Lunes, 29 de may de 2017
Valledupar, Colombia.

En cifras, el Cesar, departamento con 25 municipios, cuenta con 29 bibliotecas, una de ellas departamental, 24 municipales, dos en resguardos indígenas y dos más en zonas rurales. Y tendrá dos más antes en menos de dos años, según anuncio de la Biblioteca Nacional de Colombia y el Ministerio de Cultura.

Pero ¿para qué tantas bibliotecas en una sociedad que lee tan poco? Es la pregunta que se hacen muchos, al enfrentar las cifras anteriores, la gran cantidad de libros con los que permanentemente son dotados estos espacios de construcción del conocimiento, acumulación de saberes y formación de la personalidad; con el índice de lecturabilidad que para el país reporta el Departamento Administrativo nacional de Estadística – DANE: 1,9 libros, por habitante, al año.

¿Cómo cerrar tan enorme brecha entre los libros y los lectores? En busca de materializar la respuesta a este interrogante, desde hace ya varios años el Ministerio de Cultura, por medio de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas y la Biblioteca Nacional de Colombia, lanzó la campaña Leer es mi cuento, “con el propósito de apoyar la promoción de lectura y atraer nuevos lectores a las bibliotecas públicas del país”; en el marco de ésta, se han realizado importantes dotaciones de libros, así como la promoción de lectura mediante estrategias como Jornadas de lectura en voz alta y otras actividades dirigidas a fomentar el hábito lector.

Sin embargo, mientras estas campañas en pro de la lectura tienen lugar en las instituciones educativas, en los hogares los textos deben librar una ‘batalla a muerte’ con la tecnología, tan como lo expresa Mariana Blanco, madre de un adolescente de 14 años, estudiante de noveno grado en un colegio de Valledupar: “No ha habido forma de que él se interese por leerse un libro; escasamente lee las guías que le dan en el colegio. Todo el tiempo quiere estar pegado del celular, que porque los libros son aburridos”.

No obstante, las entidades estatales que tienen en sus hombros la misión de sembrar el hábito lector y el amor por los libros en la sociedad, sobretodo en los niños y jóvenes, no se dan por vencidos y avanzan en la tarea de crear nuevas estrategias y atractivos en este sentido.

Es precisamente en este contexto, que a partir de mañana se realizará en Valledupar el ‘Primer encuentro de bibliotecarios del  departamento del Cesar’, que durante cuatro días se ocuparán ideando la forma de “crear y consolidar hábito de la lectura en los niños desde los primeros años, generar espacios permanentes de escritura creativa, estimular la imaginación y creatividad de niños y jóvenes; sensibilizar respecto del patrimonio cultural y el aprecio de las artes y las innovaciones y logros científicos; fomentar el diálogo intercultural y favorecer la diversidad cultural; garantizar a todos los ciudadanos el acceso a la información comunitaria; de esta forma estaremos posibilitando las metas establecidas en el plan de desarrollo orientadas al fortalecimiento de las bibliotecas públicas del Cesar”.

Se trata de un encuentro de trabajo, convocado por la comunicadora social María Victoria Celedón Simon, directora ejecutiva de la Corporación Biblioteca Rafael Carrillo Lúquez, con el apoyo de la Gobernación del Cesar y el Banco de la República, que junto con los bibliotecarios de todo el departamento, se ocuparán en desarrollar contenidos que les permitan optimizar y actualizar sus conocimientos frente a la organización y desarrollo de servicios bibliotecarios, así como contenidos que ofrezcan un mejor manejo y uso de las colecciones bibliográficas, y establecer estrategias que -desde la promoción de lectura y escritura- permita fortalecer el vínculo y garantizar el acceso a los bienes y servicios culturales a la comunidad en general.

El énfasis para este encuentro sitúa a las bibliotecas públicas como escenarios para la reconciliación, a través de la lectura, de cara a las normas legales que pone en hombros del sistema bibliotecario la disposición de los recursos necesarios en un plan que facilite el acceso a materiales bibliográficos y a los bienes culturales de los municipios. Lo que se prevé para el Cesar en el segundo semestre del presente año es un plan de trabajo que articula, entre otros, la realización del programa de escritura creativa; desarrollo del fondo bibliográfico del Cesar; la agenda cultural que integra expresiones como la música, literatura, artes plásticas y las artes escénicas.

Celedón Simon ha anunciado que buscarán, además, “afianzar el compromiso frente al plan nacional de lectura, establecido por el Ministerio de cultura, el cual busca aumentar los índices lectores de nuestro país y consolidar las bibliotecas como espacios para el encuentro con las palabras y la reconciliación”.

El panorama bibliotecario para el Cesar contempla una inversión –a 2018- de $3.199.207.613; esto, frente a necesidades de inversión en infraestructura, dotación de materiales de lectura, formación al personal bibliotecario, conectividad, sistema de información ‘Llave del Saber’, Proyecto Uso y apropiación de TIC en bibliotecas públicas, entre otras. En este periodo se proyecta además una dotación bibliográfica que supera los 50 mil libros.

Así las cosas, el llamado es colectivo, a la sociedad en pleno, desde los hogares, las escuelas, colegios o desde el lugar y rol que se desempeña, para que se conviertan en promotores de lectura y logre introducirse cada día a más personas al maravilloso universo que ofrecen los libros y, de paso, puedan aumentarse los niveles de lectura que hoy son tan bajos.

 

María Ruth Mosquera

@Sherowiya 

Artículos relacionados

Confidencia y otros poemas de dolor y de muerte
Confidencia y otros poemas de dolor y de muerte
La poesía colombiana muchas veces ha sido tildada, con visos de reclamo, como...
Los espacios abiertos por la Feria del libro de Valledupar
Los espacios abiertos por la Feria del libro de Valledupar
Ante la escasez de librerías y referencias actualizadas en el departamento del Cesar,...
Décimas: Mariangola, mi bella tierra sonora
Décimas: Mariangola, mi bella tierra sonora
El poeta José Atuesta Mindiola dedica a su tierra natal, Mariangola, unas décimas que...
Los 50 años de la novela La casa grande
Los 50 años de la novela La casa grande
Hace exactamente medio siglo salía a la venta una novela que marcó el género de la...
El amor en la literatura: las obras más imprescindibles
El amor en la literatura: las obras más imprescindibles
A lo largo de la historia se ha amado de manera distinta; entiéndase, se han...
.::Los amantes de Suzie Bloom - Andrés Caicedo::.
.::Documental - La Piqueria::.