obligaron a poner en nuestros...
.::Fiestas del 20 de enero en Sincelejo::.
.::Había una vez en Colombia... El Carnaval de Barranquilla::.