Viernes, 26 de may de 2017
Valledupar, Colombia.

Actores de Gitanos Teatro y Maderos Teatro / Foto: Samny Sarabia

 

Durante el año 2016, parte del colectivo mexicano ‘Gitanos Teatro’ realizó una residencia artística en uno de los puntos más dinámicos de la cultura en Valledupar, la casa ‘Maderos Teatro’. A partir de este momento, se gestó una propuesta colaborativa para participar en el Programa de Apoyo a Proyectos y Coinversiones Culturales’, promovido por el gobierno federal a través del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA).

Para sorpresa de pocos –porque bien es conocida la calidad del grupo teatral vallenato- resultaron ganadores de la beca, así lo dio a conocer ‘Maderos Teatros’ hace pocos días al público de la ciudad. En este proyecto de creación escénica que han denominado ‘Cuando la luna hace ruido’, pretenden de alguna manera, hermanar a México y Colombia. Se desarrollará con la cooperación de artistas mexicanos de gran trayectoria como lo son: ‘Gitanos Teatro’, el colectivo musical ‘La revuelta de las semillas’ y del reconocido dramaturgo, Alejandro Román.

Similitudes culturales que comparten los dos países como la música, la gastronomía, las raíces indígenas y afros son algunas de las características que servirán de material de insumo para la construcción del texto dramático y posteriormente, del montaje  teatral. Al mismo tiempo, la obra mostrará las realidades y las memorias de dolor, desarraigo y desesperanza que ha dejado la violencia en territorios de ambos países; coyuntura en la que según la investigación realizada por Román, las dos naciones también son semejantes, aún por encima de la distancia geográfica que las separan.

Además, Alejandro Román destaca especialmente que las dos culturas se hermanan desde lo más básico que es el corazón y la capacidad resiliente de su gente, que si bien se enfrenta con frecuencia tragedias diversas, al día siguiente no ve opción distinta al levantarse con el corazón en alto y plantar su mejor cara ante el infortunio.

Básicamente, este es un proyecto de encuentro intercultural en donde los integrantes de los tres colectivos artísticos participantes conviven y crean en colectivo durante tres meses. Por su parte, Alejandro Román, la persona encargada de escribir el texto dramático que dará origen a la puesta en escena, estuvo en Valledupar una semana, tiempo en el que además de compartir con los músicos y actores, obtuvo material para escribir la obra teatral adaptada a cada uno de los histriones. 

La obra, que debe estar lista para estrenar el 03 de agosto, se presentará primero en Colombia y luego se trasladará a México donde arrancan una gira de presentaciones  el 03, 04 y 05 de noviembre en el Centro Nacional de las Artes de la capital mexicana. Hasta el momento, son estas las fechas las confirmadas, tres de las 12 funciones que indica la convocatoria en la que participaron.

Como parte de un todo en este proyecto, adicional a la calidad de la representación teatral de Gitanos y Maderos Teatro, las presentaciones serán acompañadas de una composición musical en vivo de ‘Las revueltas de las semillas’ y de la exhibición de una exposición fotográfica que se presentará simultánea a las funciones de teatro. En ella se mostrarán las distintas etapas del proceso e imágenes concretas de la obra.

‘Cuando la luna hace ruido’ además de ser una pieza teatral que recogerá una gran factura en su escritura y producción, es un poema dramático que abordará las heridas abiertas que ha dejado el conflicto de mediados de los 90 en zonas de México y Colombia y que aún en apertura del periodo del posconflicto todavía es objeto de análisis y deliberación.

“En México ahora mismo somos azotados por una problemática similar y tomamos la determinación de hacer un diálogo de reflexión entre lo que ocurre, por ejemplo,  en el estado de Guerrero (México) y lo que ocurrió en algunas poblaciones de aquí que fueron azotadas por la violencia y me doy cuenta que el clima, la cultura, la raíz afrodescendiente tiene un diálogo tácito con lo que he estado investigando en Valledupar y poblaciones cercanas”, dice Román, refiriéndose a los corregimientos de Guacoche, Atánquez y otras poblaciones que componen la ruta que conduce a las montañas de la Sierra Nevada.

La colaboración mexicana

La riqueza cultural mexicana es conocida en todo el mundo gracias -especialmente- al acervo que recoge de sus pueblos indígenas. Muchas de sus expresiones se han arraigado en las costumbres del pueblo colombiano. Para la mayoría de los nacionales no es ajena la música de mariachis, los tacos, la cultura maya, su fútbol, y por supuesto, sus novelas. En el caso que compete a este escrito, el aporte que México da al desarrollo de este proyecto es definitivo. Además de contribuir al financiamiento del mismo a través de dineros públicos, la participación artística es determinante.

Empieza con la escritura del texto dramático a cargo del dramaturgo Alejandro Román, ganador de un gran número de premios para obras dramáticas en México y Cuba. Sus obras han llegado a países como Alemania, Canadá, Estados Unidos y este año, a Francia.  Nació en el estado de Morelos, estudió arte dramático en el Centro Seki Sano.

Sobre los premios que ha recibido en su país, Alejandro Román dice que son circunstanciales, no escribe para ganar premios sino para reflexionar sobre su entorno. Se ha dedicado a forjar un género que ha ido reinventando durante su trayectoria. Todas sus obras hablan sobre la violencia del narcotráfico, el feminicidio y los inmigrantes. Sus escritos son un retrato íntimo de todos estos problemas en su país.

Gran parte de su obra está basada en los feminicidios, ya que las estadísticas mexicanas indican que cada tres horas asesinan a una mujer; es decir que mueren ocho mujeres al día. Al año se registran más de 45 mil desaparecidos y otro número igual de desplazados. Existe un drama detrás de la violencia sobre todo por el narcotráfico y sus aristas, las mismas que Román se ha dedicado a evidenciar a través del teatro así como si se tratara de un retratador de los estragos de la guerra.

Sus textos están entrelazados, es el reto que se plantea y es de donde nace su denominación de textos hiper narrativos. El personaje de una novela pasada puede aparecer en las siguientes, por ejemplo, en el texto que en pocos días terminará de escribir para ‘Cuando la luna hace ruido’ aparece un personaje de una obra pasada que será el escogido para relatar la masacre del domingo 06 de abril de 1996 ocurrida en el corregimiento de Guacoche, Cesar.

Sus obras son montadas por diferentes colectivos de teatro de su país y el mundo. En el mes de mayo tendrá la presentación de tres de ellas en Tijuana, León y en la ciudad de México. El 13 de este mismo mes estará con la obra ‘El cruce’ en el Encuentro Internacional de Teatro de Barranquilla –Etnibar- una obra sobre migrantes que empieza con una consigna fuertísima sobre el tema del muro y Donald Trump. Esta obra tiene 100 representaciones y es la segunda vez que viene a este festival. Esta oportunidad también la aprovechará para presentarla en Bogotá y dictar un curso sobre hiper narrativa escénica.

Por otro lado está ‘Gitano Teatro’, un colectivo teatral con diez años de trayectoria que ha recorrido el territorio mexicano; principalmente  las comunidades indígenas de donde nació la idea de crear teatro como un encuentro intercultural. Esa es la base de gitanos. Suelen habitar espacios por un tiempo y a partir de ahí encontrarse con los otros y con el público y de alguna manera, también crear. De ese espíritu se deriva su nombre.  

Gitanos Teatro es un colectivo horizontal, no tienen director, trabajan con base en la construcción colectiva. Cada uno aporta desde su ser y desde sus habilidades artísticas hasta dar vida a las obras que ofrecen al público. Escriben, hacen el montaje y utilizan la música en escena en conjunto porque todos los miembros del grupo son ejecutantes de algún instrumento. Casi siempre procuran que el público sea parte de esa misma construcción.

Dentro de su baúl, traen algunas obras listas para presentar a Valledupar: ‘Nahuelito’ que tiene una temática de la formación indígena y del arraigo a la tierra;  ‘El viaje de Rita’, una historia sobre una mujer raramuri; ‘Lilito, la rebeldía’ que reflexiona sobre el tema de género y ‘Cupurima’ basada en un cuento indígena sobre las implicaciones de la muerte. Esas obras se estarán presentando a partir de mayo en la casa Maderos Teatro.

La colaboración mexicana la cierra ‘La revuelta de las semillas’, un colectivo que se dedica a la creación de música de protesta combinada con los ritmos mestizos que tienen lugar en México y Cuba. Dentro de sus sonoridades entremezclan la cumbia, la salsa y el son jarocho.

Teniendo en cuenta que la música acompaña todos los momentos sociales importantes de los pueblos, alegres o tristes, la presencia de ‘La revuelta de las semillas’ cobra vital importancia dentro del proyecto. El propósito es aprovechar las mixturas que tienen las músicas de los dos países para armonizar el texto que Alejandro Román está escribiendo.

 

Samny Sarabia

@SarabiaSamny 

Artículos relacionados

Rostros del pueblo: Pochorito
Rostros del pueblo: Pochorito
La vida está tejida con hilos que millones de seres anónimos aportan diariamente con...
Olger Baena: “Chingalé sigue con el mismo ánimo y con más fuerza”
Olger Baena: “Chingalé sigue con el mismo ánimo y con más fuerza”
El departamento del Cesar es un territorio rico en expresiones y la danza es una de...
Valledupar recibe el VI Festival Internacional de Danza Tradicional
Valledupar recibe el VI Festival Internacional de Danza Tradicional
El Festival Internacional de Danza Tradicional, que organiza anualmente Fundación...
Orlando Liñan, el actor idóneo para interpretar a Diomedes Díaz
Orlando Liñan, el actor idóneo para interpretar a Diomedes Díaz
Es locuaz, espontáneo, gracioso, buen cantante y, además, muy parecido a Diomedes...
La obra de teatro “El gato que caminaba solo”, de gira por el Cesar
La obra de teatro “El gato que caminaba solo”, de gira por el Cesar
Desde la fría Bogotá llega a territorio cesarense toda la magia y la ilusión que...
.::21 de Mayo: Día nacional de afrocolombianidad::.
.::Grupo Bahía - Te Vengo a Cantar::.