Opinión

Editorial: Investigación y deleite con la música vallenata

Redacción

02/06/2014 - 10:50

 

El tercer Encuentro Nacional de Investigadores de la Música Vallenata, auspiciado por la Universidad Popular del Cesar, finalizó la semana pasada con un balance innegablemente positivo.

En total, desde el 29 hasta el 31 de mayo, se realizaron más de 30 conferencias y charlas relacionadas con el folclor vallenato, pero también con la literatura, la técnica musical y numerosas problemáticas históricas.

El homenaje a Isaac ”Tijito” Carrillo permitió reencontrarnos con un cantante brillante, autor de la famosa “Cañaguatera, y apreciar nuevamente esa espontaneidad que acompaña cada una de sus presentaciones.

Fue un momento para aprender, conocer nuevos enfoques, nuevas problemáticas que encara la música vallenata, pero también deleitarse con la música de cantantes destacados y honorar la memoria de personalidades variadas.

La incorporación de los concursos de piquería y canción inédita con el IV Festival del Cacique organizado en el Parque La Vallenata fue un total acierto ya que completó la investigación con una muestra clara de lo que es la música vallenata: un espectáculo visual y emocional donde reina la palabra y el sentimiento.

No faltó un solo ingrediente. Encontramos análisis precisos sobre cuestiones como la composición de Isaac Carrillo, la cultura campesina en las canciones vallenatas, el machismo, la nueva ola, el don de palabra de Diomedes Díaz o los mitos inventados sobre el mestizaje cultural.

También estuvo la nota emocional con el tributo a Julio Fontalvo y la retrospectiva sobre el recorrido de Alfredo Gutiérrez, y no podía faltar una dosis de polémica con la propuesta de Festival Vallenato ideal del abogado Jorge Nain Ruiz. Muchos de estos temas serán tratados en los próximos días en PanoramaCultural.com.co

Pero lo que queremos destacar en esta ocasión fue la invitación del cronista costeño Alberto Salcedo Ramos en una tarde previa al inicio del Encuentro. Con Alberto Salcedo, el evento ganó en amplitud y en profundidad.

Pudimos entender cuáles son las prioridades y la perspectiva de un hombre de Letras que narra la música vallenata, o que, por lo menos, habla de personalidades destacadas de la música vallenata. Alberto Salcedo nos ofreció reflexiones interesantes sobre qué debe prevalecer en los escritos: la emoción, el contexto, el mito, pero también la veracidad.

En resumidas cuentas, el temperamento del cronista y su empeño en ofrecer un relato honesto –sin caer en el maquillaje estético- es lo que debe primar a la hora de escribir.

 

PanoramaCultural.com.co


0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Desagravio para el Nando Marín

Desagravio para el Nando Marín

  Desde que se anunció que el artista vallenato Silvestre Dangond realizaría el lanzamiento de su nuevo trabajo musical en el sec...

Editorial: Infancia y Cultura, un binomio esencial para el futuro

Editorial: Infancia y Cultura, un binomio esencial para el futuro

El futuro se construye en el presente. La frase es conocida, pero es bueno detenerse y reflexionar de vez en cuando sobre las implica...

Otras patrimoniales (III): el Festival de Gastronomía

Otras patrimoniales (III): el Festival de Gastronomía

Ocurre a veces que las ocupaciones cotidianas lo distraen a uno de asuntos que dan vueltas en el neuronario como abejas en torno al pan...

Aquel soberbio león

Aquel soberbio león

Para la sociedad y en ejercicio de la política, la soberbia es el antivalor más irreverente contra la igualdad. El individuo soberb...

Bocadillos de acero

Bocadillos de acero

Terminó la primera semana de Julio, pero fue tal vez la semana menos seria del país, según los registros de prensa local regional ...

Lo más leído

Te equivocaste, Fabio

Fabrina Acosta Contreras | Opinión

Libros de cuentos para conocer África

José Luis Hernández | Literatura

La agricultura urbana en Colombia

Redacción | Medio ambiente

La varita de caña y su historia, un episodio de la vida real

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

El reloj del Tío Tomás

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Una señora Patillalera formó en el Valle una gritería

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Pa la Matecaña nos fuimos: anécdotas de juglarías (Parte I)

Alfonso Osorio Simahán | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados