Jueves, 22 de feb de 2018
Valledupar, Colombia.

Históricamente, la mujer ha sido la principal musa que hemos tenido los vallenatos para componer nuestras canciones, aunque se diga que en los últimos tiempos se volvió casi monotemática nuestra musica, porque ya no le cantamos a la naturaleza, a las vivencias, sino casi de manera exclusiva a la mujer, para bien o para mal.

He sostenido que tiene lógica el hecho de que el amor y el desamor se hayan apoderado del vallenato, en la medida en que éste ha ido dejando de ser parroquial, toda vez que en el giro ordinario de la vida, a todos nos toca desde la niñez hasta la muerte atravesar por el espinoso camino del amor.

Tiene lógica entonces que, a partir de cuándo nuestros compositores e intérpretes se dieron cuenta que se podía vivir de la musica y que para ello había que venderla, empezaron a interesarse en saber qué quería escuchar el público, no sólo de la provincia, sino también de otras latitudes, y se encontraron con el dato de que el amor es el tema recurrente en la música de todas las culturas e idiomas del mundo.

Se ha enfatizado recientemente en el machismo del vallenato y especialmente en la manera como se le canta ahora a la mujer, porque todos sabemos que en sus comienzos se le galanteaba y enamoraba en los cantos y hoy todo ha cambiado, se le vilipendia, se le golpea y se le ofende, por eso y con razón se vienen gestando algunos movimientos de mujeres que nos están haciendo caer en cuenta de nuestro error.

Ahora, como la mujer también compone y canta vallenato -lógicamente que no en la misma proporción del hombre-, la pregunta que me hago en esta entrega es ¿Cuál será la forma de la mujer de cantar al amor y al desamor de los hombres?

¿Serán capaces las mujeres en las composiciones de enrostrarle a los hombres, de la misma manera en que hoy algunos de nosotros lo hacemos con ellas, las falencias, los errores y las metidas de pata en las que andamos siempre en tratándose del amor?

Siempre me he preguntado por qué las mujeres intérpretes del vallenato prefieren para sus grabaciones las composiciones de los hombres y no las de sus pares. ¿Será que las mujeres vallenatas se atreven algún día a  cantarnos de frente canciones antimachistas y como lo hace en Mexico Paquita la del Barrio exponen la misandria que ya se les nota a muchas en las conversaciones cotidianas.

Y por último, mujeres, las exhorto a que prueben y nos compongan y canten todo lo que dicen sentir en nuestra contra. Sería bueno ver y escuchar la otra cara de la moneda y ¿Qué tal que allí encuentren una fuente de riqueza inexplorada y tengan en su patio a la gallina de los huevos de oro?       

 

Jorge Nain Ruiz 

@JorgeNainRuiz 

Vallenateando
Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

[Leer columna]

Artículos relacionados

El príncipe colombiano
El príncipe colombiano
“La corrupción es una amenaza contra la libertad, virtud sin la cual ningún pueblo...
¿Cómo vamos las mujeres?
¿Cómo vamos las mujeres?
Con ocasión de otro Día internacional de la eliminación de la violencia contra la...
Construyamos un mejor país
Construyamos un mejor país
Desde el inicio de los diálogos de paz del gobierno con la Farc, nos han alimentado...
Respuesta a una columna de Jorge Naín
Respuesta a una columna de Jorge Naín
Colombia es un país libre y democrático, y como tal sus habitantes pueden hacer lo que...
Alfredo Gutiérrez y “El Pollito” Herrera, en la incertidumbre
Alfredo Gutiérrez y “El Pollito” Herrera, en la incertidumbre
  Poco a poco se acerca la edición 50, Rey de Reyes, del Festival de la Leyenda...
.::EC= Cómo leer poesía, por Pablo Boullosa::.
.::Snorri Eldjárn "El Islandés del vallenato" - Sin medir distancias::.