Jueves, 30 de mar de 2017
Valledupar, Colombia.

Fray Evaristo Maestre Acosta / Foto: Fabrina Acosta

“La verdadera enseñanza que trasmitimos es lo que vivimos;

 y somos buenos predicadores cuando ponemos en práctica lo que decimos”.

Francisco de Asís

En tiempos de crisis y situaciones que arrugan el corazón, es inspirador sentarme a escribir sobre una historia que inevitablemente reverdece, motiva y contagia de fe y esperanza; por esta razón, hoy comparto estas letras sobre la (ejemplar) vida de un hombre que tiene sus raíces en Valledupar y Monguí (La Guajira) y que sus vivencias al servicio de la comunidad nos convocan a seguir tejiendo una nueva sociedad.

El amigo, hermano, mentor, consejero y apoyo de muchos y muchas, no solo de su familia sino de todo aquel que necesite su presencia, nació con una misión, la cual, no ha esquivado jamás, la de vivir para servir: el servicio y la entrega a las causas, son su ADN (altruista) perfecto; ésa es su definición: nobleza y amor, cada una de sus acciones son una coherencia con el significado de FRAY: hermano, monje y religioso, eso hace el, estrechar relaciones de hermandad demostrando que el mundo si puede vivir en paz.

Su rol familiar

Es un enamorado de su familia, habla de sus padres con ese tono de gratitud eterna por el amor ofrecido, de sus sobrinos, primos, tíos y de sus hermanos con un afecto que desprende de sus rostro sonrisas y le lleva a relatar anécdotas cargadas de afecto puro, no diferencia entre quienes  han fallecido y los que están aún vivos, su amor les otorga vida a cada uno de sus seres queridos; es un consagrado admirador de su hermana Lolita Acosta quien fue una gran gestora cultural que dejó valiosas huellas con sus iniciativas, así mismo habla de Cecilia como una artesana brillante y de sus demás hermanos como Amylkar, Ángel, Carlos, Luis Eduardo y todos y cada uno de ellos, unos nacidos en vientres guajiros y otros en vientre cesarense pero unidos con tanto amor que se logra comprender el verdadero significado de la hermandad.

Fray Evaristo Maestre Acosta Su vida de Fray

Es importante mencionar que nació el 10 de Enero de 1955, afirma que tiene 61 años felizmente vividos, especialmente porque desde temprana edad sintió un llamado especial a la vida religiosa (Franciscana) y por eso ha sido feliz durante todos los años que ha dedicado a su gran misión  como capuchino. Su historia como religioso comienza cuando se fue al Seminario en Bogotá a los 15 años, es decir, en  1970; luego volvió a su natal Valledupar y se hizo Bachiller Lopereno en 1972.

Actualmente, está desarrollando su misión en Pasto donde hace 41 años cursó el noviciado (que es un año de preparación para hacer los votos capuchinos).

Entre muchos procesos que ha liderado, se puede mencionar que dirigió el Internado indígena Nazaret en la Alta Guajira entre los años 1993 – 1995 y luego tuvo su segunda estadía en Pasto, la cual, fue por  espacio de 14 años entre 1996 y 2010. Refiere como situación especial que en el año 2008 entregaron 35 casas al gremio de recicladores en el barrio - La Cruz - donde la comunidad vivía en tugurios con techos de cartón y plástico en condiciones muy difíciles y lograron entregar dicha donación con 50% de apoyo de la “Casa del sorriso de Italia”.

Su servicio ha sido especialmente en las áreas de educación y formación de comunidades, tiene una amplia experiencia en dirección de instituciones que se dedican a la formación de jóvenes en (enseñanza media y técnica universitaria).

Por ello en lo que corresponde a su tercera estadía en Pasto, le ha sido encomendada una gran misión la de ser rector de la “Asociación Escolar María Goretti”, la cual, atiende a 10.750 estudiantes, 6.500 universitarios en IU CESMAG, 3.500 niñas en la Institución Educativa Municipal María Goretti y 750 niños, niñas y jóvenes en el (ISFA) Instituto San Francisco de Asís. Él es el líder de esta gran apuesta académica desde la cual, forman no solo en conocimiento sino en valores que le permiten a los y las estudiantes desarrollarse de manera integral.

Los viajes, las misiones

Refiere que ha tenido la oportunidad de conocer muchas culturas y de liderar procesos de formación de gran aporte a la sociedad; por ello ha vivió en Roma entre los años 1981 a 1983 donde estudió licenciatura en teología espiritual, teniendo obligación de manejar otra lengua obtuvo una beca para estudiar francés en  Paris. También ha vivido en España (Valencia, Granada).

De esta manera, por ser rector universitario debió viajar a Ecuador, Argentina  y Brasil. Recientemente estuvo en Israel donde conoció a  Belén, Nazaret, Jerusalén y Emaús. Asi mismo, ha estado en África como Ministro Provincial  en los años 2011 y 2013, y en reuniones de capuchinos a estado en Perú y Puerto Rico, para un total de 9 países.

Una historia, infinitos aprendizajes

Con toda la experiencia que tiene el Fray Evaristo se podrían tejer muchas historias y escribir infinidad de crónicas que valen la pena mostrar para que muchas personas puedan inspirarse; escojo el cierre de estas letras afirmando que hombres como él desde su infancia descubren la gran misión que han venido a desarrollar y no se le arrugan a ese gran reto, escucharlo es deleitar una poesía viva porque habla de su vocación como la más bella bendición y brotan de él las palabras más bellas e vivificantes, no por tener un libreto aprendido que repite monótonamente sino porque relata espontáneamente su sentir.

Lleva una vida feliz, deleita cada momento familiar, cada atardecer guajiro, cada recuerdo, cada recorrido a las rancherías, cada abrazo de los indígenas, cada misión encomendada; es un hombre que da el mejor ejemplo de pasión y entrega por un propósito de vida; como fiel guerrero y digno heredero de una ascendencia Guajira y Cesarense.

Y termino afirmando que de las mejores tardes que viví en mi retorno a la Guajira fueron en las que dialogaba con él, pues se aprende mucho de un corazón que siempre está dispuesto a hacer el bien. Al fin de cuentas, como afirma José Narosky “La verdadera hermandad no requiere lazos de sangre”. Vida larga para el Fray Evaristo.

 

Fabrina Acosta Contreras

@Facostac 

Evas&Adanes
Fabrina Acosta Contreras

Mujer natal de la hermosa tierra Guajira, nieta de Rita Contreras mujer de 105 años leyenda viva de Villanueva, es Psicóloga, Magister en Gestión de Organizaciones y Especialista en Alta Gerencia, actualmente cursa la Maestría en estudios de Género y violencia intrafamiliar, y ha realizado diversos diplomados en gerencia social, trabajo con comunidades indígenas e infancia.

Creyente absoluta del Arte en todas sus manifestaciones, considera que la literatura es el camino a la libertad pacifica de los pueblos. Amante fiel de la lectura y firme aprendiz del arte de escribir. Eterna enamorada de las tertulias y del arte en general, encuentra en ello el camino adecuado para el desarrollo social.

Es creadora y directora de la Asociación “Evas&Adanes” desde la cual, se proyecta como una empresa social de alto impacto para el desarrollo de la Guajira y lidera diversas actividades como la iniciativa cultural denominada: Foro Concierto La Mujer en el Vallenato.

Autora del libro Mujer Sin Receta: Sin Contraindicaciones para hombres, como poseedor de la magia de sus vivencias en diferentes culturas donde descubrió historias femeninas que metafóricamente tejen ese universo de la Mujer sin Receta; Autora del libro Evas culpables, Adanes inocentes.

[Leer columna]

Artículos relacionados

El videojuego: un sector en pleno crecimiento en Colombia
El videojuego: un sector en pleno crecimiento en Colombia
Mientras que el sector del videojuego ha llegado a su plena madurez a nivel mundial,...
El día internacional de la memoria y el simbolismo del 9 de abril
El día internacional de la memoria y el simbolismo del 9 de abril
El 9 de abril, además de ser el aniversario de la muerte del líder político Jorge...
La televisión también sirve a las iglesias
La televisión también sirve a las iglesias
La Constitución Política de 1991 consagra la separación del estado colombiano de la...
La telenovela que diomediza a  cualquiera
La telenovela que diomediza a cualquiera
Hace meses que el ruido iba creciendo. Durante el Festival Vallenato 2014 abundaron...
La amistad no es lo que era
La amistad no es lo que era
Por muy sociables que seamos, lo más habitual es que nuestro círculo íntimo de...
.::Por la memoria y futuro del teatro colombiano::.
.::La historia del teatro de Títeres::.