Domingo, 24 de sep de 2017
Valledupar, Colombia.

Los hermanos Auguste et Louis Lumière

El inicio del Cine está irremediablemente ligado a Francia, concretamente a los hermanos Lumière, quienes fueron los primeros en filmar una película. Los hermanos Lumière eran empresarios fotográficos y patentaron su nuevo invento con el nombre de Cinematógrafo.

El 28 de diciembre de 1895 organizaron la primera exhibición pública en un café de París para mostrar sus grabaciones. Sus películas tenían una duración de un minuto, aproximadamente, a 16 fotogramas por segundo. En esas películas, la cámara captaba la realidad, la vida cotidiana, el realismo de la época. Los hermanos Lumière montaron una red de enviados a diversos países que realizaban películas para ellos.

Algunas de esas películas son Salida de obreros de la fábrica Lumière, El regador regado, Llegada de un tren a la estación, Partida de naipes o La demolición de un muro. En España, la primera película rodada por los Lumière fue una corrida de toros. Durante los años que los Lumière se dedicaron al cine pusieron en marcha la primera industria cinematográfica. No obstante, en el año 1900, los hermanos Lumière dejaron el cine y volvieron a su negocio tradicional de fotografía.

El cineasta Georges Meliès fue el heredero de los hermanos Lumière en la industria cinematográfica. Meliés adquirió en Gran Bretaña un bioscopio, que era un aparato similar al cinematógrafo de los hermanos Lumière. No obstante, Georges Meliés se interesó por el cine desde una perspectiva de crear realidades: el cine como recreación, como invención. Meliés descubrió el trucaje e introdujo la aportación de la fantasía al cine, pero sin continuidad ni montaje. Este director realizó un gran número de películas cortas (hay contabilizadas unas 500 grabaciones), pero se arruinó y dejó de hacer cine hacia el año 1913. Algunas de sus películas más conocidas son Viaje a la Luna o El hombre orquesta. Georges Meliés murió olvidado en el año 1938, aunque su aportación al mundo del cine hoy en día es indiscutible.

Con estos precedentes, en Francia nació una industria cinematográfica bastante importante. El cine era algo que se podía exportar, por lo que surgieron dos grandes empresas en territorio francés, Pathé y Gaumont, con la clara idea de hacer cine y venderlo fuera del país.

Charles Pathé creó la empresa multinacional Pathé, siendo la primera organización industrial del cine. La empresa Pathé introdujo el noticiero cinematográfico, ya que, como no había televisión, la información la daba el cine, apareciendo no solo como película sino también ofertando otros servicios. No obstante, hasta los años 20 el cine no se consolidó como una industria estable. En esa época, la empresa Pathé contrató como principal director a Ferdinand Zecca. 

Por su parte, León Gaumont (que procedía del negocio fotográfico, al igual que los hermanos Lumière) creó la empresa Gaumont. Éstos fueron los mayores estudios cinematográficos del mundo hasta la Primera Guerra Mundial. Su principal director fue Louis Feuillade, que creó el cine en serie con el personaje Fantomas.

En esta época apareció lo que se denominó como el “Film d´Art” (Cine de arte), una corriente que concebía el cine como una escenificación del teatro, es decir, como la teatralización del cine. El prototipo de este cine fue la película El asesinato del Duque de Guisa, de 1908. Este tipo de cine tuvo vigencia durante algunos años, pero no prosperó lo suficiente.

La I Guerra Mundial supuso un punto de inflexión para la industria cinematográfica francesa, ya que Europa quedó dividida y Francia no pudo exportar sus creaciones. Esto favoreció a Estados Unidos, sobre todo a partir de los años 20, siendo el final de esa hegemonía francesa en el cine.

 

Manuel Lorenzo 

 

Artículos relacionados

Jurassik Park, veinte años después
Jurassik Park, veinte años después
Para los cinéfilos y cinéfilas como yo, el cine es una manera de alcanzar la...
“El guión es como una guía que tienes para el rodaje”: María José Carrillo
“El guión es como una guía que tienes para el rodaje”: María José Carrillo
El II Festival de las Artes realizado en Valledupar ofreció momentos de auténtico...
Selma: la gran película que pasó desapercibida en los Oscars
Selma: la gran película que pasó desapercibida en los Oscars
Extrañamente, Selma no sobresalió en los Oscars de este año. Quizás por el ruido...
Más que una melodía, una conclusión
Más que una melodía, una conclusión
Las bandas sonoras de las películas son en gran parte responsables del recuerdo que...
El Hobbit: ¿El gran viaje prometido o más de lo mismo?
El Hobbit: ¿El gran viaje prometido o más de lo mismo?
Hace semanas y meses que los amantes del cine de fantasía esperan la llegada de El...
.::Cortometraje - Nomofobia::.
.::Conversación con Alvaro Mutis - Uno no es de donde nació...::.