Nina Paola Marín Desde principios del mes de octubre, la Alianza Francesa de Valledupar acoge en sus instalaciones un Festival de cine diferente, donde la comedia o la tragedia se exhiben con otra sensibilidad.

Tras atender la presentación en la que participó el cineasta colombiano Ciro Guerra, y disfrutar de algunas películas tan auténticas como “8 mujeres” o “Todos al Larzac”, entrevistamos a la directora del ciclo de cine de la Alianza Francesa, Nina Paola Marín, quien nos habla de su experiencia con el público vallenato.

Con ella descubrimos que el cine francés ha permitido -para muchos creadores- vencer el miedo y crear espacios de reflexión. La programación del Festival de cine francés de Valledupar se extiende hasta finales del mes de octubre y el ciclo de cine de la Alianza sigue abierto a todos el jueves de cada semana.

¿Cómo ha iniciado el 12º Festival de Cine francés que organiza la Alianza Francesa?

Algo interesante es que la gente está respondiendo a la invitación que hace la Alianza Francesa al festival de cine francés. Por ejemplo, para el lanzamiento, a pesar de las amenazas de lluvia, la gente asistió, y muchos que no conocían este espacio que ofrecemos todos los jueves a las 6:30 pm se motivaron, tanto que para el día jueves 10 de octubre tuvimos una asistencia de 30 personas que es una cifra muy interesante, y los comentarios de los cinéfilos y los que quieren entrar en el club son alentadores. Es más, el martes 15 de octubre, justo en la hora de la proyección del partido de Colombia-Paraguay, pensábamos que no íbamos a tener gente, pero, para nuestra sorpresa, pudimos hacer un foro delicioso.

¿Cómo ha evolucionado ese espacio en los últimos meses?

Bueno, la evolución ha respondido al esfuerzo que la Alianza le apuesta constantemente a este espacio, y podría afirmar que los avances han sido importantes en materia de formación de público para el cine club. Esto obedece al trabajo que el director de la Alianza Francesa, David Siegrist, como la Coordinadora de Cultura y comunicaciones, Sammy Sarabia, y yo como coordinadora, le inyectamos constantemente. Puedo decir que siempre estamos en función de motivar a nuestros cinéfilos con estrategias simple, pero efectiva para que la gente aproveche estas actividades en pro de la cultura cinematográfica.

¿Qué es lo que caracteriza el cine francés?

Creo que Francia, como cuna cultural, posee en su cinematografía ese sello, un cine culto por excelencia, además este cine posee un bagaje teórico que marca al resto del cine mundial. De las características más importantes, se puede resaltar el deseo de los directores franceses por innovar en el aspecto técnico, cámaras al hombro, formatos no profesionales, rodajes sin iluminaciones artificiales, actores naturales, etc… Y todo a bajo costo con unas historias maravillosas. Por ejemplo aquellos directores de la nueva ola que surgieron en la década de los 50 como Truffaut, Godard, Rohmer, Chabrol etc…  sirvieron de inspiración para nuevos directores que los modelos rígidos impuestos en el cine tenían opacados. El cine francés, en cierta forma, ayudó a vencer el temor y a que los realizadores pudieran contar sus historias, sin necesidad de tener grandes escenografías o estudios cinematográficos y, con esto, puedo decir que fueron el derrotero para romper con ciertos modelos impuestos al que se creía que solo podían entrar personas privilegiadas.

¿Qué le atrae personalmente del cine francés?

La calma con que cuentan sus historias, la sencillez con la que conciben un guion, sus silencios… En este mundo tan ruidoso, estos silencios son necesarios y que los franceses explotan muy bien en sus largometraje. También el riesgo que los nuevos directores asumen al mostrar sus creaciones con poco presupuesto y que generalmente les funciona, y sobre todo, el hecho que los directores franceses consideren el cine como un espacio de auto-reflexión y que en sus películas haya esas referencias personales. Eso es interesante porque ellos no tienen prejuicios y cuentan lo que quieren, y esto me parece maravilloso porque, con esa particularidad, defienden el cine de autor.

¿Cuáles son las películas francesas que más le han gustado?

Obviamente la trilogía del color, café de flore, Jules et Jim, 400 golpes, Hiroshima mon amour, El infierno, 38 testimonios, Abouna, el ilusionista, Kiriku, El ejercicio del estado, Betty, La mujer de al lado. Muchas, muchas…

¿Y sus autores o directores favoritos?

Eric Rohmer, Truffaut, Godard, Silvain Chomet, Jacques Demy, Jacques Tati, Celine Sciamma, son algunos…

¿Qué nos reserva el cine club de la Alianza Francesa para los próximos meses?

Buenas películas, foros interesantes, y la firme intención de que los realizadores locales puedan mostrar sus trabajos en el espacio que ofrecemos en el Grand café. De hecho, los planes para el mes de noviembre es llamar a los realizadores locales este pequeño espacio del cine club para que muestren sus videos, cortos, documentales, lo que tengan.

Artículos relacionados

¿Para qué vino Antonio Banderas a Colombia?
¿Para qué vino Antonio Banderas a Colombia?
Su presencia es imposible de ignorar. Con esa fama de latinlover y un recorrido...
El Premio Chip dorado: un incentivo a la creación audiovisual en el Caribe
El Premio Chip dorado: un incentivo a la creación audiovisual en el Caribe
Fiel a su misión de estimular el conocimiento del cine como fenómeno artístico y...
La huesped, otra obra de Stephenie Meyer llevada al cine
La huesped, otra obra de Stephenie Meyer llevada al cine
Es difícil enfrentarse a una nueva adaptación de la obra de Stephenie Meyer...
Cercana obsesión y el regreso cuestionado de Jennifer López
Cercana obsesión y el regreso cuestionado de Jennifer López
Jennifer López lo hace todo. Algunos la consideran genial por ese motivo. De hecho,...
El Gran pequeño: cuando la fe y el optimismo lo pueden todo
El Gran pequeño: cuando la fe y el optimismo lo pueden todo
El Gran pequeño (“Little Boy”) es el nombre del largometraje producido por el...
.::El Sombrero de Alejo - Carlos Vives::.
.::Fíjate qué bueno está - Anibal Velásquez y sus locos del Swing.::.