Sábado, 21 de oct de 2017
Valledupar, Colombia.

Este domingo el pueblo tiene la palabra; si es la mayoría de colombianos los que quieren que sus hijos y nietos continúen en la guerra estúpida que hemos vivido durante los últimos 52 años, pues ¿qué se le puede hacer? La voz del pueblo es la voz de Dios; pero si prima la sensatez y el raciocinio de una mayoría abrumadora que hemos vivido en carne propia los rigores de este absurdo conflicto, como realmente auguro, el Sí arrasará pasado mañana y podremos estar dando cristiana sepultura a la confrontación bélica con las FARC EP.

Respeto profundamente a quienes han hecho un juicioso estudio y análisis del acuerdo suscrito el pasado 26 de septiembre y han llegado a la conclusión de que es un documento leonino para la nación colombiana, pero estoy seguro de que la mayoría de quienes fervorosamente apoyan el No, no han leído el acuerdo y, si lo han hecho, lo han malinterpretado, cegados por el odio o inducidos por los sofismas de aquellos que sí tienen interés directo en que los honores de suscribir un acuerdo de Paz con las Farc no se los lleve quien a su juicio no lo merece; el asunto, entonces, es que la oposición política y los intereses partidistas y mezquinos pueden más que lo que realmente pueda ser bueno para una sociedad.

Estas son mis diez razones por las que un colombiano o colombiana sin ningún tipo de manipulación debería votar el domingo por el Sí:

1.  He leído con detenimiento y he analizado las 297 páginas que contiene el acuerdo suscrito entre el Gobierno Colombiano y las Farc Ep y no encuentro por ningún lado algún texto que permita que las Farc tengan la más remota posibilidad de acceder a llegar a gobernar nuestro país.

2. Ningún pueblo en el mundo se daría el lujo de negar la terminación por las buenas de una guerra que le ha traído más de 250 mil muertos y casi ocho millones de víctimas.

3. La sola oportunidad de un cambio de rumbo de una nación que lleva más de medio siglo asesinándose entre sí, despojando de la tierra por la fuerza a los campesinos sería suficiente, para decir ¡ya está bueno!

4.  El solo hecho de que las Farc dejen de secuestrar, narcotraficar, minar, reclutar menores y demás a cambio de perdonar sus atrocidades pasadas y dejarlos participar en política, es una ganancia incalculable.

5. La posibilidad de dedicar nuestra fuerza pública y buena parte del fisco en justicia social en vez de presupuesto para la guerra, debería motivarnos a dar un rotundo sí.

6. Más de un cuarto de siglo intentando encontrar una solución negociada al conflicto y cuando la tenemos en nuestras manos la vamos a dejar escapar, no tendría lógica.

7. La comunidad internacional unánimemente saluda, avala y aplaude  el acuerdo; eso debería ser como mínimo un indicador.

8. Gran Bretaña hace muy poco tuvo una experiencia terrible por votar folclóricamente a favor del “brexit”, de la cual se encuentran profundamente arrepentidos; de algo debería servir ese ejemplo.

9. Recuperar la soberanía del pueblo y la posibilidad de decidir directamente el rumbo de un país, basado en el dialogo y no en la fuerza y las armas, ya es suficiente.

10. La Paz es un derecho fundamental y hay un deber de cada ciudadano de velar por conseguirla a como dé lugar.

 

Jorge Nain Ruiz

@JorgeNainRuiz 

Vallenateando
Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

[Leer columna]

Artículos relacionados

¿Mutis antipático?
¿Mutis antipático?
Al otro mundo viajó el poeta Álvaro Mutis. Dejó una fascinante biografía; quienes lo...
Un aroma de paz nos llega desde La Habana
Un aroma de paz nos llega desde La Habana
Entre los abrojos espinosos del rencor y el odio, que por más de cincuenta años se...
Editorial: Los juglares, en primera línea del folclor
Editorial: Los juglares, en primera línea del folclor
El trabajo por la conservación y el reconocimiento del folclor vallenato ha hecho que,...
La puesta en vilo de un inquisidor
La puesta en vilo de un inquisidor
Alejandro Ordóñez Maldonado. Nació en Bucaramanga en 1955, es abogado de profesión,...
De los gozos al Santo Ecce Homo (II)
De los gozos al Santo Ecce Homo (II)
La devoción, pero sobre todo la fiesta del Santo Ecce Homo de Valledupar constituye un...
.::Cumbia, Salsa, Salsa Choke, Bachata, Merengue - en 7 minutos::.
.::¿Cómo hacer arroz con coco colombiano?::.