Domingo, 25 de jun de 2017
Valledupar, Colombia.

Se fue el 2016 no sin antes en su último día llevarnos a un viaje de reflexiones lleno de combinaciones antagónicas de sentimientos. Llegaron momentos de felicidad por conformismos y tristezas por decepciones, creando instantes intermitentes de depresión donde nos vemos forzados a distraernos con las distintas actividades navideñas, que no son más que un despiste del último suspiro del año para no tener que pasar todo el santo día sacando cuentas.

Al comenzar un nuevo año muchas reflexiones pasan por nuestra cabeza, lo infaltable es hacer una listado de las cosas que no deben volver a pasar, cada año que se suma a nuestro calendario debe traer madurez y conocimiento gracias a la experiencia que éste nos suma. Muchas autocriticas y consejos salen de la síntesis de actividades del año viejo. Que no vuelva a suceder en el gabinete del gobierno municipal de Valledupar y en ningún otro gabinete de Colombia que el afán de buscar resultados los lleve a saltar debidos procesos, ya sabemos que eso solo traerá caos.

Que no nos vuelva a suceder: que funcionarios en afán de mostrar resultados se valgan de información falsa para quedar bien, ya sabemos que eso los dejará mal parados –recordemos al funcionario que publicó una foto de un delincuente dado de baja en otro país, no pecaría al decir que de otro continente, para mostrar resultados en seguridad local.

Que no nos vuelva a suceder: no dar meritos ni resaltar las obras y buenas gestiones de los gobiernos aunque sean políticamente contrarios, ya sabemos que si lo hacemos creamos ciudad.

Que no nos vuelva a suceder: que administraciones tomen como enemigo a ciudadanos activos que preocupados por la comunidad se toman el tiempo para denunciar y elevar su voz por las distintas redes sociales, ya sabemos que atacar a estas personas solo les traerá una mala imagen y crear una bola de nieve; la perfecta descripción de una comunidad cuando se une por un propósito.

Que no nos vuelva a suceder: que prefieran atacar en lo personal a los líderes que piensan distinto y no tomen mejor la iniciativa de escuchar sus ideas y sumarlas a su agenda, ya sabemos que no hacerlo les resta poder, les resta una ayuda y les resta en imagen.

Que no nos vuelva a suceder: que la culpa de todo se la fijemos solo  a nuestros gobernantes debemos medir el grado de responsabilidad que nos toca, ya sabemos que esto sería un buen inicio para avanzar.

Que no nos vuelva a suceder: que piensen que son dueños de algo que es público y que crean que ganar una contienda electoral es lo mismo que un premio, no, acá lo que se ganan es un compromiso de manejar bien una empresa de la cual es dueña la comunidad, ya sabemos que hacerlo solo muestra su falta de profesionalismo.

Que no nos vuelva a suceder: que después de pensar por cuatro años que tuvimos uno de los mejores gobernadores de Colombia, ya sabemos que hoy estamos inundados de obras inconclusas y con hallazgos por más de cincuenta mil millones de pesos, eso sí que es no estar nada a Salvo.

Algo que realmente pido a Dios es Que no nos vuelva a suceder: tener otro presidente como Juan Manuel Santos eso sí que ni en broma.

Fin del comunicado.

 

Andy Romero Calderón

@andy_romeroc

Vallenato de Guacoche
Andy Romero Calderon

Vallenato de cédula, guacochero de nacimiento. Ingeniero de sistemas de la Universidad Popular del Cesar. Me gusta la buena crítica y política, sin caer en sus vicios y hasta donde los argumentos me dejen llegar. Amante de la buena música y no de un género en específico. El silencio es, después de la palabra, el segundo poder del mundo. Twitter: @andy_romeroc

[Leer columna]

Artículos relacionados

A propósito de la terna para fiscal general
A propósito de la terna para fiscal general
Cuando el presidente Juan Manuel Santos abrió una convocatoria pública para la terna...
Aquel soberbio león
Aquel soberbio león
Para la sociedad y en ejercicio de la política, la soberbia es el antivalor más...
Las credenciales de Miguel Morales
Las credenciales de Miguel Morales
Se trata de la misma persona. La voz que, aquella tarde en la distancia, distrajo mi...
Santa Paz
Santa Paz
El 23 de junio de 2016 es un día para recordar y enmarcar en la historia de...
Desde el lenguaje nos acribillan
Desde el lenguaje nos acribillan
  Cierto lenguaje, como los fleteros y atracadores a diario nos acorralan, pone al...
.::Historia de la Cumbia en Colombia - India y Negra::.
.::La Cumbia Sanjacintera: de las Gaitas al Acordeón::.