Miércoles, 13 de dic de 2017
Valledupar, Colombia.

Luis Yamid Sánchez junto con algunos de sus alumnos / Foto: Samny Sarabia

 

En una motivación adicional para su avance profesional y un verdadero reconocimiento al proceso formativo en música que en el momento realiza Luis Yamid Sánchez Guerrero con niños y jóvenes del municipio de Aguachica, se convirtió su reciente designación como ganador de la ‘Pasantía en cuidado, mantenimiento y reparación de instrumentos musicales de viento sinfónico con realización en Italia’; otorgada por el Programa Nacional de Estímulo del Ministerio de Cultura.

Con el proyecto “Taller sobre mantenimiento preventivo y correctivo de instrumentos de viento para mejorar las prácticas didácticas en las escuelas de música”, el profesor Luis Yamid se hizo merecedor del único estímulo que el gobierno nacional destina anualmente para brindar la oportunidad a estudiantes de música o músicos con conocimientos en reparación de instrumentos de viento sinfónico en el país; razón que lo hace más destacable, teniendo los aportes que podrá hacer a sus pares en el departamento del Cesar con la obtención de este proceso de cualificación.

El Ministerio de Cultura, a través del Plan Nacional de Música para la Convivencia, ha venido realizando acompañamiento y dando soporte a las escuelas municipales de música de todo el territorio nacional, por medio de los componentes de formación, dotación y gestión para su creación y funcionamiento. Una de las dificultades identificadas en la línea de  dotación está relacionada con el mantenimiento de los instrumentos musicales que se entregan a estas escuelas; razón por la cual se constituye en un interés compartido tanto por el Ministerio, como por los municipios, el desarrollar acciones para conservar y prolongar la vida útil de los instrumentos de las escuelas de música, a través de un mantenimiento preventivo.

Aun así, dentro del Programa Nacional de Estímulos solo se ofertan dos convocatorias para la lutería de vientos; ambas desarrolladas en alianza con la Fundación Salvi, organización sin ánimo de lucro dedicada a difundir, promover y desarrollar la cultura musical del país y de Latinoamérica, más conocida por organizar el Festival Internacional de Música de Cartagena.

En el año 2015, Luis Yamid Sánchez fue el ganador de la primera ‘Pasantía en cuidado y mantenimiento preventivo de instrumentos musicales de cuerda frotada o de viento’, realizada en Bogotá durante seis meses donde pudo capacitarse de la mano de lutieres nacionales e internacionales como el maestro brasilero de la famosa compañía francesa Buffet Crampon, Daniel Tamborin.

Hoy con la nueva pasantía complementará su aprendizaje con otros grandes maestros del mantenimiento y reparación de instrumentos de vientos para luego, como él mismo expresa, poner ese conocimiento al servicio de la música y los músicos del departamento del Cesar. El éxito en la conquista de ambos estímulos es el resultado de la perseverancia y disciplina de un hombre que desde muy joven soñaba -dormido y despierto- con ser un acucioso trompetista.

Si bien Sánchez Guerrero nació en la provincia de Ocaña, llegó al Cesar a los pocos años de edad por asuntos laborales de su padre. En esa tierra finalizó sus estudios de bachiller y posteriormente realizó cursos en el Sena que le ayudaron a emplearse en distintos oficios porque en casa no había los recursos económicos para sostenerle una carrera universitaria y tampoco existían los procesos musicales que hoy se desarrollan en las distintas escuelas de formación municipales.

Desde siempre Luis Yamid supo que su vida estaba ligada a la música y en el momento que menos creyó, el destino lo sorprendió con una hermosa casualidad cruzándole en el camino a la persona que edificaría ese vínculo. En una ocasión llevó a reparar una silla donde un anciano carpintero, con quien entabló una amistad y quien al final, resultó ser un músico veterano de banda, un trompetista. Con él aprendió a tocar la trompeta de forma tradicional, de oído.

Luego, siendo un aprendiz de trompeta, otra casualidad lo llevó a los cursos para directores de bandas sinfónicas del Ministerio de Cultura. Sin ser director, tuvo la fortuna de ser aceptado en los talleres como asistente y aunque era el único que no dirigía una banda, los organizadores tuvieron a bien certificarle los talleres y sembrar la semilla para que dirigiera su primera banda sinfónica.

Más adelante, pudo iniciar estudios de Licenciatura en filosofía, pensamiento político y económico; después, ganó una beca con Colombia Creativa y se formó como licenciado en música. Hoy, cursa una Maestría en Filosofía en una universidad argentina.

Con 32 años se considera tímido, no es la persona más expresiva al momento de hablar de sus logros porque no le gusta figurar; prefiere servir desde su saber a la transformación de la historia de los niños y jóvenes que hacen parte del proceso de formación musical que se realiza en el municipio de Aguachica.

No todo ha sido fácil. Ha caído y se ha levando muchas veces porque cada año los procesos musicales que realizan los profesores en el ámbito público se detienen por algún motivo, pero más allá de incomodarse con ese panorama, le molesta la actitud pasiva de la sociedad ante las desavenencias sufridas dentro de estos procesos que se realizan esencialmente para nutrir el contexto cultural.

En Aguachica la formación municipal en música lleva año y dos meses; tiempo en el que ha dirigido y enseñado colectivamente con el maestro Ronald Pontón. En total son ochenta y cuatro niños los beneficiados con el programa; cuarenta de ellos conforman una banda sinfónica infantil y simultáneamente llevan dos procesos de semillero que suman cuarenta y cuatro chicos.

Aunque implementan un programa propio, éste se estructura bajo los parámetros del Plan Nacional de Música para la Convivencia y la Reconciliación del Ministerio de Cultura y cuenta con el apoyo y la asesoría del Plan Departamental de Música del Cesar. La enseñanza se compone de tres ciclos, semillero (iniciación musical) prebanda (iniciación instrumental) y banda sinfónica. En Colombia el ciclo de banda sinfónica está dividido en cinco niveles de dificultad. La banda dirigida por los profesores Luis Yamid Sánchez y Ronald Pontón tiene menos de un año de funcionamiento y actualmente ejecuta obras hasta el nivel 1.5.

Una de las deficiencias más frecuentes y amargas de los procesos formativos en música en todo el país es la estabilidad en la contratación de los profesores que como Luis Yamid, comparten su conocimiento en pos de perpetuar la identidad cultural, pues, sin maestros, no hay procesos.

Su expectativa respecto al premio es aprender la mayor cantidad de conocimientos en lutería de viento que le sean posibles para posteriormente, compartir con los profesores y los jóvenes pertenecientes a las bandas del departamento y al mismo tiempo, ofrecer servicios de reparación y mantenimiento de instrumentos musicales  desde el primer taller de lutería de vientos en Aguachica.                       

La pasantía en mención es de los pocos espacios de formación que se tienen en el país para estimular la labor de dar nueva vida a los instrumentos musicales. Para Luis Yamid ser el ganador de ella en el 2017 significa un reconocimiento por parte del Ministerio y a la vez, un aporte, al trabajo cultural que hacen los actores de las bandas de vientos en el departamento del Cesar; que si bien se enfrentan diariamente a muchas dificultades, los procesos van por buen camino y están cambiando para mejorar.

 

Samny Sarabia

@SarabiaSamny 

Artículos relacionados

La parranda vallenata, un manual de iniciación para profanos
La parranda vallenata, un manual de iniciación para profanos
Que no se trata de un estudio sesudo y académico sobre la música vallenata, advierte...
Historia y orígenes del Carnaval
Historia y orígenes del Carnaval
El Carnaval tiene su origen en las antiguas "bacanales" que eran fiestas celebradas...
Apertura de inscripciones para concursos del 48 Festival Vallenato
Apertura de inscripciones para concursos del 48 Festival Vallenato
Con el ánimo de dar mayor agilidad al periodo de inscripciones para los concursos del...
Chuto Díaz y su hijo, felices de compartir el escenario
Chuto Díaz y su hijo, felices de compartir el escenario
Al lado de su hijo, Chuto Díaz es un cantautor feliz y satisfecho con la música. El...
La música vallenata, patrimonio cultural e inmaterial de Colombia
La música vallenata, patrimonio cultural e inmaterial de Colombia
El Vallenato acaba de recibir uno de sus mayores reconocimientos a nivel nacional e...
.::Los peces en el río - Villancico típico colombiano::.
.::Feliz Navidad - Villancico típico colombiano::.