Sábado, 23 de sep de 2017
Valledupar, Colombia.

 

Fuimos muchos los colombianos que celebramos este día histórico para el país, emociones encontradas y pensamientos difusos, pasaron por nuestras mentes, era una realidad tangible, ya la guerilla de las FARC como movimiento alzado en armas desaparece, para abrirse paso en la política, que es el miedo de muchos señores apoderados de los votos con base en la guerra, y ahora tendrán que cambiar de estrategia de señalamiento y de propiciar un lenguaje bélico y exasperar a las masas para tener renombre y sonoridad al momento de las elecciones.

Muchos se revuelcan en el pasado que no regresará, en el dolor y las lágrimas de sangre de miles de madres al perder a sus seres queridos, pero el verdadero valor es ahora, aquí en el presente y lo que representa de ahora en adelante poder decir que en Colombia se disolvió la guerrilla de las FARC y que se está negociando con el ELN para que siga el mismo camino de la civilidad y se acojan a la constitución.

Es fácil para muchos satanizar el acuerdo de paz logrado en La Habana Cuba, donde el gobierno tuvo que aceptar unas condiciones e imponer otras para llegar a la justa medida que beneficiara los intereses de ambos lados de la mesa, se logró el acuerdo y hoy los resultados se están dando según la agenda programada, para unos la entrega de armas es solo un sofisma de distracción, para otros tantos incluyéndome, es un hecho histórico, es algo que todos deberíamos festejar y contarle al mundo que en nuestro país ya hay un verdadero gesto de paz. El solo hecho de saber que más de seis mil personas no empuñan un arma más en su vida, es un acto memorable y plausible, el hecho de que estas personas puedan recuperar a sus familias, regresar a su tierra, caminar por las calles con la frente en alto, es un hazaña que a muchos no les cabe en la cabeza que se pueda dar este salto tan importante para la historia de Colombia.

Los hechos y las voluntades están en la lupa de los ciudadanos. Ha sido el gobierno quien ha retrasado el desarrollo de la agenda pactada, pero aun así, los jefes negociadores de las FARC han cumplido con la voluntad de entregar las armas, que ya de por si es un gran gesto humanitario. Sin embargo, algunas agencias de inteligencia hablan de más de doce mil armas, lo que en plata blanca significa que los negociadores solo entregaron la mitad, pero de entrada es un gran avance, que no se puede desconocer y menospreciar.

No obstante, es lamentable que ese día histórico en la entrega de las armas de las FARC se haya quedado solo en una noticia más del día, para darle toda la prensa al ex senador Bernardo “ñoño” Elías, por sus actos de corrupción en el departamento de Córdoba y los tentáculos de sus amigotes.

Ya la historia está escrita, la ex guerrilla de las FARC pasó la hoja de la violencia y ahora empieza la carrera por el poder político, el que siempre soñaron como fin último de la revolución, llegar al poder. ¿Será que llegan al poder por la vía del voto popular? Ésta es la pregunta que en el 2018 trataremos de contestar.

 

Eber Patiño Ruiz 

 

Hablemos de…
Eber Patiño Ruiz

Eber Alonso Patiño Ruiz es comunicador social, periodista de la Universidad Católica del Norte Sede Medellin, Antioquia. Su gran pasión es la radio y la escritura. Tiene dos novelas terminadas y una en camino, un libro de cuentos y otro de historias fantásticas; tres libros de poesía: Huellas, Tiempos y Expresión del alma.

[Leer columna]

Artículos relacionados

Del abuso de la ley
Del abuso de la ley
  “Si es legítimo usar los derechos que la ley concede, no lo es abusar de...
Las guerras terminan
Las guerras terminan
Sí, las guerras terminan, no son eternas. Acaban, concluyen. Unas con acuerdos entre...
Elección de Personeros ¿Cuál meritocracia? (II)
Elección de Personeros ¿Cuál meritocracia? (II)
Ya habíamos anunciado que este tema tendría una segunda parte, la cual suspendimos...
Aaron Swartz, una muerte injusta
Aaron Swartz, una muerte injusta
Esta semana leí la noticia del deceso de Aaron Swartz un joven activista cofundador de...
¿Qué está matando a la Guajira?
¿Qué está matando a la Guajira?
El egoísmo social es un comienzo de sepulcro”  Víctor Hugo La respuesta sería común...
.::Cortometraje - Nomofobia::.
.::Conversación con Alvaro Mutis - Uno no es de donde nació...::.