Sábado, 21 de oct de 2017
Valledupar, Colombia.

En su libro, El fin del poder, el reconocido columnista y escritor Moisés Naím deja claro que, hoy en día el poder es más fácil de conseguir, difícil de mantener y fácil de perder, ya no es como en otrora cuando los llamados partidos oficialistas ponían y quitaban presidentes a su antojo, no les interesaba el pueblo.

Hoy esa realidad ha cambiado con un modelo social que se está imponiendo en todo el orbe mundial, y es el populismos político, que trae consigo la anti política, que no es más que un rechazo rotundo de la sociedad a las clases políticas y a sus representantes en los cargos públicos más importantes y donde se toman las decisiones que afectan a millones de personas en todo el mundo.

Pequeños grupos y organizaciones están derribando el muro del poder

Han aparecido nuevos actores políticos, desconocidos para los que viven en la burbuja del poder y son reacios a pensar y creer que ya no están solos en la contienda, se niegan a creer que las sociedades cada vez son más instruidas y analizan los acontecimientos de otra manera y desde otras ópticas de pensamiento, que antes no tenían acceso y que hoy gracias a la tecnología y los sistemas de información en tiempo real, pueden sacar sus propias conclusiones y ver el mundo diferente.  

En ese despertar ha nacido un nuevo discurso, más fresco, más cercano a la gente, con más realidad y con más sentido, dicho desde cualquier esquina en la calle y por gente común y corriente que no tiene reparos de decir lo que siente de sus tiranos gobernantes, los que ellos no han elegido, sino que se han auto elegido en un disfraz llamado democracia.

Nace una nueva sociedad

Esta nueva sociedad, tiene en sus venas todo el ímpetu y la fuerza para acabar con la clase política corrupta que los ha mantenido por décadas en la pobreza y el abandono, pese a que hoy se goza de ciertos privilegios que no gozaron sus antecesores como: los derechos del niño, derecho a un trabajo en condiciones dignas, una familia, a una patria, a la educación etc. Pero hoy esos derechos ganados con sangre, sudor y lágrimas se están diluyendo con el paso del tiempo.

Países como Francia, Guatemala, Italia y Grecia están rechazando el Statu quo, y han volcado sus miradas y apoyo a personas comunes y corrientes como ellos, que tienen la fuerza para decir lo que sienten y la gente los apoya pese a las represiones del mismo gobierno por acabar con estos nuevos voceros del pueblo. Su discurso es acabar con la politiquería, la corrupción, el continuismo, la privatización de las empresas, pero sobre todo, acabar con los poderes enquistados por décadas en todas las instituciones del Estado y que se sepa la verdad y paguen por sus errores políticos.

Ese discurso ha calado en las clases más pobres y oprimidas que salen a las calles a pedir que se haga justicia y han logrado su objetivo. El ex comediante de televisión Jimmy Morales es hoy el presidente de Guatemala y encarna el fruto de esta anti política al llegar a la jefatura el 15 de enero de 2016, sin recorrido político y puestos burocráticos. Lo mismo se ha vivido en España con el partido de izquierda Podemos, o el de derecha ZIPIZA en Grecia; Los ultraderechistas del Frente Nacional, liderados por Marine Le Pen; o el partito Neonazi en Suecia que es el tercero más votado en este país.

Hablan los expertos

El periodista y catedrático Ian Buruma de la Universidad de Bard College New York dice: “la desidia por los políticos y todo lo que se relaciona con ellos es una farsa, cargada de corrupción y codicia desmesurada, por eso las masas quieren un cambio sustantivo en la manera de gobernar y sentirse incluidos en ese nuevo modelo de gobierno”. El profesor Buruma ve con preocupación cómo los nuevos resultados políticos en todo el mundo, son una tendencia que no tienen límite, y cada vez más se suman países a esta nueva y revolucionaria manera de cambiar la forma de gobernar un país.

El analista político Gerver Torres y consultor de la firma Gallup analiza lo siguiente: El tiempo de las ideologías políticas firmes han pasado y eso se dio desde la caída del muro de Berlín, ya no importa tanto si es comunista, Social Demócrata, Republicano, de ultra derecha o de izquierda, lo único que quieren los cabecillas de estos partidos es el poder y beneficiarse de él, y ahí han muerto todos los ideales y la filosofía de los partidos tradicionales, con la diferencia de que los nuevos movimientos atraen a simpatizantes de todas los demás partidos y no asumen posiciones tan radicales, de cierta manera se sienten más libres para pensar y actuar y eso le ha dado poder a las nuevas generaciones de líderes políticos”.

Con estos dos puntos de vista de Buruma y Torres, queda claro que los que hoy se conocen como “outsiders” se nutren del descontento de la sociedad para ir enfilando simpatizantes y es una manera de hacer política y llegar al poder, como fin último.

Lo que se está viendo ahora es que ese movimiento de denuncia y descontento, toma fuerza y tiene implicaciones más allá de salir a las calles y es que se pierde el orden establecido por las instituciones del gobierno, porque la gente no respeta la autoridad, y dentro de estas manifestaciones siempre estará la mano negra de los infiltrados para destruir todo lo que se encuentre a su paso. En ese vacío de poder es donde se debilitan las economías y se pierde la confianza inversionista, porque no hay un referente de poder que dé orden al Estado.

Negar que los gobernantes de turno son corruptos, es como negar que la iglesia también lo es. El trabajo que queda por delante es ver si estos nuevos líderes políticos tienen el verdadero poder para hacer el cambio que pregonan sin titubeos en la plaza pública. Tocará esperar y ver qué pasa con estos nuevos gobiernos. El fin del poder puede ser tan peligroso como la acumulación del mismo, esa es la teoría del escritor y columnista Moisés Naím.

 

Eber Patiño Ruiz 

@Eber01

 

Hablemos de…
Eber Patiño Ruiz

Eber Alonso Patiño Ruiz es comunicador social, periodista de la Universidad Católica del Norte Sede Medellin, Antioquia. Su gran pasión es la radio y la escritura. Tiene dos novelas terminadas y una en camino, un libro de cuentos y otro de historias fantásticas; tres libros de poesía: Huellas, Tiempos y Expresión del alma.

[Leer columna]

Artículos relacionados

En tiempo de navidad, alabanzas por la vida
En tiempo de navidad, alabanzas por la vida
La vida se nutre de recuerdos. Recordar es vivir, dice el refranero popular.  El...
La fiebre no está en las sábanas
La fiebre no está en las sábanas
En Bogotá, a escaso mes y medio de posesionado el alcalde Peñaloza, poco a poco van...
Gobernador: inviértalos en educación
Gobernador: inviértalos en educación
Hay que alegrarse con la buena noticia que nos ha dado el gobernador Luis Alberto...
La Paz es mi pueblo
La Paz es mi pueblo
Suena demagogo decir que el crecimiento real de una comunidad incluye la formación...
La gratitud es riqueza
La gratitud es riqueza
El contenido del gran libro de libros –la Biblia- es abundante en alusiones a la...
.::Cumbia, Salsa, Salsa Choke, Bachata, Merengue - en 7 minutos::.
.::¿Cómo hacer arroz con coco colombiano?::.