Sábado, 16 de dic de 2017
Valledupar, Colombia.

Homenaje a los hermanos Zuleta en el Festival de la Leyenda Vallenata del año 2016

 

En mi columna anterior resalté muchas de las virtudes y méritos que tiene Carlos Vives para ser homenajeado en Valledupar en la edición 51 del Festival de la Leyenda Vallenata, no obstante debo dejar claro que a mi juicio el momento no era el adecuado, toda vez que la fila para homenajear en orden de sus aportes al vallenato autentico, tenía a otros en turno.

En mi condición de columnista de opinión, he expresado sin tapujos que la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, obrando como una organización de carácter privado y sin ánimo de lucro, debe, en cumplimiento de esa función social que les asiste y en cada una  de sus determinaciones, no olvidar la voz del pueblo, porque a ellos les es exigible interpretar el clamor popular y hacerlo efectivo en sus actos.

He leído, como siempre con mucha atención, a varios de mis colegas que comparten artículos en este y en otros medios, que se han venido lanza en ristre contra la FFLV, por la decisión de homenajear a Vives, sin embargo también he recibido con gran satisfacción los boletines de prensa de dos de los más opcionados y merecedores de ser homenajeados próximamente, Alfredo Gutiérrez y Jorge Oñate, quienes en una actitud de gallardía han respaldado la decisión de la Fundación y le han manifestado su apoyo incondicional a Carlos Vives.

Como también he explicado que no son de poca monta los argumentos esgrimidos por la Fundación para tomar la decisión de homenajear a Vives, hoy me congratulo con aquellos que aún no han sido homenajeados y también celebro la decisión que anunció el vicepresidente del Festival Efraín Quintero de que en adelante ya no se realizarían más homenajes en la forma como hasta ahora se vienen efectuando, sino que cambiaría el formato por uno llamado de reconocimiento, que implica aspectos que a mi juicio son más importantes para aquellas personas que de una u otra manera han realizado aportes invaluables al folclor.

Particularmente en nada me gustan esos homenajes en los cuales aparece la fotografía del homenajeado en el afiche del Festival y uno de los días del evento lo hacen subir a la tarima y le entregan una placa o algo parecido; por eso creo que es acertado que ese formato se modifique y se valore mejor la vida y obra del artista al que la FFLV decida hacerle el reconocimiento; por ejemplo, se harán conversatorios, foros y encuentros en los cuales se expongan sus logros y el Festival debe girar en torno al personaje y no que simplemente aparezca su imagen en un afiche.

Colofón: A mi colega Napoleón de Armas, que en su columna anterior dice que yo le pongo una vela a Dios y otra al diablo, cuando afirmo que Vives se lo merece, pero no es el momento; simplemente le informo que yo solo le pongo velas a Dios, porque desconozco al “mañoco” que muchas veces está en el alma de cada uno de nosotros.

 

Jorge Nain Ruiz

@Jorgenainruiz 

Vallenateando
Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

[Leer columna]

Artículos relacionados

El circo de los tres colores
El circo de los tres colores
Luego de meditar mucho sobre la actualidad del país, concluí que Colombia necesita...
Lamento Naúfrago: A propósito del fallo
Lamento Naúfrago: A propósito del fallo
Con mucho Lamento náufrago, recordando  la canción del maestro Rafael Campo Miranda,...
La metamorfosis de un alcalde
La metamorfosis de un alcalde
Los alcaldes, esos personajes privilegiados, amados por unos, odiados y...
Obra del Santo Eccehomo: un futuro incierto
Obra del Santo Eccehomo: un futuro incierto
Contra todo pronóstico, y luego de insistencias fallidas por hacer deporte con él,...
“El tiempo pasa” versus “Ponerse las pilas”
“El tiempo pasa” versus “Ponerse las pilas”
Es bueno decirle al tiempo: pasado, presente y futuro, su uso. El tiempo vive en la...
.:: Ay Curura - Will Villa y Totó La Momposina::.
.::Cortometraje - Un deseo de Navidad::.