El monumento Revolución en marcha en la plaza Alfonso López de Valledupar

 

A un lado de la Plaza Alfonso López, en el centro de la ciudad de Valledupar, el monumento “La Revolución en marcha” se yergue con fuerza, deslumbra por su expresividad, en un espacio abierto, cerca de la alcaldía, de casas coloniales –representativas del viejo Valledupar–, y algunos palos de mango que ofrecen un espacio de sombra.

“La revolución en marcha” es un monumento con un gran significado político. Uno de los que más impactan visualmente, no sólo por su altura o su ubicación central, sino también por las figuras que lo incorporan, sus expresiones y sus simbolismos.

El monumento fue encargado por la gobernadora Paulina Mejía de Castro Monsalvo a Rodrigo Arenas Betancur para conmemorar a uno de los vallenatos más queridos: el Doctor Alfonso López Pumarejo, quien llegó a ser uno de los más destacados presidentes de la República de Colombia.

Su primer gobierno en 1934, considerado  por analistas e historiadores como el más progresista de Colombia durante el siglo XX, se centraba en las transformaciones de la política agrícola e industrial del país; en el régimen laboral, tributario y judicial; y en la educación universitaria.

El lema principal de su programa político ––llamado «la revolución en marcha»––, el que da nombre a este monumento, tenía como prioridad la modernización del país y su ingreso en el ámbito de la economía capitalista. Permitió que Valledupar conociera un tiempo de esplendor y que pasara de una remota aldea a una ciudad con un futuro prometedor.

Al otro extremo de la plaza se encuentra el escenario en el que se desarrollan gran parte de los eventos de la ciudad.  Un contraste entre protagonismo y simbolismo, monumento conmemorativo y monumento funcional con gran apego emocional.

Así pues, se respira en la plaza Alfonso López los aires de una época en la cual Valledupar pasó a ser una ciudad con proyección, una ciudad dispuesta a abrazar la revolución del modernismo. 

 

PanoramaCultural.com.co 

Artículos relacionados

Beto Murgas: “El Museo del Acordeón tiene muchos atractivos”
Beto Murgas: “El Museo del Acordeón tiene muchos atractivos”
En los últimos días del Festival Vallenato 2013, el museo del acordeón dio sus...
"Valledupar, capital mundial del vallenato": algo más que un eslogan
"Valledupar, capital mundial del vallenato": algo más que un eslogan
El pasado viernes 23 de abril fue presentado en la Cámara de Comercio el diseño final...
El Monumento al Cacique Upar y el símbolo de un valle
El Monumento al Cacique Upar y el símbolo de un valle
A pocos metros de la Terminal de Transporte de Valledupar, el gran Cacique Upar exhibe...
Viajar de Valledupar a Barranquilla en sólo 35 minutos
Viajar de Valledupar a Barranquilla en sólo 35 minutos
La ciudad de Valledupar no tiene vista al mar pero ya se encuentra mucho más cerca de...
La Granja de Melchor, distracción a pocos kilómetros de Valledupar
La Granja de Melchor, distracción a pocos kilómetros de Valledupar
Son todavía pocos los lugares que ofrecen la posibilidad de escapar de la rutina en...
.::El Sombrero de Alejo - Carlos Vives::.
.::Fíjate qué bueno está - Anibal Velásquez y sus locos del Swing.::.