Patrimonio

Inauguración de la exposición “Santa Ana de los Tupes” en Valledupar

Redacción

03/09/2013 - 11:40

 

Una fachada de la érmita Santa Ana de los Tupes en San Diego Durante este mes de septiembre, todas las atenciones son para el Patrimonio Cultural y, la exposición mensual de la Alianza Francesa de Valledupar no podía abstraerse del gran esfuerzo producido por la Fundación Aviva en pro del patrimonio histórico en el Cesar.

Así pues, el público valduparense está invitado a inaugurar este martes 03 de septiembre a las 6.30pm –con un cóctel de bienvenida–: la exposición  ‘Santa Ana de los Tupes, una Ermita Patrimonial’, que ofrece una mirada sobre la restauración de un monumento de gran importancia histórica en la región.

Dicha muestra ilustra pertinentemente el eslogan del V Mes del Patrimonio: “Las restauraciones patrimoniales y su divulgación generan turismo cultural”, y tiene como fin concientizar sobre la importancia de éste bien dentro del patrimonio regional.

La exposición –inaugurada en noviembre del 2012 con la apertura del Centro de Memoria de San Diego– está conformada por  12 carteles de 1m20 de largo por 70 centímetros de ancho y evidencia a través de ellos la relevancia de la ermita dentro del patrimonio de San Diego (y el departamento del Cesar).

El proyecto que encabeza el Centro Municipal de Memoria de San Diego busca declarar la ermita ‘Bien de interés cultural del ámbito local’ con lo cual quedaría garantizada su salvaguarda como un valioso documento de pasado y memoria.

La Ermita de Santa Ana de los Tupes incorpora elementos formales y constructivos característicos del lenguaje arquitectónico del período colonial como lo podemos observar en la sencillez estructural, en la sobriedad de sus volúmenes y en la escasa presencia de elementos decorativos. Esta edificación tiene lo propio de las ermitas coloniales primitivas: planta rectangular, de un solo cuerpo, techo a dos aguas, una sola nave, con imágenes coloniales españolas o vernáculas.

La citada ermita posee valores arquitectónicos, culturales y religiosos, que ameritan su valoración como referente de la identidad e idiosincrasia local. Si bien se desconoce la fecha exacta de su construcción, ya estaba edificada en 1775. Igualmente, está conformada por elementos formales y constructivos característicos del lenguaje arquitectónico del período colonial como se observa en la sencillez estructural, en la sobriedad de sus volúmenes y en la escasa presencia de elementos decorativos.

Esta edificación conserva el estilo de las ermitas coloniales primitivas: planta rectangular, de un solo cuerpo, techo a dos aguas, una sola nave, con imágenes coloniales españolas o vernáculas.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

La Dolorosa y Astrid González

La Dolorosa y Astrid González

La piedad de los fieles, a lo largo de los siglos del catolicismo, ha contemplado junto a la Pasión de Cristo los dolores de la Virgen...

El carnaval de antes, en los pueblos del río

El carnaval de antes, en los pueblos del río

  El carnaval es la exaltación de la alegría y la liberación de cargas morales, de inhibiciones del pueblo costeño. Con él se ...

Alba Luz Luque: “Una imagen dice más que cientos de palabras”

Alba Luz Luque: “Una imagen dice más que cientos de palabras”

Con la organización de dos exposiciones fotográficas consecutivas sobre el tema del Patrimonio en Valledupar, la Fundación AVIVA ha ...

La Tienda Compai Chipuco, una tradición que crece con el Festival Vallenato

La Tienda Compai Chipuco, una tradición que crece con el Festival Vallenato

  Si bien hace parte del área comercial de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, se engendró en los deseos de ‘La Cac...

Historia de la catedral de Valledupar (Parte II)

Historia de la catedral de Valledupar (Parte II)

  Los franciscanos capuchinos continuaron la evangelización por la senda que abrieron los dominicos. Aunque la misión capuchina de ...

Lo más leído

El cine y la defensa de la naturaleza

Enrique Martínez-Salanova | Cine

Te equivocaste, Fabio

Fabrina Acosta Contreras | Opinión

Libros de cuentos para conocer África

José Luis Hernández | Literatura

La agricultura urbana en Colombia

Redacción | Medio ambiente

La varita de caña y su historia, un episodio de la vida real

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Una señora Patillalera formó en el Valle una gritería

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

El reloj del Tío Tomás

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados