Jueves, 20 de jul de 2017
Valledupar, Colombia.

 

Por donde comenzamos. Ni idea, pero vamos ganando. Estamos en la época de la posverdad y mentir o disimularlo es nuestra defensa, ser realista tampoco luce. Pidamos lo imposible es la clave, prohibido prohibir, no puede pasar de moda en apenas cuatro décadas.

Mocoa, con toda la tragedia nacional, mañana será olvido, así como olvidaron las recomendaciones para que no pasara lo que pasó. Con apenas un radio, un campesino dijo podría haber salvado tantas muertes. Ya están los organismos de control controlando, alguien robará algo, no nos quede dudas. Ya  veremos pero,  vamos ganando.

La selección de futbol ganó, el Valledupar Futbol Club, ganó el Junior ganó. Ahora viene la Semana Santa, con sus sermones de las siete palabras, pero la ciudad sigue en problemas desde hace mucho tiempo, solo que el Dane dijo que hoy está entre las tres ciudades más pobre del país, pero vamos ganando.

Ya viene el festival y creamos al menos 500 empleos directos con sólo la logística que seguramente preparará el Sena, al menos 3000 taxistas bilingües también quedan listos para el máximo evento de nuestro folclor. Son 50 años de cultura, de acordeones de cantos y cantores y, por supuesto, de Sayco que ni la CIA, FBI y ni todas las inteligencias del mundo saben qué pasa con sus recursos que no están claros, desde hace mucho tiempo. Esa entidad no tiene fama de transparente, ni ayer, ni hoy y esperamos que mañana tampoco.

Pero vamos ganando, la vía Saigón-Pueblo Bello está casi lista y si nos fijamos en la Universidad Nacional sede Caribe solo falta que designen horarios para estudiantes  y decidan si el  café debe llevar azúcar, panela o estevia, esa simple bobada. Vamos ganando.

Ya se callaron todos los abogados del “Pollito” Herrera, ya pantallaron en medios un buen ratico y el acordeonero sigue su pena. Ya “Patacón” completa diez audiencias aplazadas y los tiempos siguen. Alias Patacón está implicado en la muerte de una colega periodista y el caso no avanza, la justicia sigue coja. Noguera ya está condenado por su crimen y aquí opera otra forma de aplicación penal. Pero vamos ganando.

Los taxistas están quebrados por la ilegalidad dicen sus pancartas, ya están seleccionando el 45 festival vallenato Fides, y Idrec solucionó sus quejas. Vamos ganando. Uno de los hospitales de los cinco que intervendrá la contraloría  general, es el Rosario Pumarejo de López, lo que implica que no se olvidan de nosotros.

Las pilanderas practican en azoteas de altos edificios, su canto del amor, amor, para que nuestros visitantes lleven la mejor impresión de una ciudad llena de hospitalidad y fiesta. Cada día hay más reguladores de tránsito y  los momentos malos pasamos, entonces vamos ganando. Ya el concejo este año tiene menos preocupaciones, sin embargo cuando citan a los funcionarios para debates necesarios, o no, éstos no asisten por lo tanto, vamos ganando.

Esta semana, muchos entes rindieron cuentas públicas de sus acciones del año anterior, tenemos nuevo contralor y al personero de la ciudad prometieron pagarle el sueldo a tiempo, que por ley es el mismo del alcalde en todas las ciudades, entonces vamos ganando.

Como llega la semana santa, desde el domingo de ramos, ya la iglesia anuncia que llevemos ramos artificiales para cuidar la naturaleza y la gente de la secretaria de salud indicará que los pescados deben tener los ojos vivos y el olor debe ser a fresco, además los vendedores deben estar vigilados para que no estafen con los precios. El gobierno nacional también autorizará que podamos seguir consumiendo atún, porque el tema del mercurio es cuento viejo. Vamos ganando.

Incluso la policía de carreteras anunciará que debes tener sumo cuidado al conducir los días santos, porque recuerda que tú no resucitarás el domingo. Señores, vamos ganando. Avianca y otras compañías aéreas anuncian más de 60 vuelos para festival y las boletas para el Club Valledupar cuestan 400 mil pesos por persona, ellos también olvidan que somos la tercera ciudad más pobre del país. Vamos ganando.

Hay que ser optimistas, dice el presidente a  los empresarios para que ellos les pidan a los medios. La fe mueve montañas, en Guacoche, corregimiento de Valledupar, pusieron el domingo la primera piedra para la nueva iglesia, en Valledupar ya celebraron la primera misa en su nueva catedral, de manera que somos personas de fe. Movemos montañas, queridos amigos, estamos ganando.

 

Edgardo Mendoza Guerra 

 

Tiro de chorro
Edgardo Mendoza

Edgardo Mendoza Guerra es Guajiro-Vallenato. Locutor de radio, comunicador social y abogado. Escritor de cuentos y poesías, profesor universitario, autor del libro Crónicas Vallenatas y tiene en impresión "50 Tiros de Chorro y siguen vivos", una selección de sus columnas en distintos medios. Trata de ser buena gente. Soltero. Creador de Alejo, una caricatura que apenas nace. Optimista, sentimental, poco iglesiero. Conversador vinícola.

[Leer columna]

Artículos relacionados

Francisco Villa cabalga de nuevo
Francisco Villa cabalga de nuevo
  Sin lugar a dudas Francisco Villa (Doroteo Arango, 1878-1923) fue uno de los...
Editorial: La evolución de la fiesta de aniversario de Valledupar
Editorial: La evolución de la fiesta de aniversario de Valledupar
En los últimos años, la alcaldía de Valledupar ha mostrado un especial interés en...
Valledupar y los perros
Valledupar y los perros
Valledupar es una ciudad amable, sin puertas y sin murallas, que enamora a nativos y...
Tamalameque llama la atención de la Asamblea del Cesar
Tamalameque llama la atención de la Asamblea del Cesar
Tamalameque, una de las poblaciones más antiguas de Colombia, pueblo mágico, poseedor...
Dos Colosos con sus Festivales
Dos Colosos con sus Festivales
Las cosas buenas de la gente se deben resaltar. Nos hemos acostumbrado a alegrarnos de...
.::La historia del 20 de julio::.
.::Gabriel García Márquez: Literatura y memoria::.