Lunes, 24 de abr de 2017
Valledupar, Colombia.

Gabriel García Márquez en el tren que lo llevó de Santa Marta a Aracataca / Foto: ElPais.com.co

Su primera visita a la capital del Magdalena fue en 1952, cuando se encontró con su hermano Luis Enrique García Márquez en Santa Marta, antes de viajar por la Provincia Guajira, vendiendo por esos pueblos libros y enciclopedias.

Antes de ganarse el Nobel de Literatura en 1982, lo vieron cuando se residenció en el Hotel Titimar de los hermanos Alarcón Núñez, visitando a sus familiares.

El 11 de diciembre de 1982, año en el cual García Márquez ganó el Nobel de Literatura, se firmó en Santa Marta el acta de constitución de la “Asociación Cultural del Magdalena Gabriel García Márquez”, iniciativa del poeta samario Otoniel Martínez Nieves, bajo el patrocinio del Club Rotario de El Rodadero. Cuyo objeto primordial es el fomento y estímulo a la investigación y desarrollo de las letras y las artes de la cultura del Magdalena.

En el año 1983, después de haberse ganado el Nobel de Literatura, pernoctó en Santa Marta y tomó trago, de aquí pasó a su pueblo Aracataca, a compartir el premio con sus paisanos.

En 1983 escribió en el diario El Espectador de Bogotá, un reportaje titulado: Bateman: Un Misterio sin Final. En ese escrito se refería al accidente ocurrido al líder guerrillero samario, en el cual manifestaba que “La ciudad de Santa Marta, es tal vez la más doméstica del país. Una ciudad donde todo el mundo se conoce”.

El 29 de mayo del 2007 durmió en Santa Marta, ya que al día siguiente, o sea el 30 de mayo, debía partir en el “Tren Amarillo de Macondo”. Ese día a las diez y media de la mañana, subió al tren vestido de blanco, en medio de un alboroto en la Sociedad Portuaria de Santa Marta. Cuando el escritor y su comitiva llegaron en buseta al patio del puerto, lo esperaban periodistas, músicos y funcionarios. Al salir del puerto la comunidad samaria, saludaba con pañuelos, banderas de Colombia y con sonrisas el paso del tren. Luego en una corta parada a la entrada del aeropuerto, García Márquez se asomó por la ventana y siguió directo para Aracataca. Ese mismo 30 de mayo en la tarde, Gabriel García Márquez se montó en un bus con vidrios polarizados que lo llevó de regreso a Santa Marta. Quiere decir que el premio nobel de literatura, volvió a dormir en Santa Marta.

En el año 2011 el Nobel colombiano recibió el reconocimiento por parte de la Universidad del Magdalena de la ciudad de Santa Marta, recibió el título Honoris Causa en Cine y Audiovisuales. Este reconocimiento fue recibido por Aída García Márquez, hermana del escritor que después de haber recibido el premio Nobel había decidido no aceptar más distinciones, pero hizo una excepción con esta institución por ser la principal entidad educativa de su pueblo de origen, Aracataca, el cual está ubicado a menos de dos horas de Santa Marta.

Nacido en Aracataca pero engendrado en Santa Marta

Los padres de Gabriel García Márquez, se casaron el 11 de junio de 1926 en la Catedral de Santa Marta; pero su primer hijo, o sea Gabo, nació el 6 de marzo de 1927 en Aracataca, faltándole 5 días para completar los nueve meses, o 36 semanas, que dura un parto normal. Quiere decir que Luisa Santiaga Márquez Iguarán, su madre, quedó embarazada la misma noche que se casó con Gabriel Eligio García. Fue este un matrimonio silencioso y apresurado, ya que los padres de Luisa Santiaga Márquez, no comulgaban con el noviazgo. Fue así como los novios aprovecharon la estancia en Santa Marta, en casa de Juan de Dios Márquez Iguarán “Juanito” (hermano de la novia que trabajaba en la Aduana de la ciudad), para consumar el matrimonio.

La Cataquera Luisa Santiaga Márquez, había estudiado en el colegio La Presentación de Santa Marta, mientras que el sucreño Gabriel Eligio García, era el telegrafista de Aracataca. El escritor García Márquez, fue criado en casa de su abuelo en Aracataca, por el Coronel Nicolás Márquez Mejía, quien falleció en Santa Marta el 14 de marzo de 1937. Fue este militar de la Guerra de los Mil Días, quien fundamentó en la vida al niño Gabito. Su madre vivió siempre agradecida de su hermano “Juanito” Márquez Iguarán, porque éste la apoyo desde su vida de estudiante, pasando por el apoyo al matrimonio, hasta el apoyo económico que recibió de él, cuando vivían en Barranquilla, lugar donde Gabriel García Márquez estudiaba. En agradecimiento al buen comportamiento de su tío “Juanito”, el famoso escritor escogió a su hija, la samaria Margarita Márquez Caballero, como su secretaria privada en Bogotá.

 

Raúl Ospino Rangel

 

Acerca de esta publicación: El artículo “La relación de García Márquez con Santa Marta" fue extraído del reportaje “Historia de Aracataca y Gabo” publicado anteriormente por Raúl Ospino Rangel.

.::Documental - Orígenes del vallenato::.
.::Vallenato, del Valle de Upar para el mundo::.