Literatura

Juan Carlos Cespedes: “La poesía por sí es indefinible, gracias a Dios”

Redacción

26/01/2015 - 05:40

 

Juan Carlos Céspedes Acosta en Valledupar

La poesía no se queda quieta. Viaja de un lado a otro en busca de escenarios, encuentros y anécdotas inolvidables. Se vive en carne y hueso, para buscar la complicidad del oyente y romper con la frialdad de las redes sociales.

Quien lo entendió perfectamente es el poeta cartagenero Juan Carlos Cespedes Acosta, autor de “Contra toda evidencia, la poesía” y “Muchas historias / pocas palabras”, impulsor de un Festival de Poesía Itinerante que aterrizó este mes en Valledupar y recorre el resto de la Costa Caribe.

En esta entrevista, el poeta nos explica lo que le anima a llevar ese festival por las carreteras de Colombia y cómo vive esa gran experiencia itinerante.   

¿Cuál es la idea del Festival de Poesía Itinerante?

La idea es llevar la poesía a todos los lugares y aprovechar que es más fácil que se traslade una sola persona a que se trasladen 30-40 personas. Entonces, voy por el país llevando el festival a cada ciudad y convocando a todos los autores de esa ciudad donde yo llegue, con la ventaja de que el ser neutral permite que toda la gente de la región pueda asistir con absoluta confianza porque siempre se presentan desavenencias entre grupos y autores.

¿Cómo le surgió la idea?  

Se me ocurrió en un momento donde hacía un festival de poesía erótica en Cartagena pero que los recursos económicos eran tan magros que no me permitían poder traer a la gente que yo quisiera. Entonces se me ocurrió salir a caminar el país sabiendo que no lo voy a hacer yo, sino que donde yo llegue convoco con la complicidad de gente que voy conociendo en el camino. Acá, por ejemplo, con mi amiga Martha Navarro, le transmito la idea, se la vendo y, a través de nuestra amistad, ella me permite convocar.

Así vamos. Ésta es nuestra segunda reunión. La primera fue en Ciénaga, donde nos fue muy bien, y la tercera será en Barranquilla.

¿Cómo le acogió Valledupar y el resto de la costa?

Afortunadamente, en cada ciudad tengo –como se dice en el jergón militar- una “cabeza de puente” que me permite que sea más fácil la convocatoria. La gente de cada región conoce los escenarios.

¿Qué es la poesía?

La poesía es todo. Me acuerdo cuando Becquer le dijo a la muchacha: “Poesía…eres tú”. Y al decirle poesía eres tú nos está diciendo a todos nosotros que poesía somos todos. Y todos somos el universo. El día que la poesía se defina ese día la poesía dejará de tener sentido. La poesía por sí es indefinible, gracias a Dios.

¿Se nace poeta o se hace poeta?

Yo creo que es una vocación y como todas las vocaciones necesita ser pulida. No basta con tener la vocación. Sí es necesario el tallado, el crecimiento en el camino. Si la persona se queda rupestre, no va a ser un gran poeta. Tiene que prepararse, tiene que estudiar y leer mucho. Acuérdate cuando Borges decía que él se sentía mucho más orgulloso de los libros que había leído que los que había escrito. Eso se aplica a la poesía también. Hay que leer a los grandes poetas para saber más o menos lo que es la poesía.

¿En qué momento escribe poesía?

Esto tiene su chispazo. Algunos lo llaman inspiración. Yo no lo llamo inspiración porque eso sería esperar la luz especial que llega de quién sabe dónde. Yo más bien lo llamo como una disposición de ánimo y, con base en esa disposición de ánimo, uno se sienta a escribir lo que siente y piensa, y posteriormente, empieza a depurar y descartar.

¿La poesía es un modo de vida?      

La poesía es un modo de vida mas no de vivir. La poesía llena, satisface, genera una cantidad de satisfacciones, pero no conozco al primer poeta que viva de la poesía. La gente no compra poesía, desafortunadamente. La prueba está en que la editorial más grande de Colombia, Norma, dejó de publicar literatura y, por cierto, que nunca publicó poesía, a excepción de un poeta que publicaron más por influencia que por mérito propio, cuyo nombre me reservo para no generar polémica.

¿Un poeta o una poeta que le haya marcado especialmente?  

Yo tengo dos poetas que fueron definitivos en mi vida. Primero el gran Whitman con su “Hoja de hierba”. Ese libro me marcó para toda la vida. El otro gran maestro, que también me arrodillo ante él por su espiritualidad, es el gran Tagore. Y obviamente, los grandes poetas: Octavio Paz, León Felipe, y muchos más.  

 

PanoramaCultural.com.co 

 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

La poesia está en otra parte

La poesia está en otra parte

La poesía, como tema de la poesía, el amor y la muerte son principalmente los temas del contenido de este libro, que he titulado, ...

El puzzle de la Historia o el aroma a trópico de Jorge Eliécer Pardo (Parte 2)

El puzzle de la Historia o el aroma a trópico de Jorge Eliécer Pardo (Parte 2)

El lenguaje El manejo del castellano de la parte de Jorge Eliécer Pardo es de una gran riqueza en todos los sentidos, gramatical, v...

Cosmogonías y cosmovisiones, de Diógenes Armando Pino Ávila

Cosmogonías y cosmovisiones, de Diógenes Armando Pino Ávila

La poesía como reflejo de una percepción del mundo. Una herramienta lírica para acercarse al otro, entender el fundamento de su cult...

La crónica en la nebulosa del postconflicto

La crónica en la nebulosa del postconflicto

  Escapar de la realidad de un país, no es tan sencillo. Y la distancia no siempre ayuda en estas situaciones. Muchas veces, ella,...

El alarmante panorama de las ferias de libros en Colombia

El alarmante panorama de las ferias de libros en Colombia

Desconcertante y triste el panorama que encontramos al recorrer los departamentos del país, buscando el rastro de las letras y feria...

Lo más leído

Te equivocaste, Fabio

Fabrina Acosta Contreras | Opinión

Libros de cuentos para conocer África

José Luis Hernández | Literatura

La agricultura urbana en Colombia

Redacción | Medio ambiente

La varita de caña y su historia, un episodio de la vida real

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

El reloj del Tío Tomás

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Una señora Patillalera formó en el Valle una gritería

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Pa la Matecaña nos fuimos: anécdotas de juglarías (Parte I)

Alfonso Osorio Simahán | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados