Jueves, 23 de mar de 2017
Valledupar, Colombia.

Pepe Morón en La Radio RCN

Reportero destacado en distintos medios de Valledupar, el periodista cesarense Pepe Morón decidió lanzarse a “la aventura” y recorrer la costa Caribe en busca de logros.

La Guajira lo recibió con unos retos a la altura de lo esperado: primero el periódico Al Día y, en la actualidad, la dirección de RCN La Radio en Riohacha.

En esta entrevista hablamos con el periodista para conocer de primera mano las vivencias de un cesarense en tierras vecinas pero también para entender cuáles han sido las dificultades y las satisfacciones experimentadas a nivel periodístico.    

1-. ¿Cómo le ha acogido la ciudad de Riohacha y el departamento de La Guajira?

Excelente. Creo que cuando me hicieron la propuesta inicialmente, escuché toda clase de opiniones al respecto y no puedo negar que llegué prevenido; no solo de la ciudad, sino del departamento; pero afortunadamente todo ha sido para bien.

2-. ¿Tuvo que hacer un gran esfuerzo de adaptación para ejercer su trabajo de periodista en La Guajira?

Los retos que enfrenté en Valledupar fueron diferentes. Inicialmente, al llegar al periódico Al Día, La Guajira, entré a cubrir judiciales, una fuente que era totalmente nueva para mí. Posteriormente, tras mi paso a RCN La Radio, como director del noticiero local, el reto se hizo aun mayor; La Guajira es una tierra llena de matices y de muchas necesidades que para la cadena radial, tiene una importancia particular.

Por otro lado, uno de los grandes temores cuando tomé la decisión de trasladarme a Riohacha era el de ser rechazado por los colegas; por suerte, ese, que pensé seria uno de los grandes inconvenientes, no ha sido un obstáculo, pues muchos periodistas guajiros me han dado la mano y me han brindado la orientación necesaria para que mi proceso adaptativo sea mucho mejor.       

3-. ¿Cuáles son los cambios que más le han marcado en su vida profesional y personal?

En la vida profesional creo que tengo la suerte de trabajar en una cadena como RCN Radio; esto significa pertenecer a una empresa que te brinda su respaldo y confianza y te lo hace sentir. Siempre que algo está mal te lo hacen saber, eso no es nuevo. Lo que si fue realmente nuevo para mí es que cuando algo sale bien, también te lo hacen saber.

Sin duda el cambio más significativo a nivel profesional, lo que además trae consigo una responsabilidad enorme, es darte cuenta del ruido que puede hacer tu noticia cuando se emite por un medio como RCN La Radio. Hechos que siempre estuvieron ahí, y que ya hacen parte del paisaje local, pueden transformarse en un ‘boom’ noticioso si se le dedica tiempo, preparas un buen informe y los das a conocer a todo un país. 

En lo personal, ha sido diferente; tengo la fortuna de ser medio nómada. Tras vivir varios meses en México DF, algunos años en Bogotá, otros tantos en Buenos Aires y, finalmente, regresar por más de un año a Valledupar, creo que uno aprende a ser como una especie de esponja, que absorbe parte de lo que cada cultura te ofrece y eso construye lo que al fin de cuentas es tu personalidad.

Riohacha no es la  excepción, es una ciudad con un toque mágico que sin que te des cuenta, se te mete rápido por la piel y te conquista. Tanto así que en muchas ocasiones me descubrí en Valledupar, extrañando el fresquito de la calle Primera de Riohacha.            

4-. ¿Cómo se ve Valledupar desde allá? 

Muy bien, próspera. El ‘Valle’ ha cambiado mucho en los últimos años y se ve que es un cambio que está aún en proceso. Eso sin duda se ve desde adentro, pero siento que desde acá se nota mucho más. 

5-. ¿Considera que el periodismo se ejerce de la misma forma en Riohacha que en Valledupar? ¿Qué difiere?

Creo que el periodismo para que sea realmente periodismo tiene una columna vertebral en todos lados: Valledupar, Riohacha, Bogotá… Y esa columna es el compromiso que se tiene con la verdad. Si no es así no se puede llamar periodismo.

Pero también es cierto que el periodismo como resultado de la realidad, es camaleónico. Entiéndase con esto que tiene matices proporcionados por la realidad de la sociedad que representa.

Son esas diferencias las que pueden encontrarse en el ejercicio como tal, las que cada pueblo, cada cultura y cada realidad, le aportan.     

5-. ¿Cuáles son los titulares o noticias que más le han impactado en La Guajira en estos últimos meses?

Además de cubrir los hechos noticiosos del día a día, en RCN La Radio, buscamos mostrar la realidad que muchos ignoran por desconocimiento y otros por gusto. Por eso, siempre tenemos la intención de imponer agenda. Una estrategia donde la conocida ‘Chiva noticiosa’ no es prioridad, pero si lo es investigar y mostrar el trasfondo de las cosas y la realidad de un pueblo como este.

Atendiendo a esa lógica, buscamos siempre causar ese impacto con noticias y trabajos de investigación que muestren la realidad y que si otros medios ya lo mostraron antes, sea el nuestro al que el público recuerde.

Estos son algunos ejemplos de esos temas que llamaron mi atención y por esa razón decidí trabajarlos y hacerlos noticia:  1) Pozos de agua en La Guajira están contaminados con materia fecal, denuncia comunidad, 2) Pequeñas doncellas wayuu: Explotación sexual infantil en La Guajira, 3) Drogas a la carta en el cementerio Central de Riohacha.

6-. ¿Sigue informándose de lo que ocurre en Valledupar y el Cesar?

Diariamente. Lo hice siempre. En La Paz está mi familia y ése es el pueblo de mis amores. Lo mismo Valledupar; es la ciudad donde estudié, donde se encuentra mi colegio y donde están grandes amigos. Por eso siempre estoy pendiente de los hechos noticiosos que allá ocurran y trato de mantenerme vigente como periodista; incluso, siempre que la directora de noticias de RCN La Radio para el Cesar, Herlency Gutiérrez, me lo permite, mando un informe con la noticia más importante de La Guajira y siento que así conservo vigencia.     

7-. ¿Cómo vivió este último Festival Vallenato que también tuvo presencia en La Paz Cesar, su ciudad de origen? ¿Qué le pareció?

Creo que estar ausente fue más difícil que nunca. La Paz y su amada dinastía López, fueron protagonistas absolutos de la fiesta más grande del folclor colombiano y creo que como nunca los pacíficos sintieron que el mundo entero ponía sus ojos en una parte importante de su historia.

Por eso me dolió más que otras veces no estar allá. Pero cuando eso pasa, pienso que es parte del esfuerzo que significa ser periodista. Si cae alguna lagrima la seco y pa’ delante.

8-. ¿Siente a veces la necesidad de regresar al Valle? ¿Qué es lo que más extraña del Valle?

Todo el tiempo. Si bien no soy nacido en Valledupar, sino en La Paz, lo cierto es que Valledupar es una ciudad que me ha dado mucho y que ayudó a forjar puntos específicos de mi carácter.

En mi pueblo La Paz, muchos, sobre todo los más jóvenes, no me conocen o no me identifican como pacifico. Eso nunca me pasó en Valledupar.    

 

PanoramaCultural.com.co

Artículos relacionados

Los 10 artículos más leídos del 2016
Los 10 artículos más leídos del 2016
Cada fin de año nos lleva a mirar atrás esos instantes que contribuyeron a ese gran...
Gabriel García Márquez o un modelo inspirador de la excelencia periodística
Gabriel García Márquez o un modelo inspirador de la excelencia periodística
¿Quién mejor que Gabo para inspirar al gremio periodístico de todo el mundo a...
Nicho cultural, un punto de encuentro de la identidad colectiva
Nicho cultural, un punto de encuentro de la identidad colectiva
Un domingo de abril de 2013 estuvo al aire por primera vez. El reloj marcó las 10 en...
¿Periodista para qué? Las reflexiones de algunos profesionales de la costa Caribe
¿Periodista para qué? Las reflexiones de algunos profesionales de la costa Caribe
Que un componente del ADN del periodista debe ser el servicio a la sociedad es uno...
Una mirada a lo que las fronteras cuentan
Una mirada a lo que las fronteras cuentan
Comunicadores del Caribe Colombiano recorren por estos días las tradiciones y...
.::Vive a tu manera - Herencia de Timbiquí::.
.::Un sueño para contar - documental Premio GGM::.