Las autoridades desconocen el número oficial de niñas embarazadas en la vereda Las Casas, jurisdicción de Valledupar, pero reconocen que es preocupante.

Un gran número de las mujeres involucradas responden a un perfil parecido: situaciones de precariedad y niveles de estudios relativamente bajos, lo que dificulta sensiblemente las campañas de prevención.

En esta ocasión, conversamos con una joven madre de 15 años que calificó su situación como ‘difícil’ y explicó que deseaba que esto no se repitiera en otras menores.

¿Cuántos años tienes?

Tengo 15.

¿Y tú bebé cuánto tiempo tiene?

Ocho meses.

¿Y quién es el padre del niño?

Es un muchacho, es un ladrillero de acá.

¿Tú mami qué dice?

Mi mamá falleció cuando yo tenía once años. Ahora mismo estoy viviendo con mi marido. Yo vivía con mi papá pero desde que me casé ya no estoy viviendo con él.

¿Es difícil la vida de familia?

Para mí, ya no, porque me acostumbré, pero al principio era un poquito más complicado.

¿Los estudios?

Yo dejé de estudiar cuando tenía trece años. Después me puse a nivelar en el colegio de aquí pero me ha quedado pesado con el niño porque hay que atenderlo y esas cosas, y además, el colegio es pago; pero si me llegara una oportunidad tal vez estudiara.

¿Hasta qué curso quedaste?

Iba para octavo grado.

¿Y tienes hermanitos?

Somos 10 hermanos. La última soy yo. Los demás están casados. Yo me casé también porque a veces uno necesita un consejo, más que todo el consejo de la mamá y yo nunca lo tuve. De las hermanas siempre los tuve, pero no es lo mismo. Mi mamá me daba consejo pero con cariño, en cambio mis hermanas me aconsejan pegando, gritando y esas cosas.

¿De qué murió tu mami?

Mi mamá murió de un paro cardiaco. Y ni para qué decir que mi papá está pendiente de mí, porque ellos se enamoran por ahí. Mi papá apenas que mi mamá se murió se enamoró y a mí me perdió la atención.

¿Y cómo te trata el papá de tu bebé?

Ahí. Ni tan bien, ni tan mal. Regular. A veces hay problemas. Él me tiene todas mis cosas, me tiene mi cama, por ese lado no sufro ni paso trabajo.

¿Qué cosas tienes?

Tengo mi cama, mi escaparatico, mi televisor, mis sillitas, mis chismes, mis cosas. Tengo mi casita que es lo más importante, está sin agua y sin luz pero la tengo. Tampoco hemos tenido la manera de comprar un zinc y ponerlo al techo.

¿Y cuándo vivías con tu papá tenías todo eso?

Cuando vivía con mi papá no tenía nada. De vaina tenía donde dormir que era un pedacito de cama de hierro y ya. De ahí me fui con él, él desde el principio me compró mis cosas y ahora poquito me levantó mi casa. Pero me da vaina, me da cosa que otras niñas pasen por esto, no me gustaría que estén como estoy yo. Porque eso es feo. Uno sufre.

¿Cuántas niñas hay aquí en esta vereda que están embarazadas?

Uff un poco…

 

Herlency Gutiérrez

@HerlencyG 

Artículos relacionados

Yo me llamo Diomedes: el mejor homenaje al Cacique
Yo me llamo Diomedes: el mejor homenaje al Cacique
Algunas personas esparcieron esta semana una noticia equivocada. Diomedes Díaz no...
Un insólito trabajo: jardinero de cementerio
Un insólito trabajo: jardinero de cementerio
Al conocerlos comprendí que para muchos las tumbas -más allá de conservar restos- son...
Distintas formas de celebrar el año nuevo
Distintas formas de celebrar el año nuevo
Comer las uvas mientras suenan los doce campanadas, vestir ropa interior de color...
10 grandes retos culturales de Colombia que serán noticia en 2016
10 grandes retos culturales de Colombia que serán noticia en 2016
El 2016 se anuncia como un gran año cultural para Colombia, no solamente en el plano...
Regalando abrazos por el centro de Valledupar
Regalando abrazos por el centro de Valledupar
El cariño puede ser la mejor forma de levantar la autoestima y de generar confianza....
.::Muchos años después… Gabo en México::.
.::Tolú, Historia y Cultura.::.