Domingo, 20 de ago de 2017
Valledupar, Colombia.

Sergio Moya y Juana Fula

“Cuando salga de mi casa y me demore por la calle, no te preocupes Juanita porque tú muy bien lo sabes que me gusta la parranda y tengo muchas amistades. Y, si acaso no regreso por la tarde, volveré al siguiente día en la mañanita…”

Así inicia la canción vallenata ‘La Celosa’, de la autoría de Sergio Moya Molina. Esa canción ha sido interpretada por artistas de diferentes partes del mundo constituyéndose en éxito musical. Entre ellos, el cantante colombiano Carlos Vives.

Juana Fula es la mujer que inspiró esa canción. Desde hace 54 años, es la compañera sentimental del compositor guajiro Sergio Moya. Doña Juana tan solo tenía 15 años cuando inició esta relación amorosa. Ella reconoce que “estaba muy pelá’”, es decir, que tan solo era una muchacha cuando se comprometió con el hombre con el que hoy tiene siete hijos.

Intactos permanecen los recuerdos de las noches sin dormir en casa que pasó su esposo. “Sergio se iba y llegaba al día siguiente. Las camisas las traía con labial y yo me ponía brava. ¿Cómo no enojarme? Era bandido, aunque ya se ha arreglao’”, dice mientras se encuentra en la terraza de la casa regando el jardín.

Aún recuerda la noche en la que él escribía ‘La Celosa’ y al tiempo la tarareaba. “Ajá, tú, ¿a quiénes les estás escribiendo eso?”, preguntó. Luego, esa misma canción estaba en los primeros lugares de la radio musical. “Al principio me enojé, pero después me gustó”, comenta mientras ríe fuertemente.

“Yo luché, luché y luché y fíjese que seguimos juntos”, relata esta mujer oriunda de Santa Marta quien actualmente tiene 68 años. Dice que aún le da rabia pensar en todas las aventuras que tuvo su esposo pero reconoce que aunque él estaba en sus ‘andanzas’ nunca faltó nada en el hogar. Buscando apaciguar el dolor de los recuerdos, le comento que ya ha pasado mucho tiempo. “Pero uno no olvida, señorita”, me responde.

Y eso lo sabe el compositor. En su más reciente éxito ‘El Tiempo’, interpretado por el cantante Silvestre Dangond, dice: “Y la que ha sido el amor de mi vida a veces me mira con resentimiento, y la que ha sido el amor de mi vida a veces me mira con resentimiento”. ¡Y es cierto! Dice con tono airado doña Juana. Aunque también es cierto que actualmente los dos tienen una bella relación. “Yo sabía que al final se quedaría conmigo, y fíjese, así ha sido”.

 

Herlency Gutiérrez

@HerlencyG

Artículos relacionados

La pedagogía del maestro Leandro Díaz
La pedagogía del maestro Leandro Díaz
Leandro Díaz era un apasionado lector. Desde muy niño su tía Erotida le leía ...
El recuerdo de Vicente “Chente” Munive
El recuerdo de Vicente “Chente” Munive
La mañana del 24 de septiembre moría en Valledupar uno de los últimos representantes...
Carlos Vives, de “niño malo” a “hijo prodigio” del Vallenato
Carlos Vives, de “niño malo” a “hijo prodigio” del Vallenato
  La noticia no dejó a nadie indiferente. Tras los vaticinios y pronósticos de toda...
Vallenato clásico
Vallenato clásico
Tratar de definir, conceptualizar, lo que es y no es “Vallenato clásico” plantea un...
El Festival de Patillal, en honor a Silvestre y Chiche Maestre
El Festival de Patillal, en honor a Silvestre y Chiche Maestre
La Junta Directiva del Festival Tierra de Compositores de Patillal eligió este mes de...
.::Totó la Momposina - Documental "El Asunto"::.
.::La historia de Luis Caballero: pintor destacado del arte colombiano.::.