Viernes, 28 de jul de 2017
Valledupar, Colombia.

 

Hollywood se encuentra en un punto de quiebre. Saturado de superhéroes y películas con la misma estética. Hastiada de súper poderes, como resultado de una burbuja de los Marvel y compañía.

Esta moda tiene sus días contados. Por ello, es importante que la “capital” del entretenimiento mundial encuentre algo que pueda sustituir este género y tal parece que las adaptaciones cinematográficas de animes y mangas son la solución.  

Este mes tenemos en pantallas un experimento importante en este sentido con el estreno de “La vigilante del futuro: Ghost in the Shell”, que se basa en el manga Ghost in the shell y la película de culto  de 1995.

La mezcla de otras adaptaciones audiovisuales creadas por Jun´ichi Fujisaku en 1989, tiene buenos argumentos, entre ellos es que la historia girar en torno a Mayor (interpretada por Scarlett Johansson), una cíborg que trabaja para un grupo de élite conocido como Sección 9 y que se especializa en combatir el ciberterrorismo.

La vida de Mayor no tiene complicaciones más allá de las responsabilidades inherentes a su trabajo, sin embargo, un peligroso criminal llamado Kuze (Michael Pitt) comienza a hackear las mentes de personas importantes para detener el desarrollo de la inteligencia artificial de la empresa Hanka Robotics, responsable de la creación de Mayor.

Los planes de Kuze no solamente se centran en detener a Hanka Robotics, también le explica a Mayor que esta compañía no salvó su vida, sino que se la quitó. En esta situación, ella debe decidir qué hacer: ¿enfrentar a un malvado terrorista o descubrir quién era ella antes de convertirse en este híbrido entre humano y máquina?

La historia de Hollywood adaptando mangas y otras películas japonesas no ha sido muy exitosa. Dragonball Evolution es un ejemplo. Sin embargo, aquí se abre una ventana interesante llena de potencial: una narrativa del futuro con una estética que puede seducir a Occidente (ya que la Ciencia ficción ha vuelto a resurgir en los últimos años y que la industria exige renovación).

En cuanto a la película, el resultado tiene su punto de discusión. He quedado medianamente complacido por la intensidad de la trama y la falta de giros que atrapen definitivamente al espectador. La actuación de Scarlett es bella y glacial, como suele serlo, pero el hielo no enamora.

Los amantes de ciencia ficción tendrán que observar y manifestarse. Lo cierto es que esta película es una muestra de lo que Hollywood puede lograr ahora con los efectos especiales.

 

Alberto Campos 

 

Cinescrúpulos
Alberto Campos

Alberto Campos, Valledupar (1976). Sociólogo y Abogado de la Universidad Popular del Cesar. En Cinescrúpulos expone su faceta de crítico y amante del Cine, pero con total independencia. Su fin es alabar las buenas películas y señalar las malas producciones.

[Leer columna]

Artículos relacionados

Madagascar 3: un diluvio de chistes en 3 dimensiones
Madagascar 3: un diluvio de chistes en 3 dimensiones
Es difícil evitar el fenómeno Madagascar. Lleva casi dos semanas en las salas de cine...
Polvo de estrellas: la parodia de Hollywood desde Hollywood
Polvo de estrellas: la parodia de Hollywood desde Hollywood
Cronemberg firma con “Polvo de estrellas” (Maps to the stars) una sátira interesante...
Lo que viene después de Avatar
Lo que viene después de Avatar
Lo que parecía un secreto a voces se ha confirmado. La 20th Century Fox ha anunciado...
Kung fu Panda 3: cuando un arte marcial se acomoda en el cine
Kung fu Panda 3: cuando un arte marcial se acomoda en el cine
Han pasado ya prácticamente ocho años desde que Dreamworks nos sorprendiera con Kung...
Divergente: primer capítulo de una misteriosa trilogía
Divergente: primer capítulo de una misteriosa trilogía
Uno de los géneros recurrentes dentro del ámbito de la ciencia-ficción es el que...
.::Colombia en bicicleta - historia de una pasión::.
.::50 años de Cien años de Soledad en la Biblioteca Nacional::.