Patrimonio

El POT de Valledupar

Diego Andrés Miranda Guzmán

26/12/2014 - 06:40

 

Centro histórico de Valledupar

Valledupar, la capital del departamento del Cesar y del vallenato, tiene 450.000 habitantes, que por su calor y hospitalidad enamoran a cualquiera que nos visita. Tiene además muchos lugares y escenarios naturales que deleitan la vista de quien los contempla. Tiene, entre otros, un importante río que la recorre y la baña con sus aguas frías y generosas. Muchas riquezas naturales y ancestrales nos hacen sentir orgullosos de nuestra Valledupar. Y, dentro de poco, Valledupar tendrá un nuevo POT.

El POT, es el plan de ordenamiento territorial, y se trata de un documento público y jurídicamente vinculante que describe y ordena el suelo y sus usos, en el la jurisdicción del municipio de Valledupar. La ley 388 de 1997  entre otros asuntos tiene como objetivo el establecimiento de los mecanismos que permitan al municipio, en ejercicio de su autonomía, promover el ordenamiento de su territorio, el uso equitativo y racional del suelo, la preservación y defensa del patrimonio ecológico y cultural localizado en su ámbito territorial y la prevención de desastres en asentamientos de alto riesgo, así como la ejecución de acciones urbanísticas eficientes.[1]

Entre los aspectos a valorar el POT es el encargado de determinar el tipo de sector  y las limitaciones de los diferentes barrios que conforman la ciudad de Valledupar. Determina el patrimonio histórico de la ciudad y la forma en que la administración municipal debe garantizar su conservación. Debe contemplar el POT, los distintos recursos naturales y ancestrales que pertenecen a la jurisdicción del municipio y la forma que estos serán administrados o protegidos.

En virtud del artículo 24 de la ley 388 de 1997, la Corporación Autónoma Del Cesar, debe realizar un estudio de los aspectos exclusivamente ambientales, como requisito para su aprobación. La administración municipal del Señor Freddys Socarrás, alcalde de Valledupar, remitió a la corporación los documentos necesarios para dicho estudio y por esta razón, la corporación mediante el auto 0153 del 12 de diciembre de 2014, en la cual se declara el inicio del “proceso de concertación entorno a los asuntos exclusivamente ambientales de la propuesta de revisión y ajustes Plan de Ordenamiento Territorial (POT) del municipio de Valledupar – Cesar.” [2]

La corporación deberá manifestarse dentro de 10 días sí, considera que deben realizarse modificaciones con relación a aspectos técnicos, con un total de 30 días totales para emitir su concepto. Este término es perentorio para la corporación, por lo que vencido el mismo no tendrá otra oportunidad para manifestarse como autoridad ambiental del municipio de Valledupar y será el Ministerio del  Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible quien entrará a elevar sus consideraciones en subsidio. La labor encomendada a profesionales del medio ambiente adscritos a la corporación es de vital importancia para los recursos y el medio ambiente de la capital del Cesar.  De una adecuada formulación y ordenación de los recursos naturales depende su protección y utilización sostenible.

Las reservas forestales son importantes para la sociedad porque por excelencia son los mayores productores de oxígeno y captadoras de CO2. Existen en el ordenamiento jurídico ambiental colombiano reservas declaradas por el estado o las administraciones locales para beneficio de toda la sociedad. Pero existen también las reservas forestales de la sociedad civil, que se definen como la parte o el todo del área de un inmueble que conserve una muestra de un ecosistema natural y sea manejado bajo los principios de la sustentabilidad en el uso de los recursos naturales, cuyas actividades y usos se establecerán de acuerdo a reglamentación, con la participación de las organizaciones sin ánimo de lucro de carácter ambiental.[3] Son sencillamente, reservas forestales creadas por particulares comprometidos con la causa de la conservación ambiental y  que la financian con patrimonios propios.

Por esta razón quiero destacar la labor de la Reserva de la Sociedad civil PARAVER que está ubicada en el Corregimiento Los Corazones, Municipio de Valledupar con una extensión de 200 Hectáreas. A la Reserva se toma la carretera Valledupar-Patillal y se toma un tramo carreteable situado a 200 metros de la entrada hacia el corregimiento Los Corazones.    En la reserva está presente el ecosistema bosque seco tropical, ecosistemas que han sido altamente degradados y que se distribuyen actualmente a manera de parches aislados, dispersos y sin conectividad entre ellos, separados por extensos paisajes culturales fuertemente transformados por uso ganadero y agrícola. En la reserva está presente un parche de bosque secundario, el cual lleva aproximadamente unos 15-18 años de recuperación. La vegetación se desarrolla en pendientes del 60% de colinas y montañas con afloramientos rocosos con alta susceptibilidad a la erosión dadas las características climáticas.[4]

Por último, existen proyectos como la reserva forestal los Reserva Natural Los Tananeos, que se encuentra ubicada en la jurisdicción del municipio de Manaure - Cesar y que se encuentra en trámite para su declaratoria como reserva de la sociedad civil, a ellos, también quiero felicitar por esta labor que nos sirve a toda la humanidad y que fortalece nuestra conciencia ambiental. 

 

Diego Andrés Miranda Guzmán 



[1] Ver, http://www.alcaldiabogota.gov.co/sisjur/normas/Norma1.jsp?i=339

[2] http://www.corpocesar.gov.co/files/auto-0153-12-12-2014DG.pdf

[3] Ley 99 de 1993, artículo 109

[4] Ver, http://www.parquesnacionales.gov.co/PNN/portel/libreria/php/decide.php?patron=01.06110729

 

Sobre el autor

Diego Andrés Miranda

Diego Andrés Miranda

Crónica ambiental

Abogado Especialista en Derecho del Medio Ambiente, Asesor en temáticas de Cambio Climático y Desarrollo Sostenible. Aborda en sus artículos temas más actuales relacionados con el medio ambiente de Colombia y el Caribe.

@diegoAmiranda

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Valoremos lo nuestro

Valoremos lo nuestro

  Enclavado en Las Sabanas de Chingalé, en la margen derecha del Río Grande de la Magdalena, se encuentra un pequeño pueblo llam...

Tres parques arqueológicos de Colombia en la plataforma Google Street View

Tres parques arqueológicos de Colombia en la plataforma Google Street View

Los parques arqueológicos de San Agustín -reconocido por la Unesco en 1995 como Patrimonio de la Humanidad-, el Alto de los Ídolos...

El POT de Valledupar

El POT de Valledupar

Valledupar, la capital del departamento del Cesar y del vallenato, tiene 450.000 habitantes, que por su calor y hospitalidad enamoran...

Ese mestizaje llamado vallenato

Ese mestizaje llamado vallenato

  ¿Qué tienen en común los campos europeos con los desiertos africanos y las montañas de la Sierra Nevada? Lo mismo que Luís E...

La resurrección del Corpus Christi en El Paso

La resurrección del Corpus Christi en El Paso

La celebración del Día de Corpus Christi data de mediados del siglo XIII cuando la religiosa belga Juliana de Cornillon promueve la...

Lo más leído

La noche de las velitas y su significado

Redacción | Otras expresiones

El cuento literario

Rolando Sifuentes | Literatura

La Navidad en la literatura

Antonio Acevedo Linares | Literatura

El machetazo de Pistolita

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Gabo y su compromiso con las causas redentoras de los pueblos

José Eulícer Mosquera Rentería | Pensamiento

La utilización política del lenguaje

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Hablemos de gabinete

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Débora Arango, la huella de una gran artista colombiana

Marta Elena Bravo de Hermelin | Artes plásticas

Síguenos

facebook twitter youtube