Viernes, 18 de ago de 2017
Valledupar, Colombia.

El 8 de marzo conmemoramos el Día Internacional de la Mujer, esta es una fecha emblemática, donde se exaltan  los logros alcanzados en la lucha por la igualdad de la mujer, tanto a nivel político, como económico y social.

Recordamos también los retos pendientes como son entre otros: lograr la igualdad salarial y erradicar las violencias contra las mujeres y las niñas.

Hoy quiero resaltar la acción de Naciones Unidas, donde su Secretario General el señor Ban Ki-Moon presentó la campaña  Por un Planeta 50-50 en 2030, demos el paso por la igualdad de género”. En esta campaña se les pide a los gobiernos realizar compromisos nacionales para abordar las dificultades que impiden progresar a las mujeres y las niñas, y alcanzar su pleno potencial. 

Entonces en esta fecha particular para las mujeres, vale la pena que nos preguntemos: ¿Qué es para mí un Planeta 50-50?”, después de hacer esta reflexión, considero que para tener un planeta 50/50 se requiere de compromisos conjuntos y visibles entre los dirigentes políticos y la sociedad en general.

Esto significa eliminar urgentemente las barreras estructurales, como la desigualdad en la remuneración, y hacer efectivo el derecho de las mujeres y las niñas a tomar sus propias decisiones en materia de salud sexual y reproductiva. Significa poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas, promover la participación política y la igualdad, reducir y redistribuir el trabajo no remunerado relacionado con el cuidado de otras personas.

Si hacemos un análisis de donde nos encontramos hoy, podemos ver las estadísticas de Naciones Unidas, las cuales  no son muy alentadoras. Por ejemplo: si hablamos de muertes maternas, tenemos el 45% menos de muertes maternas que en 1990. Sin embargo, todavía mueren 800 mujeres cada día por causas relacionadas con el embarazo que pueden evitarse. El 99% de estas muertes se producen en países en desarrollo.

Si hablamos del acceso al agua limpia, entre 1990 y 2010, 2.000 millones de personas han podido acceder al agua potable. No obstante, las mujeres todavía dedican 16 millones de horas al día a buscar agua en 25 países subsaharianos (el término se refiere a aquellas partes del continente africano habitadas mayoritariamente por personas negras, que comprenden aproximadamente el 85 por ciento de su superficie total), pero todos y todas sabemos que en la alta Guajira Colombiana las mujeres indígenas Wayuu están viviendo esta situación.

En la política encontramos que el porcentaje de mujeres en los parlamentos se ha casi duplicado en los últimos 20 años. No obstante, hoy solo las mujeres representan un 22% de las y los parlamentarios.

Si hablamos de salarios, alrededor del 50% de las mujeres de todo el mundo tiene un empleo remunerado, lo que supone un incremento respecto a la cifra del 40% de la década de los 90. Sin embargo las mujeres ganan entre un 10% y 30% menos que  los hombres por realizar el mismo trabajo. Si miramos lo que nos muestran los datos respecto a personal directivo superior, podemos ver que 25 directoras ejecutivas lideran actualmente empresas de la lista Fortune 500, frente a la única mujer que aparecía en esa lista en 1998. No obstante representan tan solo un 5% de todas las y los directores de la lista.

Refiriéndonos a educación, todas las regiones en desarrollo han, o casi han, conseguido la paridad de género en la educación primaria. Sin embargo en muchos países la disparidad entre los sexos aumenta en la educación secundaria y superior. En cuanto a alfabetización, la tasa de los adultos ha subido del 76% en 1990 al 84% actualmente. Pero las mujeres siguen representando el 60% de las personas analfabetas a escala mundial.

Respecto al tema de conflictos, en el año 2.000, la pionera Resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas reconoció que la guerra repercute de manera distinta en las mujeres e hizo hincapié en la necesidad de incrementar la participación de las mujeres en las conversaciones de paz. No obstante, desde 1992 hasta 2011, sólo el 9% de los negociadores en las mesas de negociación de paz eran mujeres.

Describiendo lo referente a las violencias contra las mujeres, encontramos que en 1993, la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres de la Asamblea General de Naciones Unidas estableció un marco de acción para luchar contra esta pandemia. Sin embargo, más de 20 años después, 1 de cada 3 mujeres sigue sufriendo violencia física y sexual, a manos de un compañero sentimental.

No podemos dejar de lado los medios, donde la presencia de mujeres como protagonistas de noticias en la prensa escrita, la radio y la televisión sólo ha aumentado al 24% en 2010, desde el 17% en el 1995. Y el 46% de las historias refuerza los estereotipos de género, mientras que sólo el 6% cuestiona esos estereotipos.

Entonces los y las dejo con esta reflexión: No podemos alcanzar los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, aprobada recientemente, sin la plena igualdad de derechos para las mujeres y las niñas, tanto en la ley como en la práctica.

 

Beatriz Ramírez

 

Referencias:

Plataforma de Acción de Beijing (beijing20.unwomen.org)

Campaña del Secretario General de Naciones Unidas “ÚNETE para poner fin a la Violencia contra las Mujeres

Red Internacional  de Información sobre Mujeres y Política

Mundo en femenino
Beatriz Ramírez

Administradora de Empresas, egresada de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia “UNAD”, estudiante de la Maestría en Género, Sociedad y Políticas en Prigepp-flacso. Cuento con habilidades y competencias que me han permitido desarrollarme en las áreas de gestión humana, en los sectores públicos y privados. Con capacidad de liderazgo y trabajo en equipo; con amplia experiencia como facilitadora en temas de Género, empoderamiento de las mujeres, igualdad de derechos e Inclusión Social, manejo de personal y trabajo social con comunidad en alto riesgo de vulnerabilidad.

[Leer columna]

Artículos relacionados

Intolerancia que da escalofrío…
Intolerancia que da escalofrío…
“Si no podemos poner fin a nuestras diferencias, contribuyamos a que el mundo sea un...
Cultura para la transformación
Cultura para la transformación
2012 fue un año difícil para el municipio de Valledupar por circunstancias diversas....
¿Y de cultura qué?
¿Y de cultura qué?
Diciembre va lejos, sin embargo el año nuevo sigue soplando vientos cuyas brisas ya...
Editorial: Una lectura de los logros del ministerio de cultura
Editorial: Una lectura de los logros del ministerio de cultura
Pese al gran número de noticias que ha marcado estos últimos días –el inicio de los...
Las bondades de la poesía para hacer reír a la mujer
Las bondades de la poesía para hacer reír a la mujer
Dice una leyenda: cuando Adán estuvo solo, caminaba cabizbajo y un manto de tristeza...
.::La exposición "Leo Matiz" en México::.
.::El muralista de la lente en México - Gia Todaro::.