Miércoles, 28 de jun de 2017
Valledupar, Colombia.

Yarime Lobo Baute

Un día te levantas y sientes el imperativo de salir a esparcir, esparcir cual sembrador esos talentos que hay en ti, entonces sabes que hay un sol que quema, te pones aquel sombrero de tu pueblo, el sombrero de tus ancestros de sangre campesina e indígena y sales.

¡Sales determinada a sembrar! Te montas en esa nave planetaria que desde lo etéreo hace táctil aquella semilla que esparces por montones. Sabiendo que tales semillas no todas germinaran, pero cumplirán su propósito indistinto de tus deseos humanos, caerán y fructificaran donde tengan que fructificar, otras sencillamente no trascenderán y, por el contrario, a molestar llegarán, pero a la final tienen que caer en tres terrenos: el "aquí", el "acá" y el "allá".

La tiras "aquí" y, sorprendentemente, donde crees que mejor le irá es quemada la semilla sin compasión por el inclemente sol, la tuesta sin piedad a tu pesar... Vuelves a insistir y vuelve a pasar, entonces con tristeza dejas de echar allí la semilla, te vas para "acá" donde encuentras todo un comité de aplausos, te emocionas y crees que la semilla germinada cosechará, pero al paso de los días, la rutina y aquel suelo rocoso termina ahogando la plantita que emergía de aquella semilla, tu pesar ante ese hecho no se hace esperar.

Bajas por un momento la cabeza y te vas, te vas determinada y continuas caminando, esta vez te vas para "allá", bien "allá" y esparces con firmeza la semilla de todos esos talentos que moran en ti, lo haces con fuerza, determinada, llena de fe, cargada de esperanza en que tales semillas calarán, crearan la avalancha de planticas que cosecharán y darán a su tiempo su maravilloso fruto, declaras con una sorprendente fe de niña que esos frutos serán de Libertad, Comunión, Unidad, y Armonía.

Levantas la mirada como símbolo del que todo lo cree la posas en el infinito cielo y dices creyendo que así será: ¡Gracias! ¡Gracias!

 

Yarime Lobo Baute

@YarimeLobo 

Obras son amores
Yarime Lobo Baute

Soy la que soy: Mujer, Artista desde mi esencia, Arquitecta de profesión, Fotógrafa aficionada, Escritora desde el corazón y Emprendedora por convicción. Una convencida de que la OBRA está más allá de los cementos, son cimientos que se estructuran desde el SER, se traducen en el HACER y traen como consecuencia un mejor TENER.

Las OBRAS son esos AMORES intangibles y tangibles que están por encima de las mil y una razones.

[Leer columna]

Artículos relacionados

La humildad e importancia de la mujer campesina
La humildad e importancia de la mujer campesina
Según Magdala Velázquez Toro, “la situación, económica y política de la mujer en...
Editorial: En Mayo no hay desmayo
Editorial: En Mayo no hay desmayo
Tras la catarsis del mes de abril y la exuberancia del Festival, la ciudad de...
Las credenciales de Miguel Morales
Las credenciales de Miguel Morales
Se trata de la misma persona. La voz que, aquella tarde en la distancia, distrajo mi...
Editorial: Claves para la formación de públicos culturales
Editorial: Claves para la formación de públicos culturales
Es reconocido que toda institución cultural tiene como fin difundir un cierto número...
Lo que pesa un General
Lo que pesa un General
En una democracia verdadera un General debe tener los mismos derechos que un...
.::Historia de la Cumbia en Colombia - India y Negra::.
.::La Cumbia Sanjacintera: de las Gaitas al Acordeón::.