Viernes, 17 de nov de 2017
Valledupar, Colombia.

Río Guatapuri (Valledupar)Todas las mañanas, bien temprano, Aníbal Martínez Zuleta solía tomar rumbo hacia las aguas del río Guatapurí, en varias ocasiones tuve la suerte de coincidir con él, su sitio preferido para nadar era el “Pozo de los Caballos”, allí braseaba de un costado al otro y me decía que al estar en contacto con esas frías aguas sentía que su vida se renovaba, vibraba.

Una mañana -de hace poco- me trina a mi cuenta de Twitter una mujer de nombre “Lourdes” a participarme que ella y dos personas más estaban recogiendo basura en la margen derecha del rio Guatapurí, me invitó a formar parte del grupo, acepté ir para conocer quienes estaban detrás de este grupo que no alcanzaba a completar los dedos de la mano. Llegué bien temprano al día siguiente y me hallé con que el líder de la actividad era un muchacho de escasos dieciocho años. ¿Sus seguidores en la faena? Su madre y Lourdes, la amiga de los dos.

El muchacho resultó ser un músico, pianista y cantante de origen vallenato que estudia en la capital del país, su nombre es Ricardo Viloria Fajardo, quien al igual que Aníbal tiene el gusto de caminar hacia el rio para ir a bañarse, él y su madre Orieta Fajardo Olmedo quien es una artista plástica, docente en un colegio privado de la ciudad, suelen ir al rio a bañarse, pero a esta última por infecciones de piel producidas por la contaminación del rio le tocó forzadamente desistir de aquellos baños.

¿Qué podían ellos hacer ante esa realidad? (¿Irreversible?) Consideraron que el asunto era ponerse a recoger, recoger la basura que campea a lado y lado de las márgenes del rio, como su aporte para preservar la vida de este patrimonio denominado por nuestros ancestros aborígenes “Río de Agua Fría”.

¿Pero quién es la del trino? ¿Quién es la tercera? Lourdes Narváez Mendinueta, nada menos y nada más que una gestora guerrera de los temas Ambientales que a pecho se toma con tal pasión que no contar esta historia que a todos nos compete no tendría perdón.

¿Pero qué tiene jodido nuestro hermoso río? Acaso los canales de agua que salen sin control para las fincas de arroz llevándose el 70% de las aguas y que dichos finqueros no retribuyen al río tremenda provisión? ¿Serán los vendedores del costado derecho que cada vez se toman más su trecho para poder tener área para ubicar mesas y sillas donde propios y extraños puedan sentarse a beber y comer sin espacio de tiempo? ¿O acaso los invasores tanto del costado izquierdo y derecho que depredan y limitan su lecho de oxígeno y expansión? ¿Serán aquellos que llegan a hacer sus sancochos y olvidan recoger lo que consumieron? ¿O acaso aquellos que se hacen llamar “Hermanos Mayores” que en la parte alta talan y queman sin cesar los árboles y bosques que protegen y nutren el lecho del rio? ¿Serán aquellos pescadores ocultos que lanzan sus redes y se llevan alevines sin conciencia y contemplación de que son solo recién nacidos? ¿O es Corpocesar que no aplica políticas de prevención y preservación? ¿Y qué tal que sea la Alcaldía de Valledupar por no hacer aquellos gaviones que al no estar permitió se destruyera un costado del Parque Lineal? ¿O me late que es la Concesión de Interaseo que pareciera más estar de paseo y no recoger como es debido? ¿Y si fuera la fábrica que conocimos de niños como “Cicolac” lanzando sus desechos camufladamente y sin cesar?

¿A quién culpar aquí para continuar con la enquistada costumbre de hallar “Chivos expiatorios” que carguen lo que otros no quieren cargar? ¿Culpamos a la Sirena por haberse bañado en la Semana Santa traernos tal desgracia?

¿Y qué tal que seamos en realidad Todos Nosotros que no hacemos más que joder el rio con nuestras acciones u omisiones? Lo cierto aquí es que si no despertamos y reconocemos que al río lo jodimos todos por inconsciencia, si no aunamos esfuerzos juntos para reversar la realidad que se nos viene, no habrá más rio de que enorgullecerse.

Las ciudades crecen y se nutren dándole el frente al río, no la espalda como hasta ahora ocurre. Triste seria descubrir que aquel Aníbal que se renovaba en el río, sin saberlo se apagó ante la impotencia de nosotros por la contaminación del mismo río que tanto amó.

 

Yarime Lobo Baute

@YarimeLobo   

Obras son amores
Yarime Lobo Baute

Soy la que soy: Mujer, Artista desde mi esencia, Arquitecta de profesión, Fotógrafa aficionada, Escritora desde el corazón y Emprendedora por convicción. Una convencida de que la OBRA está más allá de los cementos, son cimientos que se estructuran desde el SER, se traducen en el HACER y traen como consecuencia un mejor TENER.

Las OBRAS son esos AMORES intangibles y tangibles que están por encima de las mil y una razones.

[Leer columna]

Artículos relacionados

El Ecce Homo, símbolo de vallenatía
El Ecce Homo, símbolo de vallenatía
El lunes santo, la fiesta de Santo Ecce Homo, es el día más respetado por la...
¡Líderes desde el barro!
¡Líderes desde el barro!
Conmueve la definición de liderazgo, que es común entre muchos “liderazgo es la...
¿Dónde comienza la cultura ciudadana?
¿Dónde comienza la cultura ciudadana?
La cultura ciudadana comienza con el respeto a las leyes.  Si un gobernante o un...
Encuentros en el baño: matriz de goces infinitos
Encuentros en el baño: matriz de goces infinitos
  No me ocuparé en definir el baño desde una metáfora masculina o femenina (aunque...
Cambiemos la corrupcracia por la meritocracia
Cambiemos la corrupcracia por la meritocracia
  Son muchos los rincones del universo estatal en donde la corrupción llega a...
.::Historia de la independencia de Cartagena, el 11 de Noviembre de 1811::.
.::Documental - Murallas y fortificaciones de Cartagena::.