Viernes, 24 de nov de 2017
Valledupar, Colombia.

Nohelia Mejía Guerra

 

Cuando se tiene el honor de hablar con una mujer como Nohelia Mejía se emprende un viaje a un universo de alegría, sabiduría, folclor e irreverencia; tiene una capacidad polifacética que siempre logra sorprender en sus relatos. Ella es música, poesía, chercha, locura y cordura; bien hace en afirmar que si ella escribiera otro libro se llamaría “las locuras de mi vida”; porque ha caminado en arenas políticas, culturales, sociales y empresariales, siempre con su original forma de ser.

La comae´ Pipi, la reina vitalicia del carnaval de Riohacha, la dama rosada, la lideresa, la tía, la hermana, la amiga; y muchas cosas más, tiene infinitos relatos y todos inspiradores, es dulce como la miel, pero también rebelde como la más jovial adolescente y de esto último se siente muy orgullosa.

La mujer irreverente

Afirma que, desde su infancia, sentía interés por la herencia artística y era inevitable no amar las historias de los bailes y el colorido de los vestidos; siempre ha sido una mujer de carácter, cuando le decían que hiciera algo, si no estaba de acuerdo se enfrentaba con la rebeldía que la ha acompañado hasta sus primeros 88 años de vida, pero aclara que era una rebeldía de la buena, de la que buscaba hacerse respetar como mujer y mantenerse al ritmo de los valores y principios.

Es una lideresa por naturaleza, impregna seguridad en sus relatos; menciona que a pesar de tener muchos enamorados decidió quedarse soltera, porque vio que tenía pocas posibilidades de estar condicionada a un hombre, aunque es clara en afirmar que le sobraron pretendientes.

Refiere con notable seguridad, que su vida es una fantasía y un eterno carnaval, que siempre ha defendido sus pensamientos y ha logrado realizar sus sueños; para eso es necesario ser una mujer “bien puesta y rebelde, porque si no, cualquiera me falta el respeto y yo a pesar de ser soltera siempre me hice respetar en todo lo que he participado, yo he sido una loca, pero feliz, siempre he recibido el amor de mi familia”.

Ella afirma que siempre ha sido una irreverente; desde su juventud estaba en todos los grupos y lideró protestas; como cuando se acabó la banda departamental; siempre en defensa de las buenas causas y para impedir que se acaben los principios culturales.

Memorias de una carnavalera

Es la dueña de mil historias, no sería suficiente ningún espacio para registrar todas las anécdotas que cuenta con la fluidez de una comadre riohachera y la memoria intacta de las matronas que tienen espíritu de roble.

Publicó un libro titulado “Memorias de una carnavalera” y refiere que más que un libro común, es un directorio; el directorio de experiencias que buscan aportar a la salvación de la riqueza cultural, refiere que ante tanta gente que se acercaba a consultarle temas culturales, decidió que era importante dejar por escrito mucho de eso y ayudar a que los jóvenes y todos tuvieran acceso a esa información y a la vez se motivaran a salvar la historia del carnaval de Riohacha, pues afirma con tono de voz acentuado que “Que el carnaval de Riohacha, no es un carnaval más, sino uno cargado de una riqueza histórica infinita”.

Las pilanderas

Refiere que hace unos años asistió a una fiesta en uno de los clubes de Riohacha y al finalizar el acto, observó que entre todas las muestras culturales hizo falta las pilanderas, por ello inició la gestión para salvar esta costumbre y decidió contactar a varias mujeres para conformar este grupo, de las cuales, recibió un sí.

Con el pasar de los años se han ido sumando más y también niñas se han sumado al semillero (las pilanderitas); afirma con una amplia sonrisa que su comparsa es la única que tiene todos los colores en su vestuario y que eso es muestra de la alegría que las caracteriza.

En muchos lugares, no solo en la Guajira las reconocen y dice que incluso en otras regiones han creado grupos de bailadoras inspiradas en el legado que han logrado las pilanderas de riohacheras de la comae Pipi.

La emprendedora

La Comae Pipi, dice que cada persona nace con talentos y ella desde siempre tuvo mucha atracción por el tema de las flores, de crear con ellas arreglos; por ello compraba revistas que la ilustraban y abrió la floristería en el año 1981, siendo la primera y la más reconocida en Riohacha hasta la fecha de su cierre en el año 2016.

Esta floristería le permitió ser testigo de amores, amistades y conquistas; tiene muchas anécdotas de esa época, dice que había mucho machismo y los hombres le pedían llevar las flores porque a ellos eso les parecía femenino; ella con su carisma hacía las entregas y en ocasiones era cortejada por los caballeros, recibiendo propuestas de bailar o tomar una copa de vino; era una época romántica donde había música y hombres que les gustaba cortejar de manera muy dulce.

Afirma que: “Cada experiencia que le dejó la floristería le permitiría armar un gran libro o una novela, porque las historias fueron muchas”.

La dama política y social

Desde su juventud perteneció a causas sociales, porque es una persona inquieta y creativa, que no se le queda callada a nadie, que le gusta llevar a la realidad sus sueños; por ello entre su amplia lista de roles menciona el de haber sido diputada y concejal, y ser a la fecha dama rosada y miembro del club de leones.

Siempre ha creído que trabajar por las tradiciones culturales es garantía de una sociedad próspera que no olvida lo bueno de sus raíces; por ello ha sido voluntaria de varias iniciativas y le ha gustado enseñar a otros lo que sabe, por lo cual, ha sido docente ad honorem de varios colegios.

La Pipí dice con nostalgia que lastimosamente la política actual se mide por las grandes cantidades de dinero y no por la capacidad de servir que tenga el candidato, por eso afirma que en la época en la que ella hizo política era muy distinto y que en la actualidad “ni loca haría política”.

Grande Pipi: mujer de poder

Escribir sobre la comae Pipi siempre deja un sentimiento de inconformismo, pues quisiera tener todo el espacio para expandirme como lo merece una mujer universal como ella, ejemplo de amor, alegría y estruendo de buenas pasiones; pasión por hacer el bien, por danzar hasta la más silenciosa melodía, porque ella es su propia melodía, compone versos entre la espontaneidad coloquial y la estética innata en ella, es una mujer que trasmite elegancia y estallidos de irreverencia, pasión por su tierra y energía inagotable; no le tiembla la lengua para decir lo que piensa, y qué mejor ejemplo para las nuevas generaciones que una real pilandera de sueños, a la que nada le ha logrado arrugar la valentía y a todo se enfrenta con la contudencia de una verdadera matrona carnavalera… ¡Yo te quería y era por el pelo oá oá!

Nota: al terminar la tertulia con la Pipi, me dice: “ bueno mijita nos vemos el sábado en mi tercer matrimonio, estoy feliz por eso y esta vez espero que el hombre que escogí me salga bueno, porque es un buen muchacho es Nemesio Roys, ja ja ja”

 

Fabrina Acosta Contreras

@FAcostaC 

Evas&Adanes
Fabrina Acosta Contreras

Mujer natal de la hermosa tierra Guajira, nieta de Rita Contreras mujer de 105 años leyenda viva de Villanueva, es Psicóloga, Magister en Gestión de Organizaciones y Especialista en Alta Gerencia, actualmente cursa la Maestría en estudios de Género y violencia intrafamiliar, y ha realizado diversos diplomados en gerencia social, trabajo con comunidades indígenas e infancia.

Creyente absoluta del Arte en todas sus manifestaciones, considera que la literatura es el camino a la libertad pacifica de los pueblos. Amante fiel de la lectura y firme aprendiz del arte de escribir. Eterna enamorada de las tertulias y del arte en general, encuentra en ello el camino adecuado para el desarrollo social.

Es creadora y directora de la Asociación “Evas&Adanes” desde la cual, se proyecta como una empresa social de alto impacto para el desarrollo de la Guajira y lidera diversas actividades como la iniciativa cultural denominada: Foro Concierto La Mujer en el Vallenato.

Autora del libro Mujer Sin Receta: Sin Contraindicaciones para hombres, como poseedor de la magia de sus vivencias en diferentes culturas donde descubrió historias femeninas que metafóricamente tejen ese universo de la Mujer sin Receta; Autora del libro Evas culpables, Adanes inocentes.

[Leer columna]

Artículos relacionados

Matilde Lina o la fascinación de las sabanas de El Plan
Matilde Lina o la fascinación de las sabanas de El Plan
El Plan en la poética del canto vallenato es motivo de fascinación, dos mujeres hacen...
Diomedez Díaz, homenajeado en el 36 Festival Nacional de Compositores
Diomedez Díaz, homenajeado en el 36 Festival Nacional de Compositores
Del 14 al 16 de diciembre de 2012 tendrá lugar en San Juan del Cesar, La Guajira, el...
Abel Medina: “Con Kaleth surge la canción nueva ola”
Abel Medina: “Con Kaleth surge la canción nueva ola”
Lo que se denomina hoy “nueva ola” en el mundo de la música vallenata puede...
Un Rey Vallenato en Japón
Un Rey Vallenato en Japón
La música vallenata busca más aceptación y nuevos horizontes. Su crecimiento y...
El Vallenato protesta (I)
El Vallenato protesta (I)
Cuando escuchamos hablar de Canción protesta, inmediatamente se nos viene a la cabeza...
.::La Parranda Vallenata: un rito de amistad::.
.::La arepa de queso: una delicia vallenata::.