Jueves, 23 de mar de 2017
Valledupar, Colombia.

En mi columna anterior presenté las opiniones de dos de los  más respetados estudiosos de nuestro folclor, Félix Carrillo Hinojosa y Rafael Ricardo Barrios, ambos compositores y miembros de Sayco, que hoy hacen parte de la oposición a quienes dirigen esta sociedad de gestión colectiva de derechos de autor.

Sin embargo tienen posiciones encontradas sobre el tema recurrente del que se viene hablando en los corrillos de la cultura caribe, en el sentido de que nuestro folclor vallenato se encuentra atravesando uno de sus peores momentos, situación que algunos llaman evolución y otros consideran una amenaza a la preservación del patrimonio cultural y folclórico.

Recibí muchos mensajes y correos de intérpretes, compositores y estudiosos de nuestra música a quienes les llamó la atención, e inclusive me solicitaron los invitara a este tipo de foros y conversatorios que son enriquecedores para efectos de la planeación que debemos hacer para cumplir con las metas de salvaguardia del acervo cultural regional heredado de nuestros antepasados y que, hoy en día, ha logrado posicionarse como la mejor y más auténtica tradición oral del país.

Grandes intérpretes del acordeón de la calidad de Julián Rojas Teherán (Rey Vallenato 1991) y Juan Mario de la Espriella Salcedo, actual compañero de fórmula de Peter Manjarres, agrupación que se encuentra entre las más queridas actualmente en el gusto de los colombianos en este género musical, se comunicaron conmigo y asumieron una posición clara y contundente en el sentido de que tenemos la obligación de tomar medidas para detener y enfrentar el peligro que amenaza al auténtico vallenato y que consiste en que muchos compositores e  intérpretes en el afán de comercialización y de llegar al gusto de las nuevas generaciones, están empleando como vehículo al vallenato para mostrar otras expresiones musicales que no tienen nada que ver con las raíces de la cultura nuestra.

Esto me conduce a llamar la atención de todos aquellos que, de una u otra manera, tienen que ver con nuestra música, bien sea, personas jurídicas como Sayco, Acinpro, Asinaico, la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata y, en general, entidades, fundaciones y agremiaciones con estos fines, así como personas naturales que ya han demostrado su interés y sus ejecutorias en defensa de las riquezas culturales de la patria, para que hagamos un frente común y le exijamos a las autoridades nacionales y locales el cumplimiento de sus obligaciones en este sentido, porque realmente pasan los meses y los años, y los planes, programas y proyectos de salvaguarda del folclor vallenato son un saludo a la bandera, o lo que también conocemos coloquialmente como simple letra muerta.

Colofón: Este fin de semana tendremos en Bogotá el lanzamiento de la versión 50 del Festival Vallenato Rey de Reyes, viernes, rueda de prensa en el restaurante La provincia; sábado, Teatro Julio Mario Santodomingo y domingo en la ciclo vía de chapinero (Cra 15 Calle 97).

 

Jorge Nain Ruiz

@JorgeNainRuiz 

Artículos relacionados

Bocadillos de acero
Bocadillos de acero
Terminó la primera semana de Julio, pero fue tal vez la semana menos seria del país,...
La Ópera del mondongo
La Ópera del mondongo
En aquellos tiempos, cuando ir a Bogotá era una hazaña, don Francis, vallenato...
No ser como Underwood
No ser como Underwood
Creo que casi siempre las sugerencias espontaneas son inutilizadas por el ego. Es...
Tuto Uhía, entre el diezmo y la antigua parranda
Tuto Uhía, entre el diezmo y la antigua parranda
Continuando con las entrevistas a candidatos a corporaciones vallenatas, hoy nos...
Editorial: La Paz, una cuestión de voluntad
Editorial: La Paz, una cuestión de voluntad
La Primera Escuela Vallenata para la formación de gestores de Paz nos brindó el fin...
.::Vive a tu manera - Herencia de Timbiquí::.
.::Un sueño para contar - documental Premio GGM::.