‘El hombre de acero es uno de los más llamativos estrenos de este año 2013. Una nueva apuesta de Warner para resucitar la saga de Superman y mantener vivo su nombre.

Ya lo intentaron sin pena ni gloria con ‘Superman Returns’ en 2006, película fallida que de tanto respetar el original de Richard Donner, acabó siendo un producto aburrido, mezcla indescriptible ente el homenaje y el autoplagio.

Así las cosas, por fin podemos ver el regreso a la gran pantalla del que, probablemente, sea el super-héroe más famoso de todos los tiempos, y se nota que los realizadores y directores se pusieron de acuerdo para tirar la casa por la ventana.
Christopher Nolan, el talentoso director que supo dar un nuevo rostro a Batman, ejerce aquí de productor para que Zack Snyder (director de ‘Watchem‘ y ’300′) pudiera realizar un film con un indiscutible sello de calidad.

Pero hablemos del filme. El Hombre de Ácero es una película polémica debido a que remueve toda la mitología del héroe, desde su origen hasta su aceptación cómo guardián de la humanidad, con un guión sólido y un reparto de lujo, y los efectos especiales más espectaculares que he podido ver en muchos años.

Pasaré por alto los pormenores del argumento, todos hemos escuchado hablar alguna vez de Superman. Además, mientras menos sepan los espectadores del argumento, mejor.

En lo que sí haré hincapié es en la asombrosa visión de Krypton y de Metrópolis que ofrece la película. El planeta natal de Kal-El da pie a un arranque desgarrado y nada contemplativo que nos presenta un Krypton a la altura de la  Pandora de Avatar, y Metrópolis es esa Nueva York atrofiada y deslumbrante que se encuentra en los cómics.

El villano de la función, el General Zod, está espléndidamente interpretado por Michael Shannon (Boardwalk Empire) y recrea el personaje de un caudillo militar de Krypton que tuvo unas rencillas con el padre de Superman.

Como pude anticiparme un poco antes, los efectos especiales exponen un trabajo esmerado y perfeccionista. No asfixian la trama y siempre conservan ese espíritu realista y original que dan un carácter propio a este trabajo: entre película de acción y cómic fantasioso.

Sin embargo, no todo son alabanzas. “El hombre de acero” padece de algunas lagunas o torpezas que dañan la evolución de la historia. En una primera fase, los directores hacen una comparativa entre SupermanJesús de Nazaret, que aparte de gratuita y maniquea, suena demasiado descarada.

Podemos entender que los directores quieran presentar al Hombre de acero como un Semidiós, capaz de sacrificarse por los demás, pero no era necesario que tuviera 33 años y conversara con un Padre en una iglesia, mientras Henry Cavill habla de espaldas a una vidriera con la cara de Jesucristo.

Por otro lado, la película peca por su ritmo lento, con el riesgo de que el espectador pierda toda empatía con los personajes.

Para concluir, confío en que este producto alegrará a los fans del personaje, pero poco más. La película carece de momentos íntimos, escenas y anécdotas que permitan al espectador común simpatizar con los personajes. En todo caso, les invito a conocer el mundo fascinante de Krypton y Metrópolis, porque entretiene y da para pensar.

 

Alberto Campos

Cinescrúpulos
Alberto Campos

Alberto Campos, Valledupar (1976). Sociólogo y Abogado de la Universidad Popular del Cesar. En Cinescrúpulos expone su faceta de crítico y amante del Cine, pero con total independencia. Su fin es alabar las buenas películas y señalar las malas producciones.

[Leer columna]

Artículos relacionados

En el corazón del mar, una nueva adaptación de Moby Dick al cine
En el corazón del mar, una nueva adaptación de Moby Dick al cine
“En el corazón del Mar” es la típica película que nace de una buena intención, y...
Cercana obsesión y el regreso cuestionado de Jennifer López
Cercana obsesión y el regreso cuestionado de Jennifer López
Jennifer López lo hace todo. Algunos la consideran genial por ese motivo. De hecho,...
El gran hotel Budapest: la película más divertida de Wes Anderson
El gran hotel Budapest: la película más divertida de Wes Anderson
Vivir por un tiempo en una película de Wes Anderson sería algo que me encantaría....
Fiesta de Navidad en la oficina: irreverentemente navideña
Fiesta de Navidad en la oficina: irreverentemente navideña
La Fiesta de Navidad nos puede reservar las mejores y peores sorpresas. A veces...
Primeras manifestaciones del Cine de terror
Primeras manifestaciones del Cine de terror
  Desde la prehistoria el hombre se ha visto impulsado a representar sus miedos por...
.::El Sombrero de Alejo - Carlos Vives::.
.::Fíjate qué bueno está - Anibal Velásquez y sus locos del Swing.::.