Martes, 23 de ene de 2018
Valledupar, Colombia.

Envío del satlélte chino

El pasado 15 de Diciembre a las 5:15 hora local de Pekín, el Yutu o “Conejo de Jade” hizo contacto con la superficie de la Luna, cumpliendo así su misión como el primer vehículo lunar construido en China y haciendo historia 37 años después de que la URSS enviara la última sonda no tripulada(1).

Esto sin duda ha abierto la puerta para que éste país siga desarrollando su tecnología en torno a la carrera espacial acompañada de muchos avances en robótica, comunicaciones satelitales, entre otras. Esto nos hace reflexionar acerca de las décadas de brecha tecnológica existentes entre un país como China y Colombia.

Actualmente, el debate en torno al desarrollo tecnológico y científico de Colombia ha tomado relevancia dados los resultados que se han obtenido de las políticas públicas en este sentido, sumándole las evidentes ventajas que tienen otros países con respecto al nuestro. Resulta más importante este tema debido a que del avance científico y tecnológico depende el desarrollo de las fuerzas productivas de la nación, lo que conlleva a un desarrollo económico autónomo y  sostenible que solo es posible si el estado hace esfuerzos por invertir en tan importantes sectores.

El panorama para la ciencia en Colombia es bastante desalentador teniendo en cuenta que presupuesto para ella, solo 0.487% del PIB para ACTI(*) y 0.186% del PIB para I+D(**) en 2012(2), sin un gran incremento en los últimos años(3), lo que ha con llevado a que el país incremente la importación de tecnología y maquinaria dada la ausencia de industria nacional para desarrollarlas.

Comparado con China, el cual es un país que hace 40 años tenía las mismas condiciones de Colombia en ese tiempo, dicha cifra de inversión es irrisoria teniendo en cuenta que China invierte 1.98% de su PIB en I+D, y podríamos enunciar a Estados Unidos, Brasil y Canadá que invierten 2.90%, 1.16% y 1.81% de su PIB respectivamente(4), o ejemplos como el de Venezuela que hoy invierte seis veces más de lo que invertía en ACTI en el 2000 (de 0.38% pasó a 2.36% del PIB)(5).

El desarrollo científico y la innovación que nace de los países desarrollados es el resultado de una política estatal guiada a que sea el estado el principal motor de la investigación por encima del capital privado, ya que la inversión privada en investigación depende de cuántas ganancias puede significarle esta. El ejemplo más representativo es el CERN (Centro Europeo para la Investigación Nuclear); el mayor laboratorio de investigación en física de partículas a nivel mundial, creador del Gran Colisionador de Hadrones que reproduce las condiciones iniciales del Universo en su temprana formación, el cual es financiado por 20 países miembros que aportan US$ 1.000 Millones anuales(6).

Si a la situación actual de la investigación, le sumamos la del agro y la industria nacional, que cada año son más desoladoras debido al abandono estatal, podríamos decir que nuestro país está muy lejos de ser un país desarrollado y de tener un aparato productivo acorde a las necesidades de la población. La apertura económica que hoy es representada en el libre comercio con los leoninos TLC que ha firmado nuestro país  y que mercantilizan muchos aspectos de la economía nacional como la Investigación, la propiedad intelectual, el material genético, entre otros, empeora la situación.

Todas estas consideraciones hacen importante que sea el Estado Colombiano el principal impulsor del desarrollo, principal motor de la investigación y el adelanto científico y principal garante de educación para este desarrollo, con inversiones acordes a las necesidades de las Universidades y centros de aprendizaje, afectados por el paulatino abandono de los gobiernos a las Universidad Públicas y a organismos como Colciencias, porque si no vamos a desarrollar nuestro modelo económico ¿para qué administradores, economistas y demás?, si no vamos a innovar, desarrollar la industria y proponer nuevos paradigmas ¿para qué Ingenieros y científicos?

 

Fabio Pinto

@AliasFabioPin

 

Referencias

(*) ACTI, Actividades de Ciencia, Tecnología e Innovación.

(**) I+D, Investigación y Desarrollo

(1) La llegada china a la Luna reaviva el orgullo nacional  [El País]

(2) Indicadores de ciencia y Tecnologia 2012 [OCyT Colombia]

(3) Inversión en ACTI e I+D [Colciencias]:

(4) Indicadores de Ciencia y Tecnología [DNP Colombia]

(5) Indicadores de Ciencia y Tecnología - Internacional. Inversión en Investigación y Desarrollo (I+D) con relación al PIB

(6) Acerca del CERN


Visión alternativa
Fabio Andrés Pinto

Nacido en Valledupar. Estudiante de Ingeniería Electronica de la Universidad Popular del Cesar. Promovedor de transformaciones basadas en la movilización, la cohesión social y en el desarrollo económico y científico de Colombia. Es miembro de la Organización Colombiana de Estudiantes OCE y participa en la Mesa Amplia Nacional Estudiantil y Coordinación Departamental del Polo Joven. En este espacio se describe y se reflexiona sobre la otra cara del país y de la región.

[Leer columna]

Artículos relacionados

Definitivamente, estamos jodidos
Definitivamente, estamos jodidos
Ya se volvió aburridor, por decir lo menos, el enfrentamiento entre quienes fueron...
El sabor de la distancia
El sabor de la distancia
  Nina Marín nació en Riohacha, pero hace más de quince años que habita en...
Visión piraquívica de la religión
Visión piraquívica de la religión
Siendo honesto con mis lectores, debo comenzar este texto dando a conocer la...
Política, el Cacique de panela
Política, el Cacique de panela
  A finales del diciembre pasado, el radioperiodista Edilberto Castillo, harto de...
De Fidel a Panao, de Trump a los Besotes
De Fidel a Panao, de Trump a los Besotes
Despedimos el año anterior con la tragedia de la niña indígena Samboni y la...
.::Fiestas del 20 de enero en Sincelejo::.
.::Había una vez en Colombia... El Carnaval de Barranquilla::.