Lunes, 11 de dic de 2017
Valledupar, Colombia.

Mientras que en Bogotá acontece uno de los encuentros culturales más esperados del año (el Festival Iberoamericano de Teatro), la ciudad de Valledupar entera se prepara para el mes de abril: el mes más intenso. El mes que le otorga una exposición internacional. El mes que la convierte durante unos días en el polo de atracción de Colombia.

Ese rumor que va creciendo no es de orden cultural únicamente, sino también comercial. Las tiendas se organizan para responder satisfactoriamente al renovado flujo de actividad, los hoteles ya anuncian unas reservas altas, los restaurantes pulen sus ofertas. La cultura y el turismo van cogidos de la mano.

Y en lo que se refiere a la cultura en sí: el programa está bien cargado. Primero, la Semana Santa reúne a todos los creyentes de la ciudad y de las afueras en torno a unas fiestas de carácter único. El fervor sale a las calles, se hace palpable, y se viste de un manto resplandeciente. En ese periodo, Valledupar se transforma en una ciudad más devota de lo habitual.

Es necesario indagar en las creencias y las costumbres para entender la importancia del cristianismo en esta región y su influencia en la vida de cada uno de nosotros. Por eso, apoyamos y recomendamos el conversatorio organizado en la Casa de la Cultura de Valledupar el martes 27 de marzo (ver nuestra agenda). Un encuentro moderado por el Alberto Muñoz Peñalosa, que seguramente esclarecerá muchos detalles de esa fiesta popular y religiosa.

Por otro lado, el Festival Vallenato se acerca cada vez más. Los anuncios de la gira por Bogotá y Medellín han sido publicados en Panorama Cultural. La etapa final –la que más nos interesa porque se trata del festival en sí– se cristalizará el 26 de abril con 5 días de espectáculo incomparable.

Para cada uno de los eventos, queremos ofrecer una perspectiva profunda y enriquecedora. Queremos entender y disfrutar de estas fiestas al igual que ustedes y que, sobre todo, se nos queden marcadas en el recuerdo durante mucho tiempo. Por eso, nos preparamos para ofrecerles unas lecturas pertinentes y entretenidas.

A modo de conclusión queremos también destacar la labor del Cluster de Cultura y su esfuerzo en formalizar la oferta turística de “Valledupar, capital mundial del Vallenato”. Este logro –presentado la semana pasada en la cámara de comercio– ha sido el resultado de un gran trabajo de conciliación que esperamos siga adelante con la misma fuerza y voluntad.

Artículos relacionados

Editorial: Una maratón de sensibilidades literarias
Editorial: Una maratón de sensibilidades literarias
El regreso del Festival de las Letras en Valledupar a finales de noviembre fue un...
Editorial: Cinco años de periodismo cultural en la costa Caribe de Colombia
Editorial: Cinco años de periodismo cultural en la costa Caribe de Colombia
  Hace 5 años, el 1 de febrero del 2012 nacía oficialmente el periódico...
Los viajes del acordeón
Los viajes del acordeón
No siempre la música vallenata tiene que ser ejecutada con acordeón ni todo lo que se...
Si el servicio militar es obligatorio, ¿por qué la educación no lo es?
Si el servicio militar es obligatorio, ¿por qué la educación no lo es?
Parece una contradicción sin justificación que en nuestro país, para el gobierno sea...
El Cesar, sin dolientes en el congreso
El Cesar, sin dolientes en el congreso
En todo el territorio nacional se aproxima la contienda electoral para la escogencia...
.::Los peces en el río - Villancico típico colombiano::.
.::Feliz Navidad - Villancico típico colombiano::.