Viernes, 28 de jul de 2017
Valledupar, Colombia.

La agenda de los festivales de música vallenata de 2016 se cierra en el mes de diciembre con el Festival Nacional de Compositores de Música Vallenata, de San Juan del Cesar (La Guajira), que este año llega a la versión 40, y es en homenaje a Jorge Celedón, Adrián Villamizar y Rodolfo Molina (presidente de la FFLV); y el Festival ‘Tierra de Compositores’ de Patillal (Cesar), que llega ya al número 28, en honor a Gonzalo Arturo “El Cocha” Molina.  Una vez cerrado el telón festivalero, todas las expectativas se concentrarán en Valledupar 2017, Festival número 50, en homenaje a sus líderes fundadores: Alfonso López Michelsen, Consuelo Araujonoguera y Rafael Escalona Martínez.

En el Festival (2017) se llevará a cabo el cuarto concurso de rey de reyes.  El primero fue en 1987, y el ganador fue Nicolás Elías “Colacho” Mendoza; el segundo en 1997, tuvo como ganador a Gonzalo Arturo “El Cocha” Molina; y el tercero en 2007, con Hugo Carlos Granados como ganador. Desde ya se comenta que el festival 50 será el mejor de la historia, por la experiencia organizacional de la directiva de la Fundación, por el reconocimiento internacional de los homenajeados y por la calidad de los músicos participantes. Además de los concursos de rey de reyes de acordeoneros y de compositores de canción inédita, se realizará el de la piqueria. 

Ya empiezan los amantes de la música vallenata tradicional a especular con los nombres de los acordeoneros que van a participar y los que presuntamente tienen más méritos para coronarse rey de reyes.  Una vez pase diciembre, en las vecindades del paisaje de Valledupar se siente el sol de enero envuelto en el esmalte de las flores de los cañaguates, en las calles el viento se mece en las notas de acordeones y en la piel de las mujeres brotan arpegios de guitarras, porque su cuerpo conserva la mágica simetría de este instrumento.  En marzo llega la primavera y las tardes suspiran con el flequeteo de polleras en los ensayos de la danza de El Pilón, y abril se siente cerca ya, ronda la fiesta de cantos y acordeones.

Muchas son las expectativas por la calidad musical de los acordeoneros. Desde mi experiencia de espectador, de casi todas las versiones del festival y de jurado de canción inédita y de piqueria, en algunas ocasiones desde hace 20 años, expreso estas opiniones, que son las de muchos que quieren y defiende la música vallenata.

1. Los acordeoneros aspirantes a la corona de rey de reyes son músicos profesionales que tienen experiencia, cualidades y méritos reconocidos, y se preparan para concursar con las canciones vallenatas tradicionales que ellos han grabado. Y si no han grabado en los cuatro aires, todavía están a tiempo de hacerlo. Es inadmisible que un acordeonero sea rey vallenato sin haber grabado en los cuatro aires tradicionales.  

2. Siempre será grato recordar las canciones clásicas de los juglares, pero eso no justifica que los concursantes que han participado varias veces, tengan que tocar el mismo repertorio; por eso sugerimos que presenten una puya nueva, pero sin la consabida melodía de las cinco puyas más conocidas, y con apenas algunos cambios en la letra. Algo similar sucede con el aire del son, cuando uno lo escucha piensa que están tocando la misma canción con diferente letra.   

3. Tradición no es repetir lo viejo, lo que ya existe, es conservar la esencia y demostrar talento y creatividad, que son claves fundamentales del verdadero artista.  Rafael Escalona y Leandro Díaz, en su momento, se nutrieron de sus antecesores, pero no imitaron; se esforzaron por la calidad de sus canciones y patentaron un estilo personal, por eso pasaron a la historia. Lo mismo podemos decir de acordeoneros como Luis Enrique Martínez, Nicolás “Colacho” Mendoza, Ovidio Granados, Emilianito Zuleta y Juancho Roys.  

4. Un rey no debe ser imitador, debe tener su estilo. La gente no quiere que haya reyes que vengan a imitar a Luis Enrique, a Colacho o Emilianito. El rey debe tener su propia impronta, que muestre que es merecedor de la magna corona de “rey de reyes”. Porque, cierto es que hay reyes vallenatos que han sido inferiores al compromiso de exaltar y difundir la tradición musical del vallenato.

Considero oportuno terminar con una petición "folclórica" a la directiva de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata: en los archivos de la Fundación aparecen los nombres de las canciones que han interpretado los acordeoneros finalistas en las diversas categorías, en los 49 años de concursos. Les sugiero elegir la más interpretada en cada uno de los cuatro aires, a fin de darle una mención especial a su respectivo compositor. De acuerdo con mis anotaciones, creo que en el aire de puya la más interpretada es ‘El pedazo de acordeón’, de Alejo Durán.   

 

José Atuesta Mindiola 

 

El tinajero
José Atuesta Mindiola

José Atuesta Mindiola (Mariangola, Cesar). Poeta y profesor de biología. Ganó en el año 2003 el Premio Nacional Casa de Poesía Silva y es autor de libros como “Dulce arena del musengue” (1991), “Estación de los cuerpos” (1996), “Décimas Vallenatas” (2006), “La décima es como el río” (2008) y “Sonetos Vallenatos” (2011).

Su columna “El Tinajero” aborda los capítulos más variados de la actualidad y la cultura del Cesar.

[Leer columna]

Artículos relacionados

El Encuentro Departamental de Bandas Musicales del Cesar en su mejor versión
El Encuentro Departamental de Bandas Musicales del Cesar en su mejor versión
Pailitas es desde hace siete años el municipio anfitrión del Encuentro Departamental...
El cantante Jorge Oñate, homenajeado en Monterrey (México)
El cantante Jorge Oñate, homenajeado en Monterrey (México)
Cada año, la música vallenata encuentra en México un escenario espectacular par ser...
El día después de la gran parranda
El día después de la gran parranda
Los gestos lentos y repetitivos de los dos barrenderos son las primeras señales de...
“Más pudo mi libertad poética que un matrimonio”: Rita Fernández Padilla
“Más pudo mi libertad poética que un matrimonio”: Rita Fernández Padilla
Ella nació el día del solsticio de verano, cuando sol alcanza su más alta posición...
Una mirada atrás: Rafael Valencia y el canto a la vida
Una mirada atrás: Rafael Valencia y el canto a la vida
En sus ojos brilla la luz de un hombre que ha vivido intensamente. Un amante de las...
.::Colombia en bicicleta - historia de una pasión::.
.::50 años de Cien años de Soledad en la Biblioteca Nacional::.