22/12/2014
Valledupar, Colombia.

El Monumento a Hernando de SantanaEn medio de una amplia rotonda, en plena Avenida Salguero, el monumento a Don Hernando de Santana recuerda los orígenes de Valledupar.

Inaugurada en el año 2000 como regalo a la ciudad en la celebración de sus 450 años, esta obra fue concebida  por uno de los mayores escultores de Valledupar: Jorge Maestre (también autor del Cacique Upar y la Sirena del río Hurtado).

El monumento de magnánimas proporciones puede considerarse como uno de los más visibles de la ciudad y nos incita a recorrer la agitada historia de la capital del Cesar.

En la obra, el conquistador español se mantiene recto y firme, con la típica armadura y la espada de la época, quizás para representar su inquebrantable voluntad.

El soldado español, nacido en la ciudad de Zafra (Badajoz), se alistó con menos de veinte años en la expedición de Francisco Montejo para explorar la zona de Yucatán (México), dominada en aquel entonces por los mayas.

En 1528, el joven soldado participó directamente en la conquista de Honduras y tuvo que enfrentarse a enfermedades desconocidas (como la malaria).

Sus reiterados aciertos en los conflictos mantenidos con los indígenas le permitieron ascender en la jerarquía militar y obtener el título de capitán.

Su ambición y osadía le impulsaron a buscar nuevas responsabilidades y a emprender el viaje a Santa Marta (Colombia) donde se iniciaba la conquista de la costa Caribe.

En las costas neogranadinas, el conquistador tuvo primero que acallar las revueltas de los esclavos africanos en las cercanías de la Sierra Nevada de Santa Marta.

De esta manera, decidió someter a los reductos de esclavos liberados (cimarrones), también llamados palenques, nacidos en los montes como respuesta al trato abusivo padecido en las plantaciones.

El aplastamiento de la resistencia cimarronera fue más difícil de lo esperado ya que los rebeldes –siguiendo el modelo de Miguel, un líder cimarrón en territorio venezolano–, se habían organizado en grupos para perpetrar pillajes en las ciudades pobladas por los españoles.

Tras poner fin a la insubordinación de los esclavos, el capitán Hernando de Santana descubrió en las orillas del río Guatapurí y del Cesar un territorio hermoso, habitable y cálido.

Las tierras fértiles y la afabilidad de los indígenas nativos acabaron de persuadirlo: éstas debían ser las tierras de un nuevo asentamiento español en tierras americanas.

Así pues, el 6 de enero de 1550, el capitán Hernando de Santana fundaba la ciudad de los Santos Reyes del Valle de Upar, nombre escogido en reconocimiento a la ayuda prestada por el Cacique local.

Cinco siglos después, la mirada de Hernando de Santana sigue escrutando los horizontes de una ciudad que crece a una velocidad galopante. Valledupar nació con un puñado de familias y es, ahora, la residencia de más de medio millón de personas.

 

PanoramaCultural.com.co

Artículos relacionados

Mompox, un lugar fuera de este mundo
Mompox, un lugar fuera de este mundo
Ubicado en el Departamento de Bolívar, Santa Cruz de Mompox es una población situada a...
El Parque Cultural del Caribe, el primer museo regional de Colombia
El Parque Cultural del Caribe, el primer museo regional de Colombia
Recordar la grandeza y decadencia de las etnias indígenas de la costa Caribe, entender...
El pueblo de Badillo y su tesoro oculto
El pueblo de Badillo y su tesoro oculto
A escasos kilómetros de Valledupar, siguiendo la carretera que dirige a Patillal, el...
El Viajero  en Valledupar, el recuerdo de otros tiempos
El Viajero en Valledupar, el recuerdo de otros tiempos
Solo con sus pensamientos. El Viajero se halla en medio del Parque del mismo nombre a...
El monumento de las guitarras: un homenaje al foclor vallenato
El monumento de las guitarras: un homenaje al foclor vallenato
En el barrio Primero de Mayo de Valledupar, la guitarra es el instrumento más querido....
.::La historia del diamante de Diomedes Díaz::.
Hubo un error cargando el vídeo, verifique que tiene habilitado JavaScript y el complemento Flash.
.::La yuca y la taja - Iván Villazón y Saul Lallemand::.
Hubo un error cargando el vídeo, verifique que tiene habilitado JavaScript y el complemento Flash.