Domingo, 26 de feb de 2017
Valledupar, Colombia.

El alcalde Tuto Uhía (centro), el periodista Carlos Quintero (izquierda) y el profesor Tomás Darío Gutiérrez / Foto: valledupar-cesar.gov.co

Seis meses transcurren ya desde la posesión del actual alcalde de los vallenatos y, cual crónica cíclica, se repite el patrón de conducta tipo “embrujo” que envuelve el tejido social de este territorio que pareciera no dimensionar que seguir haciendo el papel de hechiceros negros seguramente no nos permita avanzar en pro de lograr los añorados resultados diferentes.

En teoría, cuatro son los años que dura un administrador de turno en la gerencia de la alcaldía de Valledupar, el primer año en sus primeros seis meses prácticamente se sujeta al Plan de Desarrollo del saliente administrador y prepara lo que será su plan para el tiempo de su administración, así las cosas estamos hablando de “seis meses de acomodo y seis meses posteriores de gestión” basados en lo que será su plan de vuelo (o Plan de Desarrollo). Claro está que para gestionar necesita tener proyectos listos y para tenerlos requiere de pre-inversiones (estudios, diseños, presupuestos que se supone debería tener en el Banco de Programas y Proyectos) que la mayoría de las veces no tiene previstos (por no decir todas), por lo que le toca al Alcalde recurrir a malabares, sortilegios, hacer de la palabra “brujería blanca” para embrujar a todo aquel que esté dispuesto a creerle y entregar amparado en la confianza y pacto de damas y caballeros esos proyectos que permitirán el logro de todo aquello plasmado en ese compendio de hojas llamado Plan para el desarrollo de esta querida ciudad.

Así las cosas, se podría decir que al alcalde, más conocido como “Tuto”, le toca ser muy astuto para hacer las veces del “Padrino mágico” y lograr cumplir los deseos de todos aquellos vallenatos que le eligieron y no. Técnicamente, se presume y deduce que todos los vallenatos quieren que Valledupar avance, me pregunto: ¿Cuántos vallenatos se habrán leído el Plan de Desarrollo aprobado en pleno Festival Vallenato? ¿Cuántos están organizando proyectos comunitarios? En el caso de los presidentes de Juntas de Acción Comunal y Juntas Administradoras Locales, en el caso de los Concejales: ¿Están empoderados y comprenderán que esto va más allá de merecer o no merecer la “Mermelada”? ¿Qué hay de los colegios y universidades? ¿Las iglesias incluyéndolas todas con sus creencias están avizorando su rol y papel dentro de ese plan?

Para que el alcalde hoy esté despachando desde el segundo piso de un edificio que rechina en su fachada con los demás que forman el marco de la plaza, se necesitó no sólo de su férrea visión, convicción, esfuerzo y valentía soportados en su fe en el alto cielo, se necesitó también de enlaces con unos y otros bajo la premisa que nadie podría ser señalado por el hecho de que aquí nadie está libre de pecados. ¿El resultado? Un gabinete diverso que refleja el multicolor de esos lazos y que hoy se presume que hacen su mejor esfuerzo.

¿Cuál es el reto que le asiste a nuestro alcalde además de su natural embrujo cargado de palabras blancas que hechizan? Seguir enlazando a unos y otros, en especial a aquellos que con palabras cargadas de embrujos negros lo culpan con alevosía y premeditada acción de los días en que amanece oscuro el panorama, lo culpan de la metástasis que por días sale a flote en algún punto neurálgico de la ciudad cual punta de iceberg. Eso es alimento, es comidilla que les da elementos para el veredicto que excita y da sentido a los Hechiceros Negros: ¡Culpable! ¡El culpable es Tuto Uhia! Es culpable de todo un pasado cargado de intereses EGOístas que sumergieron a esta ciudad en la situación que está, ¡no es mea culpa, es su culpa! Y así se mantendrán culpándolo una y otra vez cada que la metástasis haga presencia en algún punto ciego de la ciudad, así el alcalde tenga cifrado todo su enfoque y esfuerzos por ser recordado como el alcalde que trabajó de día y noche por ver avanzar su amado pueblo, será culpable eternamente para los hechiceros negros por atreverse a soñar en un Valledupar diferente.

¿Cómo atraer y neutralizar a los hechiceros negros? Algunos resultará imposible, pues es su razón de ser y existir, otros serán astutos y entenderán que seguir despotricando del ser y parecer del hoy alcalde no le permitirá permanecer y trascender en su discurso más allá del tiempo, entonces se acercarán con una mueca hipócrita y comenzarán a liderar sus propios temas reconociendo les guste o no quien es la primera autoridad de la ciudad, otros sencillamente están embrujados por esos hechizos negros disparados día a día sin cesar a través de múltiples redes presenciales y virtuales, están embriagados de tanta información nefasta y pueden ser despertados con el embrujo de palabras blancas que les muestre el camino de salida de ese túnel oscuro. 

¿Cómo se lleva eso de lo figurativo a lo literal? ¡Simple! Recuerde señor Alcalde el origen de la “Mermelada”, no es nada nuevo, antes le llamaron “Auxilios Parlamentarios”, luego “Cupos Indicativos” y finalmente trasmutó a “Mermelada”, pues bien, haga que la mermelada deje de verse como un “pago o corbata merecida” por la participación previa en un proselitismo que se presume contribuyó a su elección, haga que sus funcionarios entiendan que están allí por su visión y que por lo tanto la autoridad de ellos y demás vallenatos es usted no quien los postuló! Neutralice a los gamonales que creen tenerlo enlazado cual títere y hágalos entender que si bien se les agradece su participación y contribución el asunto aquí es avanzar buscando el beneficio de todos y por añadidura viene el personal, nunca lo contrario. ¡Parece firme, usted es la primera autoridad! Así lo provoquen para hacerle salir de su lado oscuro (ninguno está libre de tenerlo), parece firme y no cese de pedir sabiduría del alto cielo. Convoque liderazgos de todo tipo e invítelos a formular pre inversión que garanticen no solo su participación sino el cumplimiento de las metas para avanzar en su Plan.

¡Ah! Y no deje de salir en fotos, así les moleste a más de un poco, a la final lo público es eso: publicar lo mucho o lo poco, pero hay que publicar diariamente el accionar, esa es su magia y natural embrujo que lo llevó a estar donde está. Siga avanzando y tirando a raudales brujería blanca sin cesar, eso molesta porque, se quiera o no, hay que despertar de ese hechizo negro que pretende mantener a un pueblo sumergido, en odios, amarguras y frustraciones nublando la mente y acciones. Lo invito a que siga avanzando que el asunto no es imposible.

 

Yarime Lobo Baute

@YarimeLobo 

Artículos relacionados

Listo pa´ la foto
Listo pa´ la foto
Expectantes pasamos los periodistas la semana anterior y todo por una promesa de...
Balance del pasado Festival
Balance del pasado Festival
Terminó la versión 48 del Festival de la Leyenda Vallenata y, como siempre, es...
Editorial: El Hay Festival en la costa Caribe
Editorial: El Hay Festival en la costa Caribe
  Con el tiempo, el Hay Festival se ha convertido en una cita imprescindible de la...
Hombres Efe
Hombres Efe
Pensaba en ellos, en los "Hombre Efe" que me hallase en mi camino, fue uno a la vez,...
Medios que prostituyen la realidad colombiana
Medios que prostituyen la realidad colombiana
La ley establece una responsabilidad social para los medios de comunicación social,...
.::¡10 BookTubers que deberías ver!::.
Hubo un error cargando el vídeo, verifique que tiene habilitado JavaScript y el complemento Flash.
.::¿Dónde y cómo comprar libros por internet?::.
Hubo un error cargando el vídeo, verifique que tiene habilitado JavaScript y el complemento Flash.