Literatura

Miguel Ángel Castilla presentó su novela El perfecto demócrata

Redacción

13/04/2012 - 05:15

 

Miguel Ángel Castilla en ValleduparCon el recuerdo de su padre asesinado, el periodista cesarense Miguel Ángel Castilla inició la presentación de su novela “El perfecto demócrata” en Valledupar. Fueron unas palabras que sirvieron para contextualizar el pasado sangriento y reciente de Colombia.

La novela publicada por la Editorial Oveja Negra recoge muchos aspectos de la política del país para retratar un universo oscuro lleno de corrupción, fraudes, coacciones y todo tipo de vicisitudes que impiden el fortalecimiento de la democracia.

“Este libro busca resarcir en parte una verdad –explicó el autor– porque como periodista fui a cubrir hechos que son lamentables, que son vergonzosos, como el que jugaron en Ariguaní”.

“El perfecto demócrata” es antes de todo una lectura que invita a la reflexión. Es como un espejo que incita a la auto-crítica. A través de ella, podemos escudriñar formas de pensamiento, actitudes y actuaciones del colectivo humano.

“¿Qué ha pasado en nuestro país?”, preguntó Miguel Ángel durante la presentación. Ese interrogante fue seguido de un breve silencio. “¿Cómo pudieron matar a gente inocente, pobre, con gran futuro?” Las preguntas que hilvana el escritor son las mismas que todos nos hacemos. Aquellas cuestiones que debemos enfrentar.

“Yo estaba en una puerta cuando un sicario pasó y acababa de matar cinco personas en un billar. Yo estaba muy niño en aquella época”, expresó el autor retratando así un pasado especialmente marcado por la sangre y la violencia.

Según el autor, los referentes que tenemos son crueles. No deben volver a repetirse. “No podemos colocarles tapetes a los asesinos”, explica indignado. “No podemos hacer esa apología a la violencia. No podemos hacerle complicidad a la corrupción”.

Así pues, esta novela se desvela como un acto comprometido y lleno de valentía. Un enfrentamiento directo con los demonios de una época irresoluta. Un pulso contra todo lo que tiende a silenciarnos: los miedos, el olvido, el abandono, el arrepentimiento, la desidia.

“El Perfecto demócrata” es un tratado de corrupción mental. Una descomposición pulcra de una época en la cual se tocan muchos tópicos como el de la Iglesia Católica o la zoofilia. “Casi todos los curas tienen hijos, no sé porque forman tanto escándalo”, comentó Miguel Ángel Castilla.

Todos estos tópicos recorren la novela mostrando una degradación del personaje. Una persona cínica que incluso tiene mujeres al lado de su esposa oficial. Realidades que corroen.

El acto culminó con una interpretación musical, una invitación a un cóctel, saludos y firmas. Pero sólo es un principio. El lanzamiento del libro seguirá su camino a varias ciudades como Chirigüaná, Rincón Hondo y Montería.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Décimas a Gustavo Gutiérrez Cabello

Décimas a Gustavo Gutiérrez Cabello

El artista Gustavo Gutiérrez Cabello es el gran homenajeado del próximo Festival vallenato 2013 y, desde que la noticia fue anunciada...

Presagio

Presagio

El hombre tomó el callejón que nace detrás del restaurante de la mona. Al final de la segunda cuadra giró a la derecha y encontr...

Incertidumbre

Incertidumbre

Empecemos por el final porque la muerte, la terca muerte, no tiene ni pies ni cabeza, no conoce antes ni después, porque sólo hay ete...

Poquita cosa, el cuento corto de Antón Chejov

Poquita cosa, el cuento corto de Antón Chejov

  Hace unos días invité a Yulia Vasilievna, la institutriz de mis hijos, a que pasara a mi despacho. Teníamos que ajustar cuentas....

El relato de un perdedor

El relato de un perdedor

Son las tres de la tarde y Beto*[1]no ha almorzado. Lleva tres horas de estar estirando el malogrado acordeón que permanece estampado ...

Lo más leído

Por el mismo camino

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

La independencia del Caribe colombiano (1810-1821)

Adelaida Sourdis Nájera | Historia

Una cultura poetizada

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Enrique del Carmen Campo Blanco: el tamborero mayor

Arnoldo Mestre Arzuaga | Música y folclor

Volver a Villanueva

Fabrina Acosta Contreras | Opinión

Duelo

Diego Niño | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube