Martes, 12 de dic de 2017
Valledupar, Colombia.
Error
  • JLIB_APPLICATION_ERROR_COMPONENT_NOT_LOADING

Alba Luz Luque-Lommel junto con otros miembros de AVIVACon la organización de dos exposiciones fotográficas consecutivas sobre el tema del Patrimonio en Valledupar, la Fundación AVIVA ha logrado condensar el amor que sienten muchos habitantes por su ciudad y difundirlo al gran público.

Su presidenta, Alba Luz Luque-Lommel, respondió a las preguntas de PanoramaCultural.com.co y explicó cuál ha sido el camino recorrido en los últimos 5 años para que el patrimonio cultural seduzca a nuevas audiencias y sume más defensores.

La Fundación que usted dirige organiza desde hace varios años exposiciones artísticas y fotográficas con el fin de promover el amor por Valledupar. ¿Cómo nació la idea? ¿Cuál fue su primera experiencia?

Desde que iniciamos nuestras labores en Enero 2008 y analizamos la situación del Centro Histórico, identificamos tres grandes problemas: indiferencia y desconocimiento de la ciudadanía sobre la importancia de conservar ese legado, ignorancia de las autoridades locales sobre el tema patrimonial y una serie de amenazas graves contra la salvaguardia del patrimonio.

Por eso, uno de nuestros objetivos fue la divulgación del concepto integral del patrimonio cultural material e inmaterial, cono factor de identidad, sentido de pertenencia a un lugar, a una región y la posibilidad de lograr que comprendiesen, que una región que cuida su patrimonio cultural pueda desarrollarse turísticamente en el futuro.

Pensamos que la tarea debía tener dos aspectos: una didáctica y la otra lúdica que combinándose pudiesen tener mejores resultados. Por ello, nuestras primeras exposiciones en el año 2009 fueron con trabajos hechos por los niños vallenatos de colegios y escuelas de diversos estratos sociales, durante el Mes del Patrimonio. Posteriormente, en el año 2010, decidimos realizar una exposición de pintura para iniciar el Mes del Patrimonio y comisionamos esta labor a nuestra Vicepresidenta Jenny Uhía que es artista plástica y abogada. Este evento está institucionalizado y cada año presentaremos esta exposición de artistas plásticos vallenatos.

En su última exposición, “Por amor a Valledupar”, la fotografía es la gran protagonista. ¿Qué ventajas tiene la fotografía para transmitir sentimientos y mensajes?

Pensamos que el factor visual es importante y lo comprobamos cuando en el año 2012 organizamos una exposición de fotografía en la casita de bahareque para mostrar el patrimonio cultural material de Valledupar como era en el pasado y como es actualmente. Fue una exposición que despertó una tremenda nostalgia.

Estamos convencidos de que una imagen dice más que cientos de palabras y, además, esa confrontación entre el espectador y la imagen lo lleva a tener una pequeña reflexión interior. Buscamos que el ciudadano confronte la riqueza patrimonial como parte de su propia existencia y que se haga preguntas interiores sobre el futuro de este patrimonio.

En esa exposición se incluyeron fotografías inéditas de Valledupar, lugares y monumentos que no se habían visto antes desde esa perspectiva. ¿Cuál fue la reacción del público?

La exposición fue tremendamente exitosa. Comenzamos por la convocatoria en donde nos llegaron muchísimas fotografías que no alcanzamos a exponer en la primera exposición “Por Amor a Valledupar” y, por eso, las otras fotografías, excelentes también, las estamos exponiendo en la que hemos titulado “Imágenes y recuerdos de mi Valledupar”.

¿Cuáles fueron sus fotos preferidas y por qué motivos?

A mí me encantaron todas, pero hay dos del fotógrafo Hernando Vergara que me dejaron sin aliento, por ejemplo “Felicidad” por la ternura de esa madre indígena con su bebé y “Esparcidas” por la fuerza y colorido de nuestros cañaguates revoloteando por la tierra. De Milady Fuentes dos fotos de los diablos y cucambas del Corpus Christi de Atánquez, me llenaron de nostalgia por el impacto que tuvieron esos personajes tradicionales en mi niñez.

En estos días se inaugura una nueva exposición titulada “Imágenes y recuerdos de Valledupar”. ¿Cuál es el mensaje que prima en esta ocasión?

En esta exposición que abarca el municipio de Valledupar, queremos recalcar sobre edificaciones patrimoniales con problemas, por ejemplo, están dos o tres del colegio Loperena, que, a pesar de ser un monumento nacional, está en deterioro total, lo mismo algunas edificaciones de Valledupar y de Badillo. Mostramos también la riqueza etnológica de la región y, a pesar de que Nabusimake no pertenece al Municipio de Valledupar, sino al de Pueblo Bello, pensamos que esta riqueza de nuestra diversidad étnica debe ser resaltada. Será una exposición que, como la anterior, nos lleve a pensar un poco sobre nuestro patrimonio y lo que, nosotros, como ciudadanos, debemos hacer por él.

De todas las fotos que aparecen, ¿Cuál le ha llamado especialmente la atención y qué recuerdo le inspira?

En la pasada exposición yo observé un par de fotografías de comienzos de los años 80 que me dejaron triste: la bella Casa colonial,  que fue de la familia Castro Palmera en la Calle 16,  destruida para hacer el parqueadero municipal y la otra es la del antiguo colegio de la Sagrada Familia que tenía una capilla grande en la esquina de la 16 con plaza Alfonso López y la demolieron para hacerle entrada al Concejo, mural, escultura. Esas destrucciones del patrimonio cultural material de la ciudad han sido atentados horribles contra nuestra historia, y así desaparecieron hitos culturales importantes, tales como el convento de Santo Domingo, convento de San Cayetano convertido después en la cárcel del Mamón, convento de San Francisco, Teatro Cesar...

Se habla a menudo de que ya no se transmiten las historias de la misma manera en Valledupar, los cuenteros ya no son tan comunes.  ¿Cree que la fotografía ha venido a reemplazarlos?

Pienso que esa riqueza oral de la región se está perdiendo y tenemos que trabajar en ello para rescatarla, recuperarla y salvaguardarla. Este año haremos un evento que se llamará  “Cuento y Canción” en donde los cuentos se contarán en nuestro dialecto vallenato y, posteriormente, se interpretará un vallenato clásico que pueda relacionarse con el cuento. Será un evento clave para comenzar realmente a trabajar en la oralidad, vamos a tratar de rescatar hechos históricos de los ancianos que aún nos quedan, de los cuales ellos fueron testigos.

La fotografía esperamos que no nos reemplace completamente  el patrimonio, sino más bien que nos ayude a resaltar lo que nos queda y que sean como testigos de lo que fue y ya no es, algo así como un “recorderis” de lo que se hizo mal.

Su Fundación se prepara para el Mes del Patrimonio en Septiembre. ¿Qué nos reserva?

El Festival Gastronómico se hará como todos los años, con una posible participación del de Riohacha, vamos a intercambiar saberes y además trabajaremos con nuestros aliados, todas las sugerencias que conversamos en el mes de octubre 2013, para ir mejorándolo cada año. Traeremos dos Chefs de renombre y haremos Shows de Gastronomía.

El Banco de la República nos ha anunciado, además, que el tema del PEMP lo vamos a divulgar, trayendo a Valledupar a los expertos que lo hicieron en Cartagena, Santa Marta, Barranquilla y esperamos que los expertos que lo hicieron en Valledupar también vengan a mostrarnos los resultados de lo que proponen con nuestro centro histórico. Cada semana habrá una conferencia con participación ciudadana sobre el PEMP (Plan Especial de Manejo y Protección) tema que es crucial para nuestra ciudad.

Como primicia tendremos el evento  de “Cuentos y Canciones” y un Taller para niños en el Centro de memoria “El cuartico”, aparte de los eventos tradicionales de “Los Niños Pintan el Patrimonio”, la exposición de pintura, una noche de poesía y, si alcanzamos, haremos una exposición de “Arte Religioso de la Región”, algo en lo cual estamos trabajando porque demanda investigación. Tenemos la ayuda de dos fotógrafos profesionales, el arquitecto Franklin Daza y Hernando Vergara, quienes nos han manifestado interés en el tema, además del padre Enrique Iceda, experto en la materia. Es un trabajo de investigación, de pesquisa pero estamos optimistas de que lograremos fotografiar tesoros nunca vistos.

 

PanoramaCultural.com.co

Artículos relacionados

Rutinas que se viven antes del amanecer
Rutinas que se viven antes del amanecer
Es aún de noche. Al escuchar el sonido de los ordeñadores vistiéndose en la casa,...
La tradición oral está en peringueta
La tradición oral está en peringueta
Probable es que si se expresa esta tesis en público, algunas personas queden...
La oralidad perdida
La oralidad perdida
Soy un profundo admirador de las costumbres de mi pueblo, por ello vivo en la...
El centro histórico de Valledupar (III)
El centro histórico de Valledupar (III)
Después de gestión heroica, el alcalde Fredys Socarrás Reales, logró que el Ministerio...
El centro histórico de Valledupar (II)
El centro histórico de Valledupar (II)
En la búsqueda incesante de un mejor vivir, la recuperación de la ciudad construida...
.::Los peces en el río - Villancico típico colombiano::.