Martes, 23 de ene de 2018
Valledupar, Colombia.

Alfredo Gutiérrez

Este Editorial no es una protesta sino un razonamiento sustentado sobre la base de centenares de reacciones surgidas en las redes sociales (y que deben visibilizarse).

Las redes sociales representan una diversidad de voces y opiniones que, cuando se expresan en una misma dirección y con un mensaje claro, ha de legitimarse por mediación de los medios de comunicación. En este caso, el tema tiene que ver con los homenajes realizados en los festivales musicales y más precisamente el Festival de la Leyenda Vallenata.

Resaltemos antes de todo el artículo publicado el 29 de abril por el columnista Jorge Nain Ruiz, en el que se hablaba de dedicar la edición N°50 del Festival de la Leyenda Vallenata al Tri-Rey Alfredo Gutiérrez.

Desde ese momento, registramos en nuestras redes un gran número de reacciones venidas de toda la costa. Desde Sincelejos hasta Valledupar, aclamando la trayectoria de un hombre que ha beneficiado a la difusión del folclor vallenato como pocos y solicitando un homenaje al Rey Alfredo. También salió un artículo en El Pilón constatando el deseo de ver al Tri-Rey homenajeado.

Alfredo Gutiérrez es, además del acordeonero más distinguido del Festival de la Leyenda Vallenata, el músico que más ha contribuido a la divulgación del Vallenato, la Cumbia, y otros ritmos de la costa en América y Europa. Un genio creativo que también saber convertir el escenario en lugar de espectáculo.

Su homenaje en la 50ª edición del Festival Vallenato era natural y lógico. De esta manera se hubiera consagrado el Tri-rey ante los demás Reyes de reyes y aspirantes a Reyes de Reyes. Pero también se hubiera homenajeado una forma de ser, una vida musical, un compromiso hacia la música vallenata y toda la región Caribe.

Y sin embargo, la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, prefirió optar por un homenaje a 3 gestores culturales: Consuelo AraujoNoguera, Alfonso López Michelsen y Rafael Escalona, tres grandes figuras del Festival a las que se les debe esta fiesta, pero a las que se les puede homenajear cada año ya que son las figuras paternas. El homenaje a los gestores del Festival Vallenato debería ser un ejercicio de memoria continuo y no tanto dedicarle una fiesta puntual.

Con esta 50ª edición, la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata perdió la ocasión de organizar una fiesta realmente popular, viva y emocionante, homenajeando al Rey de los Reyes del acordeón: Alfredo Gutiérrez.  Porque los homenajes se hacen en vida. Y porque los homenajes en vida son los que realmente gustan al pueblo.

 

PanoramaCultural.com.co 

Artículos relacionados

“La música nos persigue, ya no podemos escapar de ella”
“La música nos persigue, ya no podemos escapar de ella”
Los avances tecnológicos han hecho que nuestra relación con la música cambie...
Aníbal ‘Sensación’ Velásquez, en VI Encuentro de Investigadores vallenatos
Aníbal ‘Sensación’ Velásquez, en VI Encuentro de Investigadores vallenatos
  Terminó el Festival de la Leyenda Vallenata, pero los acordeones siguen sonando...
Gustavo Gutiérrez Cabello, homenajeado en San Juan
Gustavo Gutiérrez Cabello, homenajeado en San Juan
Con cuatro meses de anticipación al 46 Festival de la Leyenda Vallenata (que tendrá...
Detalles de la programación oficial del 49 Festival Vallenato
Detalles de la programación oficial del 49 Festival Vallenato
La Fundación Festival de la Leyenda Vallenata presentó el programa oficial que se...
Se buscan creadores de contenidos para un patrimonio que se canta
Se buscan creadores de contenidos para un patrimonio que se canta
El reto para estos creadores es que se sintonicen de nuevo con los aires, la memoria...
.::Fiestas del 20 de enero en Sincelejo::.
.::Había una vez en Colombia... El Carnaval de Barranquilla::.