Jueves, 24 de ago de 2017
Valledupar, Colombia.

Para ser feliz, es mucho más importante la actitud y lo que piensas que lo que eres (o no eres).  En mis consultas de psicología y en los talleres de crecimiento personal que imparto recibo a muchos hombres y mujeres jóvenes, guapos (simpáticos), con salud, dinero, éxito y amor, pero tristes o deprimidos.

¿Y sabes por qué? Porque estas cualidades que acabo de describir no distinguen a una persona feliz de otra que no lo es. La principal diferencia entre los que son felices y los que no lo son es la actitud que toman hacia lo que les pasa en sus vidas y a su alrededor. La respuesta es simple: solo diez por ciento de nuestra felicidad depende de todas estas circunstancias.

Cuando sientes que estás haciendo lo que quieres, te sientes realizado y muy motivado por avanzar. Cuando te sientes en paz y tranquilidad contigo mismo porque sabes que cada día estas luchando por hacer realidad tus sueños. Cuando sabes que no estás saboteando tus proyectos y estás luchando para llevarlos a cabo. Cuando la culpa no te acompañas porque te das cuenta que tus acciones están alineadas con tu propósito de vida. Sientes FELICIDAD.

Porque tu felicidad no depende de lo que haces ni tampoco de lo que tienes. No depende de cómo sea tu cuerpo ni de que tengas más o menos dones. Sólo depende de lo satisfecho que estés con lo que haces, con lo que tienes, con tu cuerpo y con tus dones.

A lo que quiero referirme es a que la Felicidad ha sido por mucho tiempo confundida con la alegría.

He aquí la diferencia entre un término y el otro: La alegría es una emoción, que se produce por condiciones externas a una persona, ya que las emociones están ligadas a la percepción que se tenga sobre la realidad, es decir, lo que tú calificas subjetivamente como bueno y positivo para tu vida, es lo que te produce Alegría cuando ocurre.

Por otro lado, la Felicidad es un estado mental de absoluta armonía. La Felicidad se encuentra en cumplir nuestros deseos, sueños y en ser quienes realmente queremos ser, haciendo exactamente lo que amamos, lo cual lleva a la satisfacción de nuestra mente inconsciente, considerando el perfecto equilibrio que debe existir entre nuestros deseos y el respeto hacia los demás y hacia el mundo en general.

Entonces, si la felicidad está dentro de nosotros, ¿cómo hacemos para sentirla?

He aquí algunos tips para empezar a sembrar semillas de felicidad en tu vida, te darás cuenta como dentro de poco empezarán a germinar y te sentirás más feliz:

- Gestiona el tiempo: dedica tiempo a las diferentes áreas de tu vida. No seas solo trabajo, o solo amigos, solo familia o solo fiesta. Dedica un poco de tiempo a cada una de ellas.

- Agradece: he repetido muchas veces el poder de la gratitud. Al despertar agradece por todas las cosas buenas del día anterior y por el nuevo día. Es importante que te sientas agradecido por tener lo que tienes y por lo que vas a lograr, así llamarás a las buenas energías y te rodearás de ellas constantemente.

- Sé tu mayor admirador: mírate al espejo y reconoce a una persona valiosa, con cualidades y muchos logros. Dedica de dos a tres minutos al día para darte piropos, decirte lo bueno que tienes, lo bien que te ves y recordarte el esfuerzo que haces cada dia para lograr todo lo que logras.

- Fija metas: Hacer tu proyecto de vida hará que te mantengas ocupado en conseguir tus sueños,  tener sueños significa tener motivos para vivir y de seguro tienes muchos: tu familia, tus amigos sinceros, tu comunidad, tu país… y  todo lo que te acerque a tener una mejor calidad de vida.

- Desarrollo profesional y personal: Incrementa experiencias que te hacen fluir, cumpliendo con tus objetivos y cuidando de tu cuerpo (incluye desde la actividad física, una alimentación sana y una actitud positiva).

- Dedícate a lo que te apasiona: Ya has aprendido que tú tienes todo el derecho para ser feliz, independientemente del mundo exterior, así que debes hacer lo que te gusta, si haces cosas solo porque alguien más te dice que debes hacerlo, o porque los medios dicen que está de moda, y realmente no te gusta, difícilmente te sentirás pleno con tu vida

- Sonríe: La sonrisa es la representación misma de la felicidad. Si sonríes  harás que el universo te dé más motivos por los cuales hacerlo.

Es posible entrenar nuestro cerebro para ser feliz: Podemos aprender a ser felices. Todo nos da felicidad. Nada nos da felicidad. Nuestra felicidad es nuestra responsabilidad.

Decídete a cambiar tu forma de pensar y de sentir, a dejar de responsabilizar a los demás y a las circunstancias de tu felicidad y a tomar las riendas de tu vida emocional, de tu propia satisfacción y felicidad.

Somos felices cuando creemos en nosotros, cuando confiamos en nosotros y cuando logramos el equilibrio perfecto entre el sentir, pensar y actuar de una misma manera.

¡Buen Viento y Buena Mar!

 

Maira Ropero

@MairaRopero 

 

Bien estar
Maira Ropero

Maira Ropero (Valledupar). Psicóloga de la Pontificia Universidad Javeriana especializada en Psicología Clínica (Universidad Autónoma de Barcelona, España) y Coach de vida. Máster en Programación Neurolingüística y Doctora en hipnosis clínica.

Su columna semanal “Bien estar” ofrece reflexiones para mejorar la salud mental y disfrutar de cada instante. Es un espacio idóneo para el crecimiento personal y el fortalecimiento de un liderazgo inspirador.

[Leer columna]

Artículos relacionados

Cómo evitar que el dinero termine con tu relación
Cómo evitar que el dinero termine con tu relación
Diferentes estudios presentan las dificultades económicas en la relación de pareja...
Los secretos de la respiración consciente
Los secretos de la respiración consciente
Por respiración se entiende generalmente la entrada de oxígeno al cuerpo de un ser...
Consejos prácticos para disfrutar del fin de semana
Consejos prácticos para disfrutar del fin de semana
El fin de semana llega una vez más con todo lo que implica de emociones y...
La obesidad: una epidemia ligada a las emociones
La obesidad: una epidemia ligada a las emociones
Seguramente has conocido alguna persona que padece obesidad Puede que fuera el...
Nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento
Nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento
Si vas caminando por la calle y un indigente te insulta, te gripa y te dice cinco...
.::Totó la Momposina - Documental "El Asunto"::.
.::La historia de Luis Caballero: pintor destacado del arte colombiano.::.