Sábado, 25 de feb de 2017
Valledupar, Colombia.

Diciembre llegó con su ventolera, mujeres.. Así inicia una vieja canción del maestro costeño Rufo Garrido. Ese anuncio cantado, fue por mucho tiempo nuestro calendario decembrino. Hoy son otros tiempos y otras cosas. Son tantas que no sé por dónde comienzo éste chorro de cosas.

Corrupción en el futbol con Bedoya y su combo, mientras Valledupar celebra suramericano juvenil, por supuesto con nuestro equipo por fuera y el Valledupar Futbol Club cada día peor, pero ya hay 300 millones para que siga perdiendo, ahora con dignidad.

Nos queda el tenis con nuevas canchas y 15 años de espera para ver nuestros  Roger Federer, Sampras y las Williams. No todo está perdido. El ex presidente Belisario pide perdón cada noviembre por el tema del Palacio de Justicia, ese es su oficio desde hace treinta años. Tuto, nuestro alcalde electo cada día entrega titulares de prensa, la de ayer fue Wi-Fi gratis en los parques, solo faltan los PC,  pues los ladrones están listos.  Nosotros tenemos Tuto, Bogotá tiene Tutina.  

La Unesco elije a  la música vallenata como patrimonio inmaterial de la humanidad, junto con la marimba del pacifico. No confundir con los marimberos vallenatos y guajiros de los años 70 y 80s. Aquí los medios de comunicación tocaron la noticia de manera normal, mientras los nacionales, por no tener temas les dieron bastante  renombre, incluso con los personajes menos indicados, pero eso es otro tema.  Muchos piensan, que el  caso de la marimba es un aviso para que las negritudes o Diáspora africana en América, celebren con igualdad su música, sin embargo, María Ruth Mosquera publicó en Facebook que “estallaba de felicidad por el vallenato” pero de la marimba, su música real no dijo ni pio. Como van las cosas las Mosquera, esas queridas periodistas nuestras, terminan siendo nietas de Alejo Durán. Ya lo verán. Tampoco  es de extrañar que en el velorio del  Efraín Lacera, un costeño integral y carnavalero, quien aparece en las fotos es un periodista cachaco y lambón.  Esta vaina se acabó. Pero ese tampoco es el tema.

Si la Unesco realmente investigara el vallenato, sus personajes, costumbres e intelectualidades,  no solo declararía como ciudadanos ilustres, talentosos, humanistas ilimitados y ejemplos naturales de la sociedad, a un grupo de ideólogos raizales, sin ellos los vallenatos seriamos seres ignorados e ignorantes, sería imposible levantarse cada mañana sin escuchar sus peroratas que son la brújula  de nuestro accionar, sin esas opiniones certeras muchas personas nos abstenemos salir a la calle, --en mi caso,-- prefiero quedarme todo el día en casa. Ellos sin proponérselo tal vez, remplazaron a los siete sabios de Grecia, qué pena con Tales de Mileto, Bías, Solón, Cleobulo, Periandro, Pítaco, y Quilón; hoy Yiyo Martínez, Denis Pérez, Geiner Maestre, Carlos Palomino, José Vanegas y William Morón hacen con sus pensamientos y directrices lo mejor del mundo vallenato. La Unesco no tiene conocimiento del tema, estoy seguro, tampoco la Fundación Nobel de Estocolmo. Es el colmo.

No hay emisora en la ciudad, ni horarios de programas donde los siete sabios vallenatos no opinen. Ayer sobre el chikunguña y la varicela, luego sobre Movilidad Urbana y Desarrollo Económico, ahora sobre Calentamiento Global y la FIFA, mañana sobre elecciones en Venezuela  y el “Monstruo de Monserrate”, incluso lo conocen desde niño.  Nuestros congresistas del Cesar que tan poco han mostrado, debieran buscar ante el ministerio correspondiente, la licencia de una emisora para que esos siete humanistas locales tengan oportunidad de educar y guiar a nuestros ciudadanos, posiblemente con convenios para las “Pruebas Saber” de nuestros muchachos y los “Ecaes” de los futuros profesionales, tengan mayor conocimiento, así nos evitamos cada domingo de esperar a Diana Uribe, desde Bogotá. El nombre de la estación  radial sería” Yiyos Stereo”, o “La voz del Palomío” para homenajear a Martínez  y Palomino.

Con ellos las cosas serían mejores, sería bueno que la Ciudad de Curitiva los invitara como eternos conferencistas para que nuestros alcaldes aplicaran sus experiencias cada año. El Dr. Alfredo Araújo de Drummond puede invitar a los siete sabios vallenatos, para su próximo evento con los gobernadores y alcaldes en temas de gobernabilidad en los municipios de influencia minera y dejemos a Mockus y a Peñaloza quietos por un rato. Mockus mueve mucho sus manos, es bueno que aprenda a tocar acordeón, y quien más que Peñalosa para inaugurar nuestras nuevas y flamantes ciclorutas.

Dejemos que  éste diciembre traiga sus brisas levantafaldas, que los funcionarios entreguen sus informes de desempeño que como siempre será atractivo. Los dejo, el alcalde Tuto tiene rueda de prensa hoy para explicar los contratos de Emdupar y los Wi fi en los parques para la tercera edad. Alfredo Cuello Dávila será el moderador. Buen día.  

 

Edgardo Mendoza Guerra

Tiro de chorro

Artículos relacionados

"Un bandido poderoso domina fácilmente a cien bandidos pequeños"
"Un bandido poderoso domina fácilmente a cien bandidos pequeños"
La frase que me sirve de título para esta nota es del sanguinario Carlos Castaño Gil,...
Literatos muertos, literatura viva
Literatos muertos, literatura viva
En esta soledad de 365 días, un 17 de abril, la muerte hizo de las suyas dejando la...
Editorial: Los artistas invitan, los políticos se expresan
Editorial: Los artistas invitan, los políticos se expresan
El periodo que precede las elecciones tiene como característica la necesidad de...
Editorial: Preparándonos para un mes intenso
Editorial: Preparándonos para un mes intenso
Mientras que en Bogotá acontece uno de los encuentros culturales más esperados del año...
Privilegiar el amor
Privilegiar el amor
Crecimos enchufados a la hermosa tradición decembrina del pesebre. Mi querida Mama...
.::¡10 BookTubers que deberías ver!::.
Hubo un error cargando el vídeo, verifique que tiene habilitado JavaScript y el complemento Flash.
.::¿Dónde y cómo comprar libros por internet?::.
Hubo un error cargando el vídeo, verifique que tiene habilitado JavaScript y el complemento Flash.