Literatura

Décimas de vida, de José Atuesta Mindiola

Redacción

20/03/2012 - 11:13

 

José Atuesta Mindiola / Foto: Panorama CulturalUno de los poetas más conocidos de la ciudad de Valledupar, José Atuesta Mindiola, comparte con nosotros sus últimas décimas, tituladas: "Décimas de vida". Una creación literaria que retrata los ciclos de la existencia y destaca sus enigmas y su belleza.

Es un misterio la vida, no  la muerte. [José Atuesta Mindiola]

I

Así es el ciclo de vida:

Aurora,  fuego de albor,

la inocencia en esplendor

con esperanza prendida;

cual águila detenida

sobre  la celeste altura,

el cenit con su armadura

de experiencias y deberes,

llena el alma de saberes

y el corazón de ternura.

 

II

Comienza el atardecer;

el cenit se apaga lento,

una humarada en el viento

nos impide detener,

y menos retroceder

porque el tiempo es como el río

que alejado del estío

fluye veloz en presente,

el futuro ya se siente

y el pasado es sombrío.

 

III

Cuando el crepúsculo canta

en la  orilla de la sombra,

temblorosa está la alfombra

cuando el hombre se levanta;

afligida la garganta

por sus cuerdas destempladas

y las voces  apagadas

entre suspiro de malva,

evoca rayos del alba

de lejanas madrugadas.

 

IV

La muerte no es un misterio,

es opaca realidad,

es el fin sin vanidad

en la entrada al cementerio.

Bien lo dice en el salterio

el filósofo pastor:

en las olas en candor

la vida inicia su ruta

y Dios bendice la gruta

donde florece el amor.

 

V

Celebra y canta a ti mismo,

respetando a los demás;

no te detenga jamás

en el fondo del abismo;

piensa y vive en optimismo.

Disfruta, la vida es bella,

es la fascinante estrella

del amor y de la suerte;

y si piensas en la muerte

ella te busca querella.

Valledupar, 14 de marzo de 2012

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Cómo leer sin los lentes del prejuicio

Cómo leer sin los lentes del prejuicio

  “No escribas un libro sobre temas que pueden llenar un artículo en algún semanario, ni hagáis un periodo con dos palabras. Lo ...

Crónica: Chavela, la abuela festivalera

Crónica: Chavela, la abuela festivalera

En Valledupar vive la más alegre de las abuelas. Chávela, la abuela festivalera, pertenece a la familia Trivillo que integra a su hij...

De las estancias del Jaguar al camino de la novela

De las estancias del Jaguar al camino de la novela

  Clinton es autor de una obra narrativa que, sin alardes, se ha abierto espacios. Es un escritor, sin embargo, de pocos lectores. ...

Lo sagrado y lo profano en el espacio macondino (III)

Lo sagrado y lo profano en el espacio macondino (III)

"Su resuello de dragón multicéfalo impregnó de un vapor pestilente la claridad del mediodía". En las tradiciones orales europeas, ...

Dostoievski sigue vigente

Dostoievski sigue vigente

La psique humana, la desidia y la miseria humana son los tópicos que permitieron a Dostoievski consagrarse en el panorama universal de...

Lo más leído

Pueblo Bello en la Sierra Nevada

Enrique Córdoba | Turismo

Ray Bradbury: entre amor y odio a la tecnología

José Luis Hernández | Literatura

Sobre la tolerancia: un marco histórico

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Memorias de un carnaval que terminó en tragedia

María Ruth Mosquera | Historia

Los carnavales de Valledupar

Alberto Muñoz Peñaloza | Historia

Talaigua, el pueblo de mis entrañas

Eddie José Dániels García | Turismo

Tito Puente, un rey entre la Salsa y el Latin Jazz

Isabelle Laymarie | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube