Sábado, 21 de oct de 2017
Valledupar, Colombia.

Reshma Qureshi

Viendo esta semana las noticias encontré la historia de Reshma Qureshi, fue quemada con ácido por su cuñado y un grupo de hombres cuando tenía 17 años. Hubo muchos momentos en que odió su vida por completo, y hoy decide mostrarle al mundo que sus quemaduras, son sólo marcas de una mujer guerrera.

Esta joven india de 19 años pasó de ser sobreviviente de un ataque con ácido a  modelo de la Semana de la Moda de Nueva York. La idea que fuera modelo en esta oportunidad fue de FTL Moda, quienes, desde hace 10 años, han estado produciendo eventos en la Semana de la Moda de Nueva York y luchando contra los estereotipos en las pasarelas. Aparecen en los titulares de noticias de moda, porque llama la atención que sus modelos salgan de los cánones de belleza: son modelos en sillas de rueda, que usan bastones y con síndrome de Down.

Cuando hablamos de belleza, nos remitimos inmediatamente a lo físico. Entonces a partir de esto  elaboramos  juicios que califican a las personas, como si estuviéramos en una constante pasarela, donde se rechaza a una mujer cuando sus medidas son enormes o exiguas. Todos y todas queremos ser atractivos e importantes en la vida de otros. De igual manera, deseamos encontrar a alguien muy bello, pero no siempre se sabe qué valores apreciar cuando consideramos a las personas.

No sabemos muy bien cómo definir lo que es bello, gracias al uso y abuso de la figura femenina por parte de una cultura sensacionalista, patriarcal y los medios de comunicación del mundo, que están dispuestos a hacer cualquier cosa  para atraer más público y lograr mayores ventas. Esta situación se ha convertido en un problema de salud pública, donde las  mujeres están dispuestas a pagar cualquier precio.  Esto ha cobrado -y sigue cobrando- la vida de muchas mujeres de todas las edades y estratos sociales, las cuales se someten a peligrosos tratamientos y cirugías para adaptar sus formas y medidas a lo que consideran bello, con el fin de ganar popularidad, escalar posiciones o alcanzar la fama, sin que se tomen medidas al respecto.

Lo que realmente deberíamos tener en cuenta cuando hablamos de la verdadera belleza de la mujer, es cómo se manifiesta la grandeza de su alma, de dónde resplandece su riqueza espiritual, reconociendo sus raíces y su autenticidad  como seres únicos e irrepetibles que somos. Aprovecho para resaltar a Belkys Arizala que desde su Escuela, Agencia de Modelos y reinas  y su Fundación “El alma no tiene color”, está empoderando a las mujeres en su amor propio. 

Para mí es también un verdadero orgullo contar que mi hija, Karen Beatriz Vásquez Ramírez, una mujer empoderada y que logra lo que quiere en la vida, siga en su lucha por seguir transformando los imaginarios de belleza. Ejemplo de ello es lograr el sueño de estar en una pasarela, mostrando a Colombia y el mundo la Verdadera Belleza de la Mujer. Esto lo logró gracias a Belkys quien escuchó su clamor y sirvió de inspiración para promover la Pasarela de la verdadera belleza, donde participaron modelos de tallas grandes y niñas con síndrome de Down.  

Entonces la verdadera belleza está en la salud, naturalidad, serenidad y humor inteligente y complemento manifestando lo que dice Reshma Qureshi “La belleza es un estado de ánimo, y que no sólo depende de estereotipos, sino de autoestima”.

Hay que reconocer también el trabajo de Gina Potes, una colombiana que fue atacada hace 19 años con ácido, hoy, medianamente recuperada de sus heridas, ayuda a jóvenes que como ella perdieron su rostro. Ella ha tenido que esperar 15 años para que cicatricen sus lesiones, luego de afrontar 26 cirugías y 70 procedimientos quirúrgicos. “Aunque logré recuperarme físicamente en un 50%, las heridas del alma siempre permanecen”, sostiene, y recuerda con angustia las mañanas en las que su hijo Andrés se le acercaba con miedo. Pero una mañana, el niño conjuró la maldición con una frase amorosa: “Mamita, no te preocupes, con un borrador te borraré la cara y te pintaré una nueva. Luego nos iremos volando al país de los pollitos”. Así despertó de su letargo, y siguió la recomendación del pequeño: borrón y cuenta nueva.

Tengo el gusto de conocerla y es una mujer que transmite mucha energía, que habla con soltura y ya no siente miedo, es una mujer nueva como ella misma dice “soy como el ave Fénix, porque resucité de mis propias cenizas”. Ella creó la fundación Reconstruyendo Rostros, para apoyar a otras mujeres víctimas de ataque con agente químico.

Según Medicina Legal en Colombia han sido atacadas con agente químico en los últimos 10 años más de 926 mujeres.  A nivel mundial, por su parte, los datos de Acid Survivors Trust Internacional dicen que son más de 1.500 mujeres cada año en 20 países como Bangladesh, Pakistán y la India, donde el machismo hace parte de la fragilidad social.

 

Beatriz Ramírez David

 

Mundo en femenino
Beatriz Ramírez

Administradora de Empresas, egresada de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia “UNAD”, estudiante de la Maestría en Género, Sociedad y Políticas en Prigepp-flacso. Cuento con habilidades y competencias que me han permitido desarrollarme en las áreas de gestión humana, en los sectores públicos y privados. Con capacidad de liderazgo y trabajo en equipo; con amplia experiencia como facilitadora en temas de Género, empoderamiento de las mujeres, igualdad de derechos e Inclusión Social, manejo de personal y trabajo social con comunidad en alto riesgo de vulnerabilidad.

[Leer columna]

Artículos relacionados

A proteger el vallenato clásico
A proteger el vallenato clásico
Con la expedición de la Resolución 1321 del 26 de Mayo del presente año, mediante la...
Los Compositores las interpretan mejor
Los Compositores las interpretan mejor
Uno de los nefastos efectos de la piratería en la música vallenata fue la sustancial...
Fábulas de la hiena, el zorro y otras bestias
Fábulas de la hiena, el zorro y otras bestias
“La soberbia no es grandeza sino hinchazón; y lo que está hinchado parece grande pero...
De Fidel a Panao, de Trump a los Besotes
De Fidel a Panao, de Trump a los Besotes
Despedimos el año anterior con la tragedia de la niña indígena Samboni y la...
La tarea del profesor Caamaño
La tarea del profesor Caamaño
"Por ahí estuvo el profesor Caamaño, buscándote". Esas eran las palabras que...
.::Cumbia, Salsa, Salsa Choke, Bachata, Merengue - en 7 minutos::.
.::¿Cómo hacer arroz con coco colombiano?::.