Martes, 19 de sep de 2017
Valledupar, Colombia.

Desde el día del robo, Amanda está triste y no ha parado de llorar. Todo sucedió en una esquina del barrio San Martín de Valledupar, cuando un mediodía regresaba de su trabajo en un salón de belleza y dos hombres que la perseguían la hicieron caer de  su motocicleta y le arrebataron el bolso.

En un abrir y cerrar de ojos, los hombres que también iban en una motocicleta, desaparecieron y ella quedó golpeada y llorando. “Todo fue rápido. Me jalaron, me tumbaron y se llevaron el bolso donde tenía 22 mil pesos, unos recibos y otras cosas”, indicó Amanda.

Ante esto no entabló la denuncia porque no iba a recuperar nada. Una vecina al verla llorar desconsoladamente por el “pequeño” robo, le insistió y fue cuando abruptamente manifestó: “Me daba pena poner el denuncio porque se me llevaron mi consolador verde, que era mi compañero desde hace tres años, mi consentido”.

La vecina se quedó sería ante la confesión, y le pidió calma porque todo es solucionable en la vida, menos la muerte.

Amanda, de 35 años aproximadamente, ante las palabras de su vecina siguió diciendo: “Hace tres años y medio me separé de mi compañero porque era muy mujeriego. Ya no creo en los hombres y para calmar mis angustias opté por comprarme un consolador”.

Los amigos de lo ajeno quedaron encartados con ese aparato que de seguro lo arrojaron a un lado de la vía, no sabiendo que su dueña era capaz de dar una recompensa para rescatarlo debido al gran valor sentimental, porque como ella misma lo expresó: “Cuando uno está amañado, cambiarlo no es bueno”.

La vecina le indagó el motivo para llevarlo a todas partes y no tenerlo bien guardado. Ella, muy seria dijo: “Me acompañaba siempre porque era útil en cualquier momento”.

Qué pérdida…

Amanda, en medio de su desconsuelo y viendo la inseguridad galopante en Valledupar sabe que esa pérdida es irreparable porque no tendrá más a su consentido, color verde esperanza, y por eso entrega una diciente declaración: “Era mejor que hubiera perdido mi cédula”…

 

Juan Rincón Vanegas 

 

Cultivo de folclor vallenato
Juan Rincón Vanegas

Periodista, escritor y cronista, natural de Chimichagua, Cesar y ganador de distintos premios de periodismo con historias del folclor vallenato y sus distintos personajes. Actualmente se desempeña como Jefe de Prensa de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata.

[Leer columna]

Artículos relacionados

Las Cacicas súper poderosas
Las Cacicas súper poderosas
La palabra ‘Cacica’ es originaria del caribe. El diccionario de la Real Academia de...
Del maltrato doméstico al apoyo a la lucha femenina: un gran paso existencial
Del maltrato doméstico al apoyo a la lucha femenina: un gran paso existencial
  El testimonio de Edgar Martínez demuestra que es posible poner en sintonía a los...
De policía a vendedor de cholados
De policía a vendedor de cholados
Hielito picado servido en vasitos, hielito con sabor a vainilla, piña, coco,...
El Titanic, un naufragio centenario
El Titanic, un naufragio centenario
Hace exactamente cien años –el 15 de abril de 1912– naufragaba una de las...
El padre José Valentín Mestre
El padre José Valentín Mestre
Sin lugar a dudas, la historia ha sido injusta con muchos personajes que en una u...
.::Patrimonio cultural - Crónicas del Caribe::.
.::Documental - ¿De quién es la salsa?::.