Música y folclor

Almes Granados, a punto de entregar su corona

Redacción

30/04/2012 - 12:36

 

Almes Granados En el escenario, Almes Granados se caracteriza por ser un acordeonero alto y elegante. Tranquilo en el manejo del acordeón, su digitación veloz y precisa, su voz segura y su carisma, han hecho de él el Rey de la edición 44 del Festival Vallenato.

A éste representante de la dinastía Granados –hermano de Ovidio Granados, y tío de los Reyes Hugo Carlos y Juan José Granados–, nacido en el corregimiento de Mariangola, se le conoce también como “El Negro grande del Vallenato”. Título que puede referirse a su estatura como a su experiencia musical.

En una reciente entrevista dirigida por Coco Ramos, el último Rey habló de su experiencia. Un año de viajes y representaciones que ha cambiado definitivamente su carrera. “Ser Rey es lo mejor que le pueda pasar a un acordeonero profesional –dijo Almes–: ¿Qué más pide un acordeonero que ser reconocido y escuchado cada día?”

En efecto, ser Rey implica un cambio drástico en la carrera de un músico. Su notoriedad en el Cesar y en todo el país se acrecienta. Su nombre aparece de súbito ligado a otros. Además, no hay que despreciar el aspecto material. “Uno gana mucho más –comenta Almes con una sonrisa– y se le abren muchas puertas”.

A pocas horas del veredicto del jurado, el actual Rey disfruta de su reinado. Junto con el tri-Rey de piquería, José Bornacelli, hace una muestra de los 4 aires que recrea a la perfección. Luego, se entrega a un verseo:

“Ése que toque bastante

Yo se lo hago saber

Ése que toque bastante

Ése Rey debe ser”

Sus consejos para el nuevo Rey tienen que ver con la tradición. Almes Granados respeta a los grandes aires musicales del vallenato y considera que los representantes deben seguir ese camino.

“Mi consejo es que [el nuevo Rey] toque el vallenato como sabe, con sentimiento –manifiesta Almes Granados–, y que no le ponga la nueva ola. Los grandes juglares son el mejor ejemplo”.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Puro sabor sabanero: el recorrido de Aníbal, Lisandro y Alfredo Gutiérrez

Puro sabor sabanero: el recorrido de Aníbal, Lisandro y Alfredo Gutiérrez

Aníbal Velásquez Hurtado, nació el 3 de junio de 1936 en Barranquilla. Junto con los hermanos Carlos y Robertico Román creó Los Va...

El romanticismo en la canción vallenata

El romanticismo en la canción vallenata

Las primeras andanzas de Gustavo Gutiérrez Cabello por el cancionero vallenato en los años de 1960 tienen como referencias las compos...

Richard Daza Daza y el sueño de un compositor

Richard Daza Daza y el sueño de un compositor

Su música nace mucho antes de la composición, mucho antes de que sus temas aparecieran en las discografías de los cantantes más fam...

Los 30 años de vida artística de Iván Villazón

Los 30 años de vida artística de Iván Villazón

Treinta años lleva Iván Villazón alegrando las vidas de quienes aman la música vallenata. Treinta años en los que la “voz teno...

Autenticidad vs Comercio: dilema histórico del vallenato

Autenticidad vs Comercio: dilema histórico del vallenato

Con una premiación superior a los 147 millones de pesos, el Festival de la Leyenda Vallenata es hoy por hoy un evento de indiscutible ...

Lo más leído

Te equivocaste, Fabio

Fabrina Acosta Contreras | Opinión

Libros de cuentos para conocer África

José Luis Hernández | Literatura

La agricultura urbana en Colombia

Redacción | Medio ambiente

La varita de caña y su historia, un episodio de la vida real

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

El reloj del Tío Tomás

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Una señora Patillalera formó en el Valle una gritería

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Pa la Matecaña nos fuimos: anécdotas de juglarías (Parte I)

Alfonso Osorio Simahán | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados