Ocio y sociedad

Rafael Carrillo Lúquez, el gran filósofo cesarense

Redacción

02/09/2014 - 11:45

 

Rafael Carrillo Lúquez“Es tal vez el más alto paradigma que tenemos”. En estos términos recordó el arquitecto Rubén Darío Carrillo a Rafael Carrillo Lúquez –el filósofo nacido en Atánquez (Cesar) y precursor de la filosofía moderna en Colombia–  durante la celebración  de su natalicio.

Rafael Carrillo Lúquez sobresale en la historia cesarense y nacional por su contribución en el campo de la filosofía en Colombia y su perseverancia en la investigación. Fue un intelectual que no aceptó las restricciones del terreno ni tampoco las de su época.

Procedente de un pueblo aislado (Atánquez), Rafael Carrillo Lúquez se abre desde muy jovencito al resto del mundo. Ya en 1923, cuando apenas termina su bachiller en filosofía y letras, decide emprender el viaje a Bogotá. Lo hizo a lomo de mula y en ferrocarril, prueba de su determinación.

En la capital del país, Rafael Carrillo ingresa en la Facultad de derecho de la universidad, pero se hace conocer sobre todo gracias a uno de sus proyectos más importantes: la creación del Instituto de Filosofía en la Universidad. Una nueva institución que revoluciona el pensamiento de aquella época y renueva el concepto de la academia.

El país vive en ese contexto renovador un profundo debate en el que se cuestiona todas las bases del Estado, la formación intelectual y política de su población. Se llega incluso a cuestionar seriamente el concordato de 1887 que daba responsabilidad exclusiva a la Iglesia en términos de Educación.

“Rafael Carrillo es el intelectual más grande que ha parido el Cesar en su historia”, expresa el profesor y filósofo Simón Martínez, uno de sus más cercanos amigos en los últimos años de su vida y uno de sus principales seguidores.

El profesor Simón Martínez resalta no solamente su compromiso con la docencia (60 años dedicados a la enseñanza), sino también un gran número de tratados filosóficos, un estudio profundo sobre la filosofía del derecho como filosofía del hombre, y sobre todo, una gran labor de traducción que permite que obras fundamentales de Europa lleguen a Colombia.

“Hace 70 años, el pensamiento filosófico moderno llega a Colombia. Esta es la gran tarea de Rafael Carrillo Lúquez”, comenta Simón Martínez antes de recordar los 4 grandes pilares de sus estudios académicos: la filosofía del Derecho, la filosofía de la Ciencia, la ética y la axiología.

Alexander Rumbo, estudiante de filosofía y miembro del grupo de investigación creado en la Universidad Popular del Cesar, defiende la importancia del legado de Rafael Carrillo para las futuras generaciones de pensadores y docentes. “Nos corresponde mantener el legado fresquecito del maestro Rafael Carrillo”.

Del mismo modo, el arquitecto Rubén Darío Carrillo se mostró optimista. “Pienso que las nuevas generaciones van a valorar el pensamiento de Rafael Carrillo Lúquez. No solamente debido al nombre del edificio [de la biblioteca Rafael Carrillo] sino por el aporte al pensamiento”.

 

PanoramaCultural.com.co


0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

“Mi labor en Valledupar es dar a conocer nuevamente al Banco de la República”: Amparo Bello

“Mi labor en Valledupar es dar a conocer nuevamente al Banco de la República”: Amparo Bello

Hace seis meses la bogotana Amparo Bello Davila llegó a Valledupar para administrar la seccional del Banco de República. Ella, prof...

El concierto que recorre cinco décadas de la música pop

El concierto que recorre cinco décadas de la música pop

La música pop es un fenómeno musical que nació en Gran Bretaña y que ha animado las masas de todo el mundo desde los años 50. Pu...

Barça - Madrid, una gran pasión vallenata

Barça - Madrid, una gran pasión vallenata

Este fin de semana tuvo lugar el clásico de la liga española: el Barça-Madrid. Un partido de gran tensión e intensidad que reúne a...

Piano y literatura: testigos de una noche de luna llena

Piano y literatura: testigos de una noche de luna llena

Miércoles 1 de agosto. Una noche como las demás en la capital del Cesar si no fuera por ese astro que alumbra el firmamento con todo ...

Carlos Guevara, el conductor de la cultura

Carlos Guevara, el conductor de la cultura

Entre los años 1982 y 1986 era común ver en los pueblos del Cesar un bus cargado de libros, conducido por un señor de estatura med...

Lo más leído

Sobre la naturaleza egoísta del hombre

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Por el mismo camino

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

La independencia del Caribe colombiano (1810-1821)

Adelaida Sourdis Nájera | Historia

Macondo: perfil de Gabo

Oscar Pantoja | Literatura

Una cultura poetizada

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Enrique del Carmen Campo Blanco: el tamborero mayor

Arnoldo Mestre Arzuaga | Música y folclor

Un pueblo con dos patronos

Diógenes Armando Pino Ávila | Patrimonio

Síguenos

facebook twitter youtube