Lunes, 11 de dic de 2017
Valledupar, Colombia.

Deiler Díaz (en el centro) y los actores del colectivo Maderos Teatro

El Teatro vive sus mejores tiempos en Valledupar tras la inauguración de Maderos Teatro: un local dedicado exclusivamente a la actuación escénica y dirigido por actores vallenatos que han decidido hacer de su pasión una fuente de entretenimiento para toda la ciudad.

Con la presentación de “El médico a palos” volvimos a sentir el calor y el talento de unos actores que ya no tienen nada que demostrar a nivel nacional. La Transgresora, impredecible y divertida obra del dramaturgo francés Molière se impregnó de un sabor costeño que vale la pena compartir en familia.  

En esta entrevista, el director Deiler Díaz se mostró complacido con los inicios de una temporada teatral que rezuma novedad y crítica social, y explicó los fundamentos de un teatro que entretiene pero que también invita a reflexionar sobre la actualidad. 

¿Por qué eligieron presentar “El médico a palos” de Molière en Valledupar?

“El médico a palos” es una obra que montamos hace mucho tiempo y que decidimos retomar para compartir con el público. Es una obra donde la gente siente nuevamente la picardía y la ponzoña de Molière: un autor que a través de la comedia lograba decirle lo que el público debía escuchar en su debido momento. Tuvo muchos amigos, pero también muchos enemigos. Era amigo de los reyes, él los hacía reír con sus presentaciones, y muchos lo odiaban por burlarse de ellos, en este caso los médicos.

Creemos que Molière es el padre de la comedia. Es el padre de la comedia del Renacimiento y de la comedia contemporánea. Además, Molière brinda la posibilidad de adaptarse fácilmente a cualquier espacio.

¿Cuáles son los aportes que se han hecho?

Hemos hecho una versión en los textos. En alguna parte, los personajes de la historia se han cambiado por unos personajes más costeños, más caribeños. El personaje de Geronte, el papá de la niña, quisimos que fuera más cercano a ese tipo de “corroncho”, ese campesino que tiene mucho dinero.

En el caso de la escena donde intervienen dos campesinos, Thibaut y Perrin, quisimos que fueran dos campesinos nuestros, de La Guajira.

Se juega mucho con los contrastes, con la actualidad y el pasado…

Sí, tenemos personas que participan en riñas de gallo, tenemos a B.B King, un actor que falleció hace poco y a quien quisimos rendir un homenaje colocándolo en la obra. Estamos demostrando cómo se puede traer un Molière del Renacimiento a nuestro presente en una ciudad como Valledupar.

¿El médico a palos tiene algún paralelo con la actualidad de Valledupar?  

Claro, no solamente con la medicina en Valledupar sino con la medicina de todo el país. La labor del teatro es servir de medio crítico y Molière lo plantea en el texto original de “El médico a palos”. Es un hecho que se está jugando con el ser humano. Un buen ejemplo son las EPS que mencionamos en la obra y también esa tendencia del médico a tener la totalidad de la palabra sobre la enfermedad, siendo ellos unas personas muy importantes para nuestras vidas.

El reto de nuestras obras es tener una comunicación directa con nuestro presente. Con nuestras obras, tanto las comedias como los dramas, queremos reírnos pero también entablar un juicio crítico sobre lo que está ocurriendo.

¿Veremos otras obras de Molière en Maderos Teatro?

Tenemos planteado “Las preciosas ridículas” para el mes de agosto. Vamos a casarnos con Molière, creemos que es un autor fácil de acondicionar. Quizás “Las preciosas ridículas” tengan más de Molière que de nuestra cultura. Tendremos un Molière más dirigido a la comedia dramática.

También tenemos algunas obras pensadas de Molière como “La escuela de las mujeres” donde se encuentran momentos muy presentes en nuestra sociedad Caribeña. Así que tendremos mucho más Molière y mucho más teatro.

 

PanoramaCultural.com.co   

Artículos relacionados

XIII Festival Iberoamericano, lo mejor del teatro mundial en Bogotá
XIII Festival Iberoamericano, lo mejor del teatro mundial en Bogotá
Desde el pasado 23 de marzo y hasta el 8 de abril tiene lugar en Bogotá uno de los...
José Ordoñez y el reto de 30 horas de chistes en Valledupar
José Ordoñez y el reto de 30 horas de chistes en Valledupar
¿Quién se atrevería a lanzarse en una maratón de 15 horas seguidas contando chistes en...
El teatro: una herramienta para sembrar la paz
El teatro: una herramienta para sembrar la paz
El teatro y la cultura son fuentes apreciables de entretenimiento y de conocimiento....
Las ‘336 cartas de amor’ por entregar de MaryCarmen Amaya
Las ‘336 cartas de amor’ por entregar de MaryCarmen Amaya
  Con 19 años de edad, MaryCarmen Amaya Agudelo es la menor de cuatro hermanos,...
Karina Garantivá: resiliencia, poder y amor por el arte
Karina Garantivá: resiliencia, poder y amor por el arte
  “El teatro no es la vida real ni tampoco una copia perfecta de la vida real. Es...
.::Los peces en el río - Villancico típico colombiano::.
.::Feliz Navidad - Villancico típico colombiano::.