La meditación es, sin duda alguna, una de las mejores formas conocidas para combatir la ansiedad y el resto de dolencias derivadas del estrés de la vida diaria.

Esta técnica, que favorece la relajación y consigue que nos calmemos y nos convirtamos en personas más serenas, brinda un balance ideal entre el cuerpo y la mente favoreciendo un equilibrio completo a nivel interno, con nuestro bienestar personal, y externo, en nuestras relaciones sociales con otros seres humanos.

De este modo, a través de la meditación no sólo se aprecia una mejora más que considerable en lo que se refiere a relajación generalizada del cuerpo y la mente, sino que, además, ésta repercute de manera importante en nuestra salud general ayudándonos a combatir enfermedades comunes que pueden padecerse como la tensión o el insomnio. La meditación nos permite, además, bajar los niveles de tensión arterial, neurosis y estrés.

Antes de comenzar a realizar ejercicios de meditación, es muy importante contar con un ambiente que nos ayude a sacar el máximo provecho de este tipo de terapia. A continuación algunos consejos prácticos que te ayudarán a preparar un espacio ideal de meditación:

Espacio de calma: Es fundamental localizar una habitación que nos brinde calma. Este espacio no tiene por qué ser exclusivo para la meditación, ya que algún rincón en una sala en la que puedas estar en silencio sin distracciones puede ser también un lugar perfecto para obtener un verdadero equilibrio físico y mental.

Buscar un buen sonido ambiental: A este respecto cabe destacar que el sonido de pájaros o de agua puede contribuir a una mejora en la técnica de relajación, por lo que incluir una pequeña colección de música tranquilizante puede resultar muy buena idea a la hora de practicar la meditación. Apuesta además por hilos musicales que reproduzcan otros sonidos naturales, como el viento agitando los árboles o el sonido de las olas rompiendo suavemente en el océano.

Decoración perfecta para relajarse: Conseguir un ambiente cálido y tranquilo es posible a través de una decoración adecuada, como colores claros en las paredes, cortinas de telas vaporosas pero claras para mitigar sólo un poco la luminosidad, cojines y alfombras para realizar los ejercicios, y un pequeño altar zen sobre una mesita, donde colocaremos objetos que sean importantes para nosotros y nos hagan sentir en paz, además de otros que reproduzcan los elementos naturales, como piedras preciosas, una pequeña fuente de agua o velas blancas. En este sentido, no está de más consultar los clasificados online para acceder a un mercado de accesorios a buen precio.

Olores esenciales: Es imprescindible, para crear un espacio verdaderamente relajante, prestar atención a los olores a través de varillas de incienso, aceite de lavanda o esencia de jazmín, que tendrán un efecto sedante y beneficioso sobre el ánimo y la mente.

Como puedes ver, no hace falta demasiado para lograr tener un espacio ideal dedicado a la meditación. La calma, los sonidos y accesorios delicados y una buena selección de aromas te ayudarán a comenzar una de las rutinas más saludables que puedas iniciar en tu vida.

 

Daniela Gómez


Artículos relacionados

El dinero: lo atraes y lo alejas con los pensamientos
El dinero: lo atraes y lo alejas con los pensamientos
¿Te sientes frustrado porque consideras que no tienes suficiente dinero para pagar tus...
No todo lo que brilla en Facebook es oro
No todo lo que brilla en Facebook es oro
Muchas veces, el miedo a no gustar a los demás o a ser rechazados hace que las...
10 cosas que debes tomar en cuenta para tener un año excelente
10 cosas que debes tomar en cuenta para tener un año excelente
Al iniciar un nuevo año nos damos cuenta que algunos de los propósitos trazados el...
La música cura enfermedades
La música cura enfermedades
La música ha hecho parte de mi vida y, sin ser consciente de su efecto, la he...
El dilema de ser bueno en algo que no te gusta
El dilema de ser bueno en algo que no te gusta
Esta frase la he escuchado con mucha frecuencia en personas que no se sienten felices...
.::El Sombrero de Alejo - Carlos Vives::.
.::Fíjate qué bueno está - Anibal Velásquez y sus locos del Swing.::.