John Carter / Foto: CinespacioLa ciencia ficción permite crear películas de alto impacto, con una acción y efectos visuales impresionantes. Es el caso de Avatar en los últimos años, de Star Wars o incluso de Transformers.

Es seguramente lo que habrá pensado la gente de Disney a la hora de realizar esta nueva película en 3 dimensiones: John Carter.  “Vamos a buscar otro tema fantasioso para llenar la película de efectos, monstruos y volúmenes”.

Bueno, en realidad, no es del todo así (aunque sí hay mucha verdad en lo que digo). El personaje John Carter ha sido extraído de “Barsoom”, una famosa novela de Edgar Rice Burroughs, uno de los escritores de fantasía más prolíficos de Estados Unidos. Un escritor nacido en Chicago en el año 1875, conocido por haber escrito Tarzan.

La película narra la historia de un veterano de guerra y antiguo capitán del ejército (John Carter), que viaja inexplicablemente a Marte donde se ve envuelto en un conflicto de proporciones épicas entre los habitantes del planeta.

Entre ellos se encuentran Tras Tarkas y la cautivadora Princesa Dejah Thoris. En un mundo al borde del colapso, Carter redescubre su humanidad y entiende que la supervivencia de Barsoom y su pueblo está en sus manos. Un guión interesante, pero poco novedoso. Esto se debe a que la historia elegida tiene por lo menos medio siglo de edad.

Basarse en un libro para hacer una película es algo bastante común. Pero basarse en un clásico de fantasía para rivalizar con Avatar o Transformer no es tan frecuente. Por eso, dudo mucho que los fans de ciencia ficción se dejen deslumbrar por esta receta.

El efecto me parece muy forzado, demasiado artificial para sorprender. Pero bien, ya sabemos que la crítica es una cuestión subjetiva y, por eso, invito a que los fans de fantasía se hagan su propia idea.

Hay que reconocer que la película tiene muchos puntos a su favor. La apariencia de Tras Tarkas, los barsoomianos, las naves, los micos gigantes son todos espectaculares. La banda sonora de Michael Giacchino (“Up”) encaja a la perfección en toda la película. El orden y la estructura del guión es entretenido, pero ¿todo esto hace que John Carter sea una película imprescindible?

En mi humilde opinión: No. Pero, sólo es mi opinión. Creo que tenemos acá una buena película para pasar un buen rato con la familia, los hermanitos y la novia. Nada más. Avatar no puede compararse con esta película.

Además debo ser sincero y creo que la 3D ha sido desaprovechada. A mi modo de ver, sólo justifica el precio alto de la entrada en el cine (casi $15.000). Un precio demasiado alto para verlo en familia.

Cinescrúpulos
Alberto Campos

Alberto Campos, Valledupar (1976). Sociólogo y Abogado de la Universidad Popular del Cesar. En Cinescrúpulos expone su faceta de crítico y amante del Cine, pero con total independencia. Su fin es alabar las buenas películas y señalar las malas producciones.

[Leer columna]

Artículos relacionados

Ciudades de papel: un canto a la juventud
Ciudades de papel: un canto a la juventud
Desde mi concepto del cine, la película “Bajo la misma estrella” fue uno de los...
Punto de quiebre: ¿un remake necesario?
Punto de quiebre: ¿un remake necesario?
Hace tiempo que no llegaba a esta columna con una crítica dura y contundente. Quizás...
La vida secreta de Walter Mitty: fantasía sin miedos
La vida secreta de Walter Mitty: fantasía sin miedos
En “La vida secreta de Walter Mitty” (2013) conocemos a Walter Mitty (Ben Stiller), un...
Cuando una crítica de cine salpica a la ministra de cultura
Cuando una crítica de cine salpica a la ministra de cultura
No es un título engañoso, y mucho menos una exageración. El cine puede ser tema de...
El conjuro: una vuelta al horror clásico, pero con estilo
El conjuro: una vuelta al horror clásico, pero con estilo
Se la presenta como la película más terrorífica de este año y, en parte, está en lo...
.::El Sombrero de Alejo - Carlos Vives::.
.::Fíjate qué bueno está - Anibal Velásquez y sus locos del Swing.::.