Viernes, 17 de nov de 2017
Valledupar, Colombia.

Gabriel García Márquez junto con sus algunos de sus hermanos y familiares

 

También los apelativos familiares fueron bastante comunes en los once hermanos García Márquez, y en sus nacimientos encontramos algunas curiosidades, por ejemplo, la primera tanda, compuesta por los seis primeros, tres hombres y tres mujeres, nacieron tres seguidos en tres años, y,  tras un receso de cuatro años, nacieron los otros  tres, también  seguidos.  Gabriel José, que nació el 6 de marzo de 1927 en Aracataca, fue llamado “Gabito” que es el diminutivo de Gabo, hipocorístico de Gabriel; Luis Enrique, el segundo, nacido el 8 de septiembre de 1928 también en Aracataca, era llamado “nene Ique”, una variante del hipocorístico “Quique”; Margarita, la tercera, nacida el 9 de noviembre de 1929 en Barranquilla,  conocida también  como Margot, era llamada “Añía”; Aida, la cuarta, nacida el 17 de diciembre de 1933 en Barranquilla, no gozó de ningún calificativo; Ligia, la quinta, nacida el 8 de agosto de 1934 en Aracataca, era llamada “mamá Yiya” por los hermanitos menores, y Gustavo, el sexto, nacido el 27 de septiembre de 1935 en Aracataca, era apodado “Gustaperro”, mote que le acuñó Mercedes Barcha, la futura esposa de Gabito, a  mediados  de los años cuarenta.

En la segunda tanda, se ubican los cinco últimos,  una mujer y cuatro hombres, quienes nacieron con intervalos de uno,  dos y  tres  años, respectivamente: Rita del Carmen, la séptima, nacida el 10 de julio de 1938 en Barranquilla, por ser peleadora,  era llamada “Pava Núñez”, calificativo  que le puso Luisa Santiaga para relacionarla con Paula Núñez, una mujer buscapleitos de Sucre y cuyo nombre no sabían pronunciar bien  los hermanos pequeños. Jaime, el octavo, nacido el 22 de mayo de 1940 en Sucre, era llamado “Poa”, término que nació por no pronunciar bien el nombre de las culebras boas que abundaban en la región de la Mojana; Hernando, el noveno, nacido el 26 de marzo de 1943 también en Sucre, era llamado “Nanchi”, una variante cariñosa del hipocorístico Nando; Alfredo, el décimo, nacido el 26 de febrero de 1946 en Sucre, era conocido como “Cuqui” un término afectivo que le aplicaron las hermanas,  y Eligio Gabriel, el último, nacido el 14 de noviembre de 1947 también en Sucre, era llamado “Yiyo”, que es el hipocorístico de Eligio. Hoy, paradójicamente, el último es el único fallecido. Su muerte ocurrió 30 junio de 2001 en la capital de la república.

Asimismo, en la vida adulta de los García Márquez, los apodos y sobrenombres han seguido su curso. Una costumbre normal, como lo dije, en las familias numerosas del Caribe. Luis Enrique era llamado “Mandrake” debido a su habilidad para manejar la contabilidad en una empresa donde trabajaba.  También lo llaman “El lobo”, porque los hermanos consideran que se llevó a Graciela, su mujer, comparada por ellos con Caperucita roja. Aida, quien no tuvo apelativo en la infancia, pasó a llamarse “La monja” desde que ingresó al convento a los 23 años de edad en 1956.  Rita del Carmen es llamada burlonamente “Chaparrita” por su consonancia desagradable con el nombre; Ligia, por ser aseada en exceso y barrer permanentemente, es apodada “La bruja”, Gabriel Eligio, el papá, en sus últimos años, fue llamado “Viejo Panti” por su comparación en el vestir  impecable con un personaje del sector que llevaba el mismo calificativo.  Gustavo es conocido como “el gran cantante de la Miramar” por cantar  boleros en la emisora del mismo nombre, y Hernando era llamado “el bombero Nobel” por sus compañeros del Terminal cartagenero, apenas Gabito obtuvo el premio.

Igualmente, por ser una familia numerosa, entre ellos se han creado diversas clasificaciones, atendiendo al color físico, al temperamento expresivo y a su afecto por la obra literaria de Gabito, que, quiérase o no, ha sido la columna vertebral o el faro de esta familia.  En lo físico, está el grupo de los morenos, que se orientan por  la línea del padre, estos son: Margarita, Gustavo, Rita del Carmen y Eligio Gabriel. Sigue el grupo de los blancos y monos, que van por el lado de Luisa Santiaga, como Gabito, Luis Enrique, Aida y Ligia, y el grupo de los claros, que mezclan los dos colores, allí figuran: Jaime, Hernando y Alfredo. La clasificación por el temperamento, presenta dos áreas: los conversadores, que se caracterizan por ser bastante expresivos, analíticos y juguetones, como Jaime, Ligia, Aida, Gustavo y Hernando, y los callados o silenciosos, que se identifican por ser parcos, receptivos y discretos,  donde figuran: Luis Enrique, Margot, Rita, Alfredo y  Eligio Gabriel.  Gabito, naturalmente, es el puente entre ambos bandos, es decir,  habla y escucha por igual. Sin embargo, muchos estudiosos y analistas  de la familia  coinciden en ubicarlo exclusivamente en el grupo de los conversadores.

En cuanto a la obra  de Gabito, la clasificación presenta tres grupos que se orientan atendiendo a su genio creativo,  a su personalidad expresiva y a su espíritu solidario. Está el grupo de losgabólogos, que se caracterizan por que leen, analizan y estudian su obra,  son expertos en comentarla con mucho acierto y significación. Este sector lo lideraba visiblemente  Eligio “Yiyo” (q.e.p.d), quien publicó varios libros analíticos al respecto,  y Aida, “la monja”, que conoce y analiza la obra en menor escala. Encontramos la tanda de los gabistas, que son  seguidores incondicionales del escritor, admiran su personalidad y capacidad de superación, pero no se interesan por la obra.  Aquí figuran: Luis Enrique, Margot, Ligia y Gustavo, y finalmente  figura el grupo de los gabiteros,que son los hinchas furibundos, lo quieren, valoran y lo admiran, más bien como hermano famoso, y jamás se han interesado por sus creaciones, porque no les gusta la literatura,  éstos son Jaime, Rita, Hernando y Alfredo. A esta clasificación le agregamos los gabófilos,donde se incluyen Gabriel Eligio y Luisa Santiaga, los padres, quienes adoraban al escritor, leían, analizaban y comentaban sus obras.

 

Eddie José Daniels García 

Reflejos cotidianos
Eddie José Dániels García

Eddie José Daniels García, Talaigua, Bolívar. Licenciado en Español y Literatura, UPTC, Tunja, Docente del Simón Araújo, Sincelejo y Catedrático, ensayista e Investigador universitario. Cultiva y ejerce pedagogía en la poesía clásica española, la historia de Colombia y regional, la pureza del lenguaje; es columnista, prologuista, conferencista y habitual líder en debates y charlas didácticas sobre la Literatura en la prensa, revistas y encuentros literarios y culturales en toda la Costa del caribe colombiano. Los escritos de Dániels García llaman la atención por la abundancia de hechos y apuntes históricos, políticos y literarios que plantea, sin complejidades innecesarias en su lenguaje claro y didáctico bien reconocido por la crítica estilística costeña, por su esencialidad en la acción y en la descripción de una humanidad y ambiente que destaca la propia vida regional.

[Leer columna]

Artículos relacionados

Editorial: La Minga indígena y las indiferencias que la rodean
Editorial: La Minga indígena y las indiferencias que la rodean
Las manifestaciones de las etnias indígenas se han acaparado en las últimas semanas de...
Editorial: Motivos de la desaparición del carnaval de Valledupar
Editorial: Motivos de la desaparición del carnaval de Valledupar
Llegó a ser una de las fiestas más hermosas de Valledupar y de la costa Caribe....
Cobro a la bolsa plástica: ¿impuesto, buena medida restrictiva o robo?
Cobro a la bolsa plástica: ¿impuesto, buena medida restrictiva o robo?
  La ley 1819 se ha hecho muy popular por estos días ya que establece el impuesto...
Ciudad cultural
Ciudad cultural
Sin duda alguna, la cultura es un instrumento de transformación individual, social y...
Los compositores y el Festival
Los compositores y el Festival
Los concursantes son el alma del Festival,  todos los años, en la última semana del...
.::Historia de la independencia de Cartagena, el 11 de Noviembre de 1811::.
.::Documental - Murallas y fortificaciones de Cartagena::.