Domingo, 25 de sep de 2016
Valledupar, Colombia.

El vallenato tiene sus reglas y sus patrones. Los cuatro aires que lo conforman son conocidos de todos los seguidores del Festival de la Leyenda Vallenata.

De la misma forma, los instrumentos que le dan vida ya son legendarios en el Valle de Upar y, sin embargo, cuando se trata de bailar el vallenato las respuestas ya no son tan evidentes y se alejan del género de la Salsa donde existe claras instrucciones para iniciar un baile, girar o dirigir a su pareja.

Es cierto que Internet ofrece numerosos contenidos audiovisuales para bailar el Vallenato pero cada uno de ellos se basa en la experiencia y la sensación del tutor o instructor.

Por este motivo, interesados en conocer y definir una forma de bailar el vallenato, iniciamos un debate interactivo en las redes sociales para obtener las opiniones de nuestros lectores y los mensajes fueron todos de máximo interés.

En primer lugar, intervino Jorgito para establecer unos matices. “Depende mucho del vallenato –expresó–, si es suave, se baila pegado y despacio. Por lo general, se dan dos pasos por un lado y dos por el otro. Dos pasos para delante y luego dos para tras”.

Para el participante, este esquema sólo es válido con el vallenato lento ya que el más animado no requiere estar tan pegado y ofrece más libertad de movimiento. “Es como el merengue que puedes ir y volver constantemente en un ritmo de un-dos un-dos”.

Una bailarina llamada Adriana corroboró la idea de que el baile depende de la velocidad del vallenato. No obstante, los pasos que describió difieren totalmente.

Según ella, el vallenato no se baila ni muy pegado ni muy separado: se hacen primero dos pasos hacia un lado y uno en el medio. Luego, dos hacia el otro lado y uno en el medio. “La vueltecita no es obligatoria –dijo ella–, pero añade un efecto de sorpresa y de espontaneidad”.

Por su lado, Fernando defendió la teoría de que el Vallenato no es como la salsa. No es un baile de salón sino más bien un baile de “Fin de semana” o de “parranda”. Por eso no existen instrucciones claras.

“Uno lo baila como lo siente –sostuvo–: dependiendo del estado de ánimo y un poco del alcohol ingerido. Se puede bailar pegando la cabeza, moviendo los hombros, con bailes de cotejo hacia las mujeres o detalles muy típicos de la cumbia”.

Finalmente, también debemos resaltar que el vallenato ofrece un gran espacio para la creatividad y la libre expresión. La prueba es la respuesta de Seyfer, quien dijo que para bailar el vallenato “uno se tira al piso y empieza a rodar mientras canta los versos de la canción”.

Es evidente que cada uno tiene su estilo de baile y lo mejor de todo es que esos estilos vayan prosperando.

Artículos relacionados

De la ruta de la gasolina a la ruta de la almojábana
De la ruta de la gasolina a la ruta de la almojábana
A Luis Carlos Montejo Vega lo encontré en ‘la plaza de las almojábanas’ del...
La tierra de Aracataca llegó al Instituto Cervantes de España
La tierra de Aracataca llegó al Instituto Cervantes de España
En el marco de las actividades de Arco Colombia, la ministra de Cultura de Colombia,...
Salud mental y víctimas de la tragedia de Armero
Salud mental y víctimas de la tragedia de Armero
Se realizaron investigaciones en salud mental después de la tragedia ocurrida en...
Las mezclas urbanas del grupo Cabadzi, en Valledupar
Las mezclas urbanas del grupo Cabadzi, en Valledupar
Pura fusión y energía. La música del grupo francés Cabadzi es realmente difícil de...
Detalles del 30º Encuentro Regional de la Cultura en Codazzi
Detalles del 30º Encuentro Regional de la Cultura en Codazzi
El Encuentro Regional de la Cultura que organiza la asociación APROCODA anualmente en...
.::La Vorágine::.
Hubo un error cargando el vídeo, verifique que tiene habilitado JavaScript y el complemento Flash.
.::Kankuamos, el pueblo que sobrevive de la mochila::.
Hubo un error cargando el vídeo, verifique que tiene habilitado JavaScript y el complemento Flash.